vista

vista

Páginas

lunes, 28 de julio de 2014

La raza Burguete

La raza equina Burguete (también llamado Bretón Pirenaico) es una mejora de la Jaca Navarra que se cruzó con sementales de otras razas (Trait, Postier, Bretón, Percherón, Ardanés, Contois…)  traídos del norte para potenciar su aptitud de tracción. Con la aparición de los vehículos de motor en el sector agrario esta raza se ha especializado en la producción cárnica y es la primera raza caballar destinada a la carne de potro en Navarra.

                           

Es una raza rústica que tiende a la subhipermetría, mediolínea y de perfil recto subconcavo. 

Ejemplares armónicos, proporcionados, de buen desarrollo relativamente precoz, alcanza la plenitud a los tres años. Los potros al destete pesan unos 240 kilos.  

Alzada a cruz proporcionada a su longitud y vientre desarrollado sin ser excesivamente recogido. Abundan las capas alazana y castaña en todas sus variedades y la aparición de manchas de tipo cordón, estrella o calzados pierden puntos en su valoración racial.

                           

Cabeza piramidal y de tamaño pequeño respecto al conjunto, frente amplia y maxilares potentes, orejas medianas o pequeñas, ojos de expresión viva, ollares amplios y dilatados. Cuello de longitud media y muy musculado, tendencia a “cuello de gallo”. Pecho amplio, torax profundo, cruz amplia pero no muy pronunciada, la línea dorso-lumbar puede ser algo ensillada. Grupa ancha, larga y doble, el nacimiento de la cola es de altura media y muy poblada.

                            

Es de las razas ecuestres más extendidas en Navarra y alrededores (más de la mitad de la cabaña) y debe su nombre a la localidad de Burguete, dónde se daban lugar las más importantes ferias ganaderas de la zona. 

Se cría de manera extensiva o semi-extensiva aprovechando los pastos comunales.   

Esta catalogada cómo raza en peligro de extinción, esto es, la cabaña actual no asegura la continuidad de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario