vista

vista

Páginas

sábado, 19 de julio de 2014

Fósiles en las ventanas




El mundo rural ha vivido aislado, inmerso e indefenso ante las inmensas fuerzas desatadas por la naturaleza, se han utilizado fósiles cómo amuletos, sobre todo de Equínidos (erizos de mar) del género Micraster o Echinocorys, muy abundantes en las calizas y margas del Cretácico Superior. 

A estas rocas con fósiles se las ha llamado "Calvarro" "Jangoikoen arriya" (en Euskera Piedra de Dios), "Sorgin Arria" (Piedra de Brujas), Ramaskiluak... Dependiendo de la zona. 
Se colocaban en los alféizares de las ventanas cómo forma de protección frente al rayo en algunas áreas agropecuarias tradicionales del Pirineo. 

Se pensaba que en ellas había caído un rayo y de ahí su curioso motivo, por ello eran buscadas tras las tormentas, recogidas y colocadas en casa, porque por todos es sabido que Un rayo no cae dos veces en la misma piedra. 

También a modo de protección se han puesto, sobre todo en la Aezcoa, Ramas de Avellano y Espino, no sólo en los marcos de las puertas de las casas sino en las entradas a cuadras y hórreos


No hay comentarios:

Publicar un comentario