vista

vista

Páginas

lunes, 13 de octubre de 2014

La Calera de Gurutxarri


La Calera de Gurutxarri o Gurutxarriko Kisulabe, en Aezkera, es un antiguo horno de Cal situado cerca de las ruínas casa con ese nombre. En ese emplazamiento debió estar uno de los dos cruceros de piedra desaparecidos en Abaurrea Alta (Gurutxe = Cruz, Harri = Piedra, en Euskera)

Cómo vimos, esta casa fue el objetivo principal de los maquis en su asalto a nuestro pueblo. El apellido Gurutxarri figura por primera vez en los censos de ambas Abaurreas del año 1.366 y el nombre de la casa, como tal, en el de 1.644.

Vista general de una Calera
La cal ha sido uno de los elementos imprescindibles de nuestra sociedad, la mayoría de las obras se hacían usando argamasa de Cal, las casas se blanquean con ella, también se usa y ha usado para desinfectar los establos y casas, sube el PH de los prados… siendo tan necesaria no es de extrañar que muchas casas reservaran un lugar para almacenarla.  

Para extraer la cal de la piedra caliza, esta ha de calentarse durante tiempo a temperaturas muy altas (entre 660 oC y los 900 oC) con este propósito se construían grandes hornos de diferentes tipos, excavados en la tierra o levantados sobre ella, la calera que nos ocupa es de tipo batería, esto es, ayudándose del desnivel de una ladera.

Desde la antigüedad se ha usado esta técnica de cocer la piedra.  Para construirlos, primero se preparaban grandes fajos de leña y se extraía la piedra transportándola cerca de la futura construcción. 

Rellenado del horno
Más adelante, utilizando las grandes piedras, se construía una bóveda desde dentro dejando espacio entre las piedras para que salieran las llamas y una pequeña entrada, sobre la bóveda se iba rellenando el resto del horno de piedra caliza y se cubría de cal muerta o tierra la parte superior para conservar el calor. 
El hueco bajo la bóveda, llamado “cenicero” se llenaba de madera y leña fina prendiéndosele fuego. 
Había que mantener el horno en pleno funcionamiento por un periodo de entre nueve y quince días (por este motivo se construían cercanos a las casas). Los rescoldos leña ardiendo eran removidos con sardas de madera de roble verde que medían de 4 a 6 metros de largo.

Las producciones de cada hornada podían ser de cien o ciento cincuenta toneladas de cal que una vez extraída y enfriada debía cubrirse de ramas para evitar que se mojara. Finalizado el proceso, debían limpiarse de restos de la hornada y se volvía a comenzar con el rellenado de piedra.

Los Caleros entraron en desuso en la década de los años 50 debido a la implantación del cemento como material de construcción.

Hace relativamente poco y mediante trabajo comunal, Abaurrea Alta recuperó el sendero que lleva a los restos de la Calera de la casa Gurutxarri. 

Para llegar tomaremos un pequeño camino paralelo a la carretera en la zona Oeste del pueblo y al llegar a las ruinas de la casa veremos señalizado el resto del sendero que se recorre en cinco o diez minutos. 

Al llegar a la Calera veremos un panel explicativo que nos servirá para aumentar la información sobre las Caleras y describe las labores realizadas, si queréis saber más sobre estos hornos también podéis leer esto o ver este vídeo 

Y ya que nos hemos convertido en verdaderos expertos en el uso y la fabricación de Cal, podemos aprovechar para saltar unos cuantos años de desarrollo industrial y ver la Cantera de Abaurrea Alta 

Corte transversal de un horno de Cal y sus diferentes elementos


1.- Nivel del suelo / 2.- Bóveda / 3.-Trasquiles / 4.-Encañaderas / 5.-Calzos / 6.-Repisa / 7.-Caldera / 8.-Montónde piedras pequeñas para guardar el calor / 9.-Cuño o piedra clave que cierra la bóveda / 10.- Cenicero 

No hay comentarios:

Publicar un comentario