vista

vista

Páginas

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Aribe según el Madoz

Volvemos a abrir el diccionario geográfico, histórico y estadístico de Pascual Madoz, publicado en 1845, en esta ocasión vemos lo que nos cuenta sobre la Villa de Aribe, puedes consultar lo que dice de otros pueblos aquí.



Lugar con Ayuntamiento del valle de Aezcoa en la provincia, audiencia territorial y capitanía general de Navarra, partido judicial de Aoiz (a 5 leguas) Merindad de Sanguesa (a 9) , diócesis de Pamplona (a 7), arziprestazgo de Ibargoiti, situado a la izquierda del río Irati, en una hondonada circuida de montañas con libre ventilación y clima destemplado pero saludable, siendo las enfermedades más comunes algunos catarros y reumas. 

Tiene 15 casas, la del ayuntamiento, dónde se halla la cárcel pública, 1 taberna, 1 iglesia parroquial dedicada a la Purísima Concepción, servida por un cura párroco llamado Abad y un sacristán, y una ermita titulada San Joaquín, construída en una áspera cuesta distante a 1/8 de hora del pueblo. 

Confina el término por el norte con los de Orbara, Aria y Orbaiceta (3/4 leguas, poco más o menos) por Este con Villanueva (1/2) por el sur con Garayoa (1/4) y por el oeste con el de Garralda (1/2).

Le atraviesa de Noroeste a Sureste el mencionado río Irati cuyas exquisitas aguas aprovechan los vecinos para su consumo doméstico, para mover un molino harinero y riego de los pocos trozos de tierra que permite la excesiva desigualdad del suelo. 

Brotan en varios puntos algunas fuentes de buena calidad, pero la más notable es la que existe a una milla de la población y en la margen izquierda del río, sus aguas son medicinales y aunque se ignoran sus propiedades fisico-quimicas porque nadie ha procurado analizarlas, producen maravillosos efectos en algunas enfermedades, con particularidad en las cutáneas, obstrucciones y cálculos, así es que concurren muchos enfermos, tanto de Navarra como de Aragón y fronteras de Francia por el singular alivio que experimentan haciendo uso de dichas aguas, bebidas unos y otros en baño, mucha mayor sería la concurrencia si hubiese un establecimiento capáz o a lo menos ofreciesen alguna comodidad las miserables casas del pueblo.




El terreno es áspero, peñascoso y bastante estéril. abraza 680 robadas, de las cuales hay en cultivo 164 propias de particulares, y aún podrían laborearse otras 266 de las 516 que corresponden al común del pueblo. Las cultivadas producen 3 por 1 de sembradura, los bosques se extienden a 250 robadas, incluso dos montes poblados de robles y hayas, que anteriormente rendían hermosas maderas de construcción civil y náutica. 

Los caminos conducen a Orbara y Orbaiceta, otro a Aria en mal estado, otro a Garralda y el que dirige a los pueblos de Villanueva y Garayoa. Tiene un puente de piedra para cruzar el espresado río Irati

La correspondencia se recibe de Pamplona por un balijero común a todo el valle, llega y sale dos veces por semana. 

Producción; se producen toda clase de cereales, legumbres y hortaliza en corta calidad. Cría de ganado vacuno, caballar, de cerda, lanar y cabrio. Hay caza de liebres, perdices, palomas, ardillas y jabalíes, con otros animales dañinos y pesca abundante de esquisitas truchas y bastante de anguilas. 

Comercio: venta de ganados, con cuyo importe adquieren los habitantes los géneros de comer y vestir que necesitan. 

La población es de 16 vecinos. 82 almas. La contibución junto al valle. 

Ha sufrido este lugar dos incendios en el periodo de 43 años, el primero en 1794 por las tropas de la república francesa y el segundo en 1837 por los partidarios de D. Carlos. Sus moradores igualmente que los demás del valle son nobles por privilegio de varios reyes. 

.....

Notas:

Las aguas medicinales a las que hace referencia son las que más tarde aprovecharía para sus servicios el Balneario

Como vimos, la iglesia a la que hace referencia está hoy desaparecida pero se mantiene la advocación de la nueva parroquia



No hay comentarios:

Publicar un comentario