vista

vista

Páginas

lunes, 4 de enero de 2016

El Rey de la Faba


A finales del SXIV se popularizó en la corte del Reino de Navarra la costumbre de invitar a palacio, el día 6 de Enero a una serie de niños de familias humildes y darles un trozo de un gran pastel (lo que en la actualidad sería un roscón de reyes). A quien le tocara en su trozo un haba era proclamado el Rey de la Faba y recibía lujosos vestidos y demás regalos. 

Esta tradición del Rey de la Faba perduró en Navarra hasta hace relativamente poco introduciéndose en los hogares, dónde entre cada familia se escogía (bien por medio del haba del roscón o mediante la baraja de cartas) a un rey, que era proclamado a gritos desde balcones y terrazas entre un alboroto de cencerros.  

Muchos artistas han representado la fiesta. (Gabriel Metsu ,Jacob Cordaens y David Teniers arriba

Los regalos de Navidad son una larga tradición; en la edad media los pecheros, vasallos y arrendatarios pagaban por estas fechas a sus señores los alquileres de campos, tierras o casas. Bien en dinero bien en especies.  Cada transacción mercantil de cierta importancia se sellaba con una comida cuyo coste era incluido en el contrato. En los documentos Navarros y Aragoneses se la conoce como aliala, aliara, haliala, alifala, alifara… Los pagos tenían cierta solemnidad y finalizaban con esta comida en la que el señor invitaba a sus vasallos.

Estos días también se correspondían con donativos a conventos y hospitales por parte de Reyes y Señores, limosnas más o menos cuantiosas que servían para satisfacer las necesidades de los más pobres.

Los niños de las familias acomodadas también recibían regalos, en 1433 el príncipe de Viana, a la edad de 12 años, recibió un curioso juguete; un gran dragón articulado de vistosos colores construido en madera de haya, con telas y papel formando las alas. El dragón fue realizado en Tudela por pintor Gabriel y seguro que hoy también gustaría a cualquier niño.


Mientras que los obsequios entre la nobleza comprendían ropajes juguetes extraordinarios, caballos, armas, valijas o joyas, los de la mayor parte de la población eran bastante más modestos y consistían en dulces y productos del campo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario