vista

vista

Páginas

sábado, 16 de abril de 2016

Truchas con salsa de almendras

¡Hola! 
Como vimos anteriormente, la manera clásica de preparar las truchas por estos lares es acompañarlas de jamón, hoy os proponemos otra receta para este pescado: acompañarlo con una salsa de almendras, que potencia su sabor y nos aportará todos los beneficios nutricionales de estos frutos secos. Las cantidades están pensadas para dos o tres comensales. 


Ingredientes

-Dos truchas grandes y frescas
-Dos dientes de ajo
-Una copa de vino blanco
-Zumo de medio limón
-Un poco de harina
-Pimienta y sal
-Aceite de oliva virgen
-125 gramos de almendras crudas


Foto tomada de "La cocina de Viar" 
Limpiaremos las truchas retirándoles las tripas y la cabeza y las abriremos por la mitad quitándoles la espina central, si no eres muy mañoso puedes pedírselas ya limpias al pescatero. 
Las lavamos bien y las secamos con un papel absorbente para salpimentarlas luego. 

Las enharinaremos bien, de modo que la harina penetre bien y de manera uniforme. En una sartén pondremos aceite de oliva y lo calentamos. Cuando el aceite esté bien caliente ponemos las truchas para dorarlas por ambos lados, ¡ojo! esto no es para cocinarlas del todo si no para que la capa externa quede bien crujiente gracias a la harina. 

Precalentamos el horno a 180º y escurrimos el aceite sobrante del pescado y lo colocamos sobre una fuente que meteremos en el horno, unos cinco minutos. 

Mientras, en la sartén donde hemos frito las truchas doramos a fuego medio los ajos, pelados y cortados en láminas. Cuando empiecen a dorar echaremos una cucharada de harina y moveremos durante un par de minutos, sin dejar de mover, agregaremos la copa de vino blanco y el zumo de limón. Dejaremos la mezcla hasta que hierva para bajar el fuego después y añadirle las almendras picadas. Cocinaremos todo un par de minutos más y pasaremos la mezcla por la batidora o el pasapurés. ¡Ya tenemos la salsa hecha!.

Sacaremos las truchas del horno y las cubriremos con la salsa de almendras. 
¡Ya tenemos listo el plato! 

Si lo deseas, cuando metas las truchas en el horno puedes añadirles unos taquitos de jamón serrano o acompañarlas de patatas cocidas.

Las truchas son muy ricas en ácidos grasos omega 3, que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, reduciendo el colesterol LDL y aumentando el HDL. Es un pescado semigraso (muy bajo en grasas comparándolo con pescados azules), 100 gramos de trucha sólo tienen 3 gramos de grasa y menos de 90 calorías. Contiene proteínas de alta calidad que aportan todos los aminoácidos esenciales, también tiene vitamina A, B2 y B3, hierro, magnesio, potasio, fósforo y zinc.
Por su lado, las almendras tienen un perfil nutricional muy atractivo: Fibra, proteínas, Vitamina E, Manganeso y Magnesio.  

¡Ya veis que receta tan saludable! ¡Buen provecho! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario