vista

vista

Páginas

jueves, 17 de septiembre de 2015

Ayartea

La clematis vitalva (Clematis, en griego klematis, “planta que trepa” y vitalba “de color del vino blanco”) es una planta trepadora leñosa, al menos en su base, que creciendo hacia la luz puede alcanzar doce metros de altura. Aquí, al menos a su parte leñosa que permanece como liana se la conoce como ayartea, esta tiene una corteza que se desprende a tiras y los niños de antaño la fumaban para imitar a los mayores soportando un fuerte quemazón en la garganta. 
Esta liana leñosa es fácilmente reconocible y puede llegar a medir los 10 cms de diámetro.  

Pertenece a la familia de las ranunculaceas y es originaria de Europa.

Para su crecimiento necesita aire fresco y mucha humedad, prefiriendo suelos calcáreos.  
Aunque ha conseguido adaptarse a climas tropicales es propia de las zonas templadas de Europa y resiste bien las heladas y los fríos.  

Sus hojas son compuestas con un peciolo voluble.

Sus flores son pequeñas y discretas, con cuatro sépalos de color blanco-verdoso a modo de falsos pétalos cubiertos por pequeños pelos de los cuales surgen numerosos estambres y carpetos blancos. 

Nacen en ramilletes opuestos en la axila de las hojas enfrentadas y desprenden un suave aroma para atraer a los insectos.

En castellano se la conoce como “barba de anciano” ya que cuando sus pequeños frutos en forma de nuez maduran todo el ramillete se vuelve plumoso y blanquecino, también se la conoce como alegría de los viajeros porque abunda en los caminos.
Durante los siglos XVII y XVIII se preparaba un remedio con su savia (irritante para la piel) para las ampollas y se utilizaba para tratar las heridas del ganado, años más tarde, fue una planta que emplearon los mendigos para simular tumoraciones y despertar la piedad de los viandantes por lo que los franceses la llamaron herbe-aux-geus, hierba de los mendigos.
Los indígenas la empleaban mediante infusiones para tratar la sarna y los eccemas, por vía externa ha sido utilizada para tratar las úlceras en las piernas pero por ser tóxica ha caído en desuso. Contiene protoanemonina, Saponósidos derivados del ácido oleanólico y de la hederagenina, clementina, clemetilol, caulosopanina, fitosterol, estigmasterina y otros ácidos y alcoholes.
Puede producir dermatitis al contacto y si se ingiere puede provocar lesión renal o parálisis respiratoria.
En homeopatía se emplea para combatir inflamaciones de pie y trastornos del sistema linfático y del sistema genital masculino.   
Es la tercera planta que Edward Bach utilizó como medicinal en sus terapias florales y se le recomienda a personas soñolientas y desapegadas a la vida, se prepara con el método solar colocando las flores frescas en agua.
Si quieres ponerla en tu jardín puedes obtener la planta por acodo o esquejes e instalarla en otoño, recuerda regalarla regularmente de manera que el sustrato esté siempre húmedo en un lugar soleado pero protegiéndola de la luz directa. 

En jardinería ornamental se usa mucho como trepadora y para cubrir espacios ya que tiene una implantación y crecimiento rápido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario