vista

vista

Páginas

lunes, 25 de mayo de 2015

El Perro de Zatoya



Sabemos que el animal no era destinado a alimento ya que aparecen pocos ejemplares y no figuran en los restos de alimentos. Los huesos encontrados corresponden en ocasiones a individuos de edad avanzada y están enteros mientras que los restos de animales de consumo aparecen rotos tras el despiece rudimentario.

Los restos que aparecen en la cueva del Zatoya datan del Neolítico (5500 BP) en la primera parte excavada y del Azilense-Epipaleolítico (11000 BP) en la segunda.

La alzada a cruz de estos animales era de uno 50 – 60 cms, que corresponden a perros de tamaño medio.

En otros yacimientos de Euskal Herria dónde aparecen restos del perro se constata que acompañó primero a los cazadores y después a los pastores, dando origen a lo que hoy en día seria el Euskal Artzai Txakurra.

Además del perro aparecen restos de jabalí (sus scrofa), ciervo (cervus elaphis), cabra montés (capra pirenaica),  sarrio (rupicabra rupicabra), bovino, equino (equus caballus), oso (ursus spelaeus), zorro (vulpes vulpes), tejón (meles meles), y lince (lynx pardina).

¿Quieres saber más sobre el yacimiento arqueológico de Zatoya? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario