vista

vista

Páginas

sábado, 10 de octubre de 2015

Los Carlistas en la Aezkoa (Parte VI de VI)

Hace 8 meses publiqué una entrada en la sección de curiosidades, caía una nevada de impresión sobre el pirineo navarro, los internautas del valle, de Burguete, de Valcarlos, del valle de Arce desaparecían durante días y cuando se conectaban colgaban fotos de la nevada y explicaban que habían estado dos días, tres días, cuatro días... sin luz. 

La nieve no sólo cubría el pirineo, cubría también mis redes sociales. 

La nieve merecía una entrada al blog pero en ved de escribir de autobombo colgando esas fotos de nieve y más nieve comunes en periódicos y televisión saqué un libro que tenía señalado por una página para empezar una entrada. 


Me pareció consolador para nuestros pueblos que un militar del nivel del general carlista, mendizale guerrillero, se hubiese quedado una semana en nuestro pueblo atrapado por la nieve. 

Así empezaron estas 7 entradas sobre Los Carlistas en la Aezkoa que acaban hoy. 

Como atractivo turístico, varias provincias tienen, conservan y explotan unas rutas carlistas así que descubrir del puño y letra la serie de cartas aquí transcritas por el mismísimo Zuma desde su primera incursión desde Espinal-toma de Burguete es una manera fiel y acertada de acercarnos a la historia que hay detrás de los clásicos libros de texto. Las cartas están recogidas en el libro "El hogar, la espada y la pluma del General Zumalacarregui" de Marcelo Nuñez de Cepeda.  

En alguna de las entradas seguramente haya cambiado una g por una j, las reglas ortográficas han cambiado y esas cosas salen solas, alguna palabra acortada también ha sido escrita del todo. Pensé que aunque sean documentos antiguos no hay razón por el que no resulten amenos. 


Aquí el texto sobre la capitulación de la fábrica de armas. 




Artículo 1.- La tropa existente en la fábrica dejará las armas, conservando los equipajes y los señores Oficiales y Jefes conservarán equipajes y armas. 

Artículo 2.- Quedan inclusos en el artículo anterior todos los operarios y dependientes de la fábrica para conservar sus equipajes. 

Artículo 3.- A todos los señores y jefes y oficiales y demás individuos de tropa y dependientes de la fábrica que quisieren salir de ella se les facilitará pasaportes para donde se pidan. 

Artículo 4.- Todos los operarios podrán quedarse continuando sus trabajos y se quedarán también los Oficiales del ramo de cuenta y razón, que voluntariamente quieran para seguir la del establecimiento. 

Artículo 5.- Serán entregados a un Comisionado que se nombrará, de las tropas del ejército de D. Carlos, las armas, cartuchería de fusil y granadas de mano cargadas que existan en la fábrica, entregando el correspondiente recibo. 

Artículo 6.- Todos los caudales que existan en la fábrica o las que puedan recibirse, tanto pertenecientes al material como al personal serán inviolables. 

Artículo 7.- Todos los señores Jefes y Oficiales, tanto de tropa, como del tramo político de Artillería que tengan que salir de la fábrica lo podrán hacer en los días 28 y 29 del presente mes y la tropa, como más movible, en todo el día 28. 

Artículo 8.- Un individuo que existe en la fábrica, pasado el ejército de D. Carlos, queda incluso en los artículos que hablan de la guarnición. 

Artículo 9.- Si algún artículo admitiese duda o interpretación será concebido a favor de la guarnición. 

Real Fábrica de Armas de Orbaizeta, a 27 de enero de 1834. -Miguel Gómez - Esteban Díaz Aguado - Juan Antonio Zaratiegui - Matías Parayuelo - El comandante general Tomás Zumalacarregui. 

Después de esto, cuando la tormenta de nieve le permite salir de Abaurrea Alta, escribe el día 10 de Enero desde Navascués, pero claro, esa ya será otra historia y el general no volverá a pisar jamás tierras aezkoanas. 

Si os interesan los detalles de la capitulación no dudéis en leer lo que cuenta de la fábrica de Orbaizeta el diccionario geográfico estadístico de Pascual Madoz, escrito una década después

No hay comentarios:

Publicar un comentario