vista

vista

Páginas

lunes, 7 de julio de 2014

La Ermita de San Miguel


La Ermita de San Miguel data del S.XIII - XIV, de base rectangular fue el templo religioso del antiguo pueblo situado en la falda del monte del mismo nombre, hasta el S XV cuando es sustituido por la Iglesia de San Pedro. Es de estilo gótico.

En aquellos tiempos se erigían ermitas y templos para “purificar” lugares sagrados del paganismo, no muy lejos en este mismo monte encontramos la cueva de Mauletxe.


Tras la guerra Civil se le coloca un tejado y el ejército la usa como caballerizas.


También tuvo una ermitaña hasta comienzos del S XX.


Estuvo bien conservada hasta los años 70, cuando al párroco del pueblo de aquellos años se le quemó la casa que había cambiado al ayuntamiento por unos terrenos. Por petición expresa de aquel cura las piedras que se utilizarían para reparar la casa debían de ser “las de las esquinas superiores de la ermita de San Miguel” así que mediante artelan (trabajo comunal) , todos los vecinos del pueblo fueron llamados a quitar las piedras angulares, lo que provocó el derrumbe de los cuatro arcos menos uno. En su frontal hasta hace poco se leía la frase "Teme a Dios, ladrón" haciendo referencia a este hecho. 

Se conservan los arranques de los potentes fajones sobre ménsulas piramidales y queda íntegro el citado arco, apuntado desde los pies, de sección cuadrada, que en este caso apoya sobre ménsulas bilobuladas. 


Tanto en el muro testero como el hastial se abren sendas ventanucas rectangulares. En el exterior todavía se mantienen fragmentos de contrafuertes y la puerta de arco ligeramente apuntado de grandes doselas, en el interior y a día de hoy, también conserva el altar constituido por una gran roca en su zona Este, el resto del templo ha sido invadido por la vegetación.



Cómo llegar: En Abaurrea Alta / Abaurregaina, tomamos la cuesta que sube junto al Ayuntamiento y al acabar la calle seguimos subiendo por un sendero hacia el monte que parte hacia la derecha, junto a unas huertas, antes de llegar a la última casa tomamos un camino entre bojes y avellanos que sale a mano izquierda, continuamos subiendo por el sendero siempre que nos sea posible hasta toparnos con alguna piedra sillar y la antigua entrada de la Ermita.



Desde aquí tendremos una hermosa panorámica de Mendizorrotz y los Pirineos

Balcón de la Ermita de San Miguel.

Paisaje a la vista.
Si deseas darte una vuelta por San Miguel este templo será tu punto de referencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario