vista

vista

Páginas

jueves, 23 de abril de 2015

Los Carlistas en Aezkoa (Parte II de VI)


El día 19 nos explica lo que ha mandado hacer al batallón número 4, en una carta a la comandancia general de Navarra firmada desde Ochagavía:

"El más principal objeto que ordené al separarme, y posterior de oficio diferentes veces al Gefe de la 1ª Brigada Don Francisco Yturralde fué el de pasar con el 4º Batallón y la Caballería a la parte de Lumbier y Sangüesa. Hasta ahora sólo sé que estaba en la de Santa Cruz de Campezo, marcha muy diferente y opuesta para mis ulteriores operaciones. 

Hoy le oficio para que, en caso de no haberlo verificado, pase luego la Caballería a otra parte y pasado mañana ocuparé sin duda Lumbier.


La Aezcoa ha entregado pasados de 300 fusiles y algunas cargas de munición, en la actualidad estoy recogiendo los mismos efectos en este Valle y en el de Roncal. Y os lo digo a Vuestra Señoría para su conocimiento y efectos consiguientes."  

Añade una carta puramente administrativa para poner en conocimiento de la Junta que ha recibido 1.400 camisas que han sido repartidas entre los soldados de los dos primeros batallones, la compañía de guía y las caballerías. 


Es decir, Zumalakarregi había dado la orden al general Iturralde de ir con el Batallón 4 a la zona de Lumbier y este había permaneciendo más tiempo del debido con dicho batallón tropas en Santa Cruz de Campezo (Alava). 


El 21 de Enero Tomas escribe desde Navascués, muy cerca de Lumbier. En la carta salen a la luz mayores malentendidos.


"El oficio de Vuestra Señoría me informa de la llegada de esa corporación y de los batallones 3º y 4º a Urroz cómo también de la Caballería por Monreal a Lumbier. 

Esta venida me hubiera sido satisfactoria si no comprendiera al 3er Batallón destinado, por mis disposiciones y órdenes a permanecer en tierra de Estella y esta falta causa daños de consecuencia a las operaciones que sin duda pronto se conocerán. 

Sírvase Vuestra Señoría ordenar de mi parte al Jefe de la 2ª Brigada que los dichos dos Batallones vengan a Lumbier en cuyo punto entrará hoy este Cuartel general. 

Con este conocimiento puede Vuestra Señoría disponer la remesa y dirección de los zapatos que me indica y demás que tenga por conveniente" 

Expresa la contrariedad que la causa la desobediencia que hacen de sus órdenes los distintos Jefes militares que, al quebrantar la disciplina, piedra básica del edificio militar, trastornan los planes superiores y con ello retardan la victoria o la ponen en peligro. 

Cuando los batallones se le reúnen y con otras fuerzas a su mando entran en Lumbier pero están poco tiempo, pues los Generales Lorenzo y Oráa con un número excesivo de soldados quieren arrebatarle la presa y cuando Zumalakarregui advierte que sus enemigos se hallaban en Nardues - Aldunate distribuye sus fuerzas en tres grupos: 

El primer grupo lo forma el 3º Batallón, que sale a media noche pasando muy cerca de las fuerzas enemigas dirección a Cirauqui, el segundo grupo lo formará el General Iturralde con los Batallones 1º y 4º y la caballería tomaron el camino hacia Sangüesa y el tercer grupo lo componen el General Zumalacarregui con las restantes fuerzas que se dirigen por Domeño, Aezkoa y Salazar al Valle del Roncal 

Cuando los generales Cristinos buscando a los Carlistas se acercaron a Lumbier se encontraron que "los pájaros habían volado

¿Conseguirían los Carlistas volver de regreso al valle de Aezkoa? Podéis seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario