vista

vista

Páginas

jueves, 26 de noviembre de 2015

La Iglesia de San Salvador, Villanueva de Aezkoa

Fotografía de Ernesto López Espelta
La Iglesia San Salvador de Villanueva de Aezkoa es una construcción gótica de mediados del S XIV que se amplió con una capilla de estilo barroco anterior a 1630.

Su planta es una nave única de dos tramos cuadrangulares y un tercero que actúa como cabecera, junto a esta, una capilla gótica en el lado del Evangelio a la que se le añadió la capilla barroca.


A los pies de la nave tenemos el coro, con sillería gótica del S.XVI cubierto, al igual que la capilla gótica, por una bóveda sexpartita, los otros tramos y la capilla barroca se cubren con bóvedas de crucería.

En el exterior tenemos muros de sillar restaurado, la puerta principal inscrita entre dos contrafuertes rematados por una hilera decorada con cinco pequeñas cabezas. La puerta, formada por tres arquivoltas apuntadas sobre capiteles decorados con motivos vegetales de estilo gótico sobre las cabezas.

La torre, dónde vimos que vivía el terrible Arrepagorri de Hiriberri, se levanta a los pies sobre el tramo del coro.

En el interior, el presbiterio está presidido por un retablo mayor de principios del S.XVII dedicado al Salvador y a la Asunción con multitud de motivos ornamentales y traza armónica, obra de Juan de Gasteluzar y Ambrosio de Bengoetxea. Mientras que la talla de la Asunción y los relieves son de gran calidad el resto de esculturas pueden ser consideradas obras de taller. La policromía está muy cuidada y es de estilo contrarreformista de hacia 1670.  

En el lado del evangelio vemos dos retablos, uno renacentista policromado del segundo tercio del SXVI de la Inmaculada Concepción y otro barroco, de la primera mitad del S.XVII de San Francisco Javier.

En el sotocoro, en un nicho, vemos la imagen gótica del SXIV de Cristo Crucificado muerto. 




En el lado de la Epístola hay un retablo barroco dedicado a la Virgen del Rosario de 1630.

No hay comentarios:

Publicar un comentario