vista

vista

Páginas

lunes, 19 de mayo de 2014

Baile en Muskilda



 En Ochagavia hay una procesión a la ermita de Muskilda el 7 y el 8 de Septiembre (el 7 a modo de ensayo con pasacalles) dónde bailan nueve bailarines, uno de ellos es Bobo, (equvalente a Juno) que posee una máscara con dos caras con las que ve futuro y pasado y lleva una especie de zurrón con todos los accesorios necesarios para realizar las danzas. (son tres danzas con palos y uno con pañuelo)  

Bobo participa de manera principal en la danza del pañuelo y en la jota. El resto de los bailarines visten pantalones blancos con puntilla estrecha hasta la rodilla y una blusa blanca de manga larga y sobre los hombros, llevan una especie de rectángulo apuntillado, de tejido blanco, sujetado al cuello con una cinta roja. Encima de la blusa, visten un chaleco cruzado de color oro llamado "etxarpa". Traspasando de un lado al otro del cuerpo llevan dos cintas largas de mantón.
En la cintura, atado en la parte delantera, tienen un gran pañuelo plegado de color blanco, y debajo de las rodillas unas campanillas. Finalmente, en la cabeza una especie de cono tapa un lado de la cabeza  "kakutxa", por la que cuelga una bola grande.

Son bailes que se han mantenido desde tiempos inmemorables de los cuales hay referencia desde 1695


-Paseo: El baile comienza con un paseo, los dantzaris (bailarines) en pareja pasan tras Bobo con las manos levantadas al son de los chasquidos de sus castañuelas. Tras el paseo, Bobo entrega los palos que usarán para los siguientes bailes. 
-Enperadorea: Baile del emperador, es un juego de palos en pareja seguido de unos movimientos para chinchar. 
-Katxutxa dantza: Los dantzaris dan vueltas girando a gran velocidad. 
-Modorro: Los dantzaris agachados, dando vueltas, golpean el suelo.
-Painolo Dantza (danza del pañuelo): Ocho dantzaris, en pareja y mirando a los presentes realizan un paseo cruzando los pañuelos que tienen atados a la cintura, el Bobo va agarrando a la primera pareja. 
-Jota: Bailada primeramente por Bobo y después por los nueve, se colocan en fila mirando al público con Bobo en el centro. 

Se trata de un espectáculo que fascinará al visitante, entusiasma por la solemnidad de su ritual, la colorista indumentaria, el vigor físico de que hacen gala los danzantes y la fuerza que adquiere su música interpretada con la riqueza armónica de la gaita navarra y el subrayado rítmico de castañuelas, tambor y golpes de palo.
Los bailarines pertenecen al Patronato Lego de la Virgen de Muskilda y comienzan a ensayar en San Agustín, el 28 de Agosto. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario