vista

vista

Páginas

lunes, 6 de octubre de 2014

Algunos Aezkoanos ilustres del SXX

Don Antonio Aróstegui
Don Antonio Aróstegui: Nacido en Aribe, el 10 de junio de 1.843, en una humilde familia, en la vivienda del guarda de la presa-esclusa. Después de trabajar en Buenos Aires, subvencionó las obras de la antigua parroquia de su pueblo y de la actual iglesia de Garralda. Al pueblo de Garralda también donó la teja necesaria para rehacer las casas incendiadas tras la guerra de la convención. En 1.910 fundó la escuela de este pueblo y catorce años más tarde dotó de su obra a los colegios salesianos de Pamplona. 

Don Domigo Elizondo Cajén: También nacido en Aribe, el 14 de noviembre de 1848. A finales de ese siglo estableció en ese pueblo una serrería que dio trabajo a sus habitantes. Promovió la construcción de la carretera de Aézcoa y fundó "El Irati S.A", la más importante empresa maderera que hemos tenido en estos lares. Altadill dijo de él "Ha traído al país incalculables veneros de riqueza, creando diversas fuentes de actividad y progreso, creadas por su inagotable laboriosidad y privilegiado intelecto"

Placa de la calle de Chiquirrin en Garayoa

Don Francisco Chiquirrín: Natural de Garayoa, costeó la creación de la escuela de su pueblo, dónde se le dedicó una calle. 



Molino de Garayoa

Don Ciriaco Morea: También de Garayoa, a cuyas expensas se construyó el molino nuevo, con producción eléctrica para el vecindario. También costeó la carretera y los edificios del ayuntamiento y de las nuevas escuelas. Fue nombrado hijo predilecto y se le erigió un busto en la casa consistorial. 

Fachada del Ayuntamiento de Garayoa con el busto de Ciriaco

Don Francisco Anchorena: Natural de Orbaiceta, después de su estancia en América, construyó el magnífico frontón de su pueblo, con trinquete, juego de bolos e instalaciones para hacer gimnasia. 

Luciano Encaje LoreaNacido en Abaurrea Alta en 1.887, en 1.936, en plena guerra Civil, es nombrado alcalde e impide, con valerosos actos, que ningún vecino del pueblo sea arrestado, salvando del fusilamiento a más de medio centenar de personas. Su pueblo le otorgó una calle en 1.995. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario