vista

vista

Páginas

lunes, 30 de mayo de 2016

Homenajes a Domingo Elizondo en Aoiz y Sangüesa (año 1911)

¡Hola! Hoy os traigo un par de notas de prensa que relatan sendos homenajes que recibió nuestro vecino de Aribe, Domingo Elizondo, en los pueblos de Aoiz y Sangüesa.

Como ya vimos, Domingo fue un hombre que produjo en el valle Aezkoa un importante desarrollo económico e industrial con su ambicioso proyecto “El Irati S.A”, que comprendía aserradero, central eléctrica, línea de ferrocarril, el embalse de Irabia… Desconozco si en aquellos años, a comienzos del S.XX sería más difícil el emprendizaje empresarial pero queda claro que estaba mejor reconocido y valorado que ahora.

Muestra de ello tenemos los dos homenajes que se le hicieron, primero en Aoiz y días después en Sangüesa, que bien merecieron sus crónicas en prensa.

Veamos lo que nos cuenta el periódico “El  Eco de Navarra” el 18 de 
Abril de 1911:


“Homenaje a D. Domingo Elizondo 

Es absolutamente imposible dar cuenta de todo cuanto ocurrió ayer en Aoiz. Nos lo impide la falta de espacio. Muy a la ligera por consiguiente, daremos al público algunas notas.

A las diez de la mañana bendijo el señor Obispo de la diócesis un automotor, en el paseo de Sarasate, frente a la estación y casa social de El Irati, y en presencia de todas las autoridades y de mucho público. Después el señor Obispo pronunció breves frases elocuentes diciendo que la Iglesia, como depositaria de la verdad, bendice siempre la Ciencia y el Progreso y desea que la Ciencia y el Progreso se encaminen hacia el bien, hacia la virtud.

A las diez y media salieron para Aoiz en dos coches todas las autoridades provinciales y el alcalde de Pamplona, ingenieros y consejeros de El Irati y representantes de todos los periódicos locales.



En una hora llegamos al Aserradero, donde se detuvo la expedición.

Las autoridades guíadas por el incansable Don Domingo Elizondo é ingenieros de la sociedad y administrador de la fábrica señor Gandiaga visitaron todos aquellos lugares que ya conocen nuestros lectores porque de ellos hemos hablado extensamente durante varios días.

Y después que todo aquello fue visto, la expedición siguió a Aoiz.
Si tuviéramos espacio, aún podríamos intentar una descripción de lo que vimos, pero no lo tenemos, y con gran sentimiento nos vemos obligados á hablar, como vulgarmente se dice, muy a la ligera.

A la entrada de la villa estaba la mitad del pueblo, porque la otra mitad estaba en balcones y terrazas. En cuanto llegó el automotor se dispararon cohetes, y la gente prorrumpió en vivas a don Domingo Elizondo.

La comitiva siguió a pie hasta la Casa Ayuntamiento. Fue aquel camino un camino de triunfo. En terrazas y balcones muchas señoras y señoritas, a lo largo de la calle hombres y mujeres, todos vitoreaban al bienhechor de Aoiz que humilde, con aquella humildad de los hombres buenos, recibía el homenaje de un pueblo agradecido y entusiasta, llena el alma de emoción.

El espectáculo era realmente bellísimo.

En la mañana luminosa y riente estallaba en mil sones el entusiasmo de los agoiscos que han puesto en esta magna obra del señor Elizondo un enorme caudal de buena voluntad y de trabajo eficaz.

Pasó el festejado bajo los arcos de follaje en los cuales estaba escrito su nombre al modo que lo están, en los mármoles, los nombres de los grandes triunfadores.

La calle por la cual caminó el señor Elizondo rodeado de todas las representaciones de la autoridad, tenía su nombre.

En el bello comedor estaba su retrato rodeado de guirnaldas y flores.

Todas las bocas pronunciaban su nombre con veneración y con respecto. Todo era en aquella mañana luminosa y primaveral, para don Domingo Elizondo.
Y bien ganó tan alto y universal homenaje quien dió, como él, tan alta prueba de laboriosidad, generosidad y amor a su país.

En la amplia escuela, bellamente adornada, se sirvió el banquete, que fue suculento.
Sirvieron las mesas bellísimas señoritas de Aoiz, que de este modo sugestivo y amable, rindieron también tributo a don Domingo Elizondo.

A la hora del champagne hubo muchos brindis.

Brindó muy elocuentemente el alcalde de Aoiz don Joaquin Aldaz, ofreciendo aquel homenaje de la villa al señor Elizondo. Brindaron muy elocuentemente también todas las autoridades y nuestro compañero Sr. Arvizu y Aguado, y todos ofrecieron su tributo de admiración y de simpatía al señor Elizondo en términos muy elocuentes y justos que acertaron perfectamente a interpretar los sentimientos de todos.

El señor Huici dedicó en su brindis un recuerdo y un saludo, y frases de gratitud a los acaudalados, señores Morea, Aranguren, Anchorena, Urquijo, Goya é Imaz, que pusieron su dinero al servicio de esta empresa, permitiendo con ello la realización del empeño de su amigo don Domingo Elizondo.

Y aquellos hombres honrados, ricos y trabajadores recibieron el homenaje de todos en una salva de aplausos.

Por último habló don Domingo Elizondo, emocionadísimo, y dio las gracias a todos, afirmando que a la ayuda de todos, de Aoiz, de Pamplona, de las autoridades, de la prensa, se debía la realización de esta obra.

El señor Elizondo fue ovacionado y vitoreado con sincero cariño.

Los ramos de la mesa a petición del señor gobernador, fueron enviados a las distinguidas y bellas hijas de don Domingo Elizondo, a cuyos pies fue el homenaje de todos entre aquellas flores que llevaban el encargo de contarlas lo que habían visto y oído, todo hecho y dicho en honor de su insigne padre.

Se leyeron un telegrama entusiasta del Casino Easosense de San Sebastián adhiriéndose con entusiasmo al homenaje, y una carta, muy expresiva y cariñosa, del diputado del distrito señor Zulueta.

La banda de Constitución permaneció todo el día en Aoiz.

Las autoridades fueron luego a Sangüesa y el regreso se hizo, sin novedad alguna, a las siete y media de la tarde.

La villa de Aoiz realizó ayer un acto de justicia y los directores de la fiesta acertaron de tal manera, que es muy difícil reunir mayor seriedad, más bella alegría y más intenso entusiasmo dentro de una fiesta popular como la de ayer.

El alcalde de Aoiz, D. Joaquin Aldaz y sus colaboradores merecen un aplauso entusiasta.
Los pobres y los desventurados presos participaron también de la fiesta.
Hablar de atenciones, obsequios y amabilidades es excusado. Aoiz fue ayer la villa justa y hospitalaria de siempre.



-Y ahora, vamos lo que se escribe en el mismo periódico, el "Eco de Navarra" el 2 de Mayo de 1911. –

“Homaneje de Sangüesa a don DomingoElizondo

La ciudad de Sangüesa rindió anteayer su homenaje a don Domingo Elizondo y a la empresa explotadora del ferrocarril El Irati.

Nuestro implacable tirano –el exceso de original- nos impide dar a esta reseña las proporciones adecuadas a la importancia del acto que se celebró anteayer en la histórica ciudad.

A las diez y cuarto de la mañana salieron de Pamplona en tren especial todas las autoridades provinciales en compañía de don Domingo Elizondo, de los ingenieros y de algunos consejeros de El Irati. En el mismo tren hicimos el viaje los representantes de los cinco diarios locales, amablemente invitados por el señor alcalde de Sangüesa don Javier Indurain en nombre de aquel ayuntamiento. El viaje fue rápido y feliz.

En algunas estaciones del tránsito, a pesar de la lluvia, había mucho público que vitoreaba a las autoridades y al señor Elizondo.

En Sangüesa esperaban las autoridades presididas por el joven alcalde de aquella ciudad, el clero y una representación numerosa del pueblo que llenaba completamente el andén y que estaba desparramada por los alrededores de la vía.

Llovía abundantemente.



Al llegar el tren se dispararon cohetes y tocó la banda y la gente prorrumpió en vítores entusiastas.
La comitiva siguió por la calle Mayor, cuyas casas tenían los balcones adornados con colgaduras. Todo eran vítores, cohetes, música, animación y entusiasmo bajo la lluvia tenáz.

La entrada del puente estaba adornada con follaje y entre guirnaldas verdes había un cartel con un saludo de la ciudad a sus ilustres huéspedes. Los círculos políticos y de recreo tenían también adornadas sus fachadas y sus balcones cubiertos con colgaduras.

La comitiva entró en la casa municipal en cuyo salón amplio y magnífico estaban dispuestas las mesas para el banquete. Encima de la puerta de entrada había un cartel adornado con follaje en el cual había un saludo para don Lorenzo Oroz, que fue hasta ayer diputado de aquel distrito.

El adorno interior de la vieja y hermosa escalinata nos pareció por lo adecuado uno de los más grandes aciertos de los organizadores de la fiesta.

Había tres mesas colocadas en U.

En la cabecera tomaron asiento las autoridades provinciales y en las otras los demás invitados, en número de 96. La comida, bien servida por el señor Quintana, tuvo el siguiente menú:

Entremeses. – Paella valenciana. – Fritos variados. –Solomillo a la jardinera. – Salmón en salsa de mayonesa. – Jamón en dulce con huevo hilado. – Capones de Bayona. – Postres: Helados, frutas y quesos. Vinos: Rioja y Champagne.

A la hora conveniente el joven alcalde de Sangüesa señor Induráin ofreció el banquete en nombre de la ciudad al señor Elizondo.

Luego brindaron elocuentemente el señor Gobernador, el general Cirujeda, el Presidente de la Audiencia, el Alcalde de Aoiz, el Presidente de la Diputación don Manuel Larraya, el señor Obispo y el señor Exhave-Sustaeta por la prensa, por este mismo orden.

Todos expresaron en términos elocuentes y justos el sentimiento unánime de admiración hacia don Domingo Elizondo y sus colaboradores.

Y al final se levantó don Domingo Elizondo.

Con la soberana elocuencia de la sinceridad y todo él en la emoción de gratitud dio las gracias por el homenaje.
Durante la comida la banda de Sangüesa interpretó muy variadas composiciones.

Cuando acabó el banquete, don Domingo Elizondo recorrió la ciudad recibiendo en todas partes demostraciones de respeto y simpatía.


Seguía lloviendo y aquella lluvia puso a dura prueba la hospitalidad de los sangüesinos. Los forasteros nos vimos envueltos en agasajos.
La casa de los señores de Jabala fue nuestro refugio amable y encantador. Yo hablo de esta amable casa porque en ella fui recogido.
Allí pasaron la tarde las distinguidas señorías de Elizondo y de Ansó de Aoiz, con la señora de don Faustino Lizasoain, señoritas de Sangüesa y forasteras, el general Cirujeda, el coronel de ingenieros señor Los Arcos, señores de Huici, Lizasoain, Lizarraga, Aldaz y otros muchos.
La bondad de los señores de Jabala y los encantos de su gentil y bella hija Javierita nos hicieron pasar una tarde deliciosa en aquel huerto florido. Muchas gracias a los señores de Jabala.

Y vosotras, encantadoras señoritas, tened por cosa segura que no me olvidaré jamás de nuestra buena amiga doña Polla. Durante toda la tarde estuvo Sangüesa como en día de romería. Por todas partes había música, cohetes y alegría. ¡Yo no sé qué hubiera sido aquello sino hubiera estado diluviando!.

Las autoridades regresaron a las seis de la tarde, siendo despedidas con simpatía.

Por la noche se organizó un animadísimo baile en el salón del Ayuntamiento donde se había celebrado la comida.
Recordando aquel baile animadísimo no se me ocurre otro comentario que este; ciertamente, que las sangüesinas son muy bellas y elegantes.

El baile duró hasta media noche.


Sangüesa puede estar satisfecha de haber acertado completamente, de haber ofrecido una fiesta hermosa en conjunto y en detalles. Reciba aquella ciudad nuestro aplauso. 
. . . .

domingo, 29 de mayo de 2016

Abaurrea Alta en Instagram 4


¡Hola! hoy ha sido un día ajetreado; entre el paso ciclista de la Vuelta a Navarra por el pueblo, la tormenta, el fútbol... casi no saco tiempo para dejaros esta nueva selección de fotos tomadas usando la aplicación para móviles de Instagram. Con la llegada de la primavera esto se pone plagado de flores y merece la pena darse una vuelta por aquí para disfrutar de estas cosas:



El pueblo de Abaurrea Alta (Abaurregaina) se ve con este precioso marco desde La Calera de Gurutxarri. Se trata de un sitio con mucha historia, ya que para llegar a ella pasaremos por las ruínas de esa casa, que en su día sirvió como cuartel y en dónde tuvo lugar el tiroteo de los maquis. 


Este es el primer arcoiris que veo justo antes de que se ponga a llover, siempre los había visto aparecer tras la lluvia. 


Paseando por los caminos para fotografiar enclaves para la segunda parte de la Guía de Campos de Abaurregaina me topé con estos cardos que pedían a gritos su foto de Instagram. ¡Menudo contraste de texturas y formas! la hojarasca del bosque, la pradera uniforme y el cielo de ensueño y los pinchos de la planta. ¡Me encanta fotografiar cardos! 



Cuando hice estas fotos estábamos en esos diez o veinte días en los que se empiezan a ver yemas en los árboles que anuncian el "despertar de la naturaleza". Las primeras flores que salieron fueron las de el endrino, que se adelantó, incluso, al cerezo. Los endrinos florecen cada dos años; los que hemos visto con flores esta primavera son los que en otoño nos darán las endrinas con las que haremos patxarán.


Este arbolillo sin identificar también fue de los primeros. Al sacar la foto y verla después pensé en lo difícil que resulta no enamorarse de Abaurrea Alta. A veces duelen los ojos de lo bonito que es todo. Hay ciudades turísticas con arquitectura preciosa, fuentes magníficas, jardines muy cuidados, adoquines decorados, estatuas y monumentos que sobrecogen... pero seamos francos, no tenemos nada que envidiarles. 



En estos días el sol hace cada vez más acto de presencia y cualquier rincón puede darnos un espectáculo de luces y sombras la mar de artístico. Personalmente, me encanta el soportal de nuestra iglesia con todos esos arcos, además, como la salida hacia el jardín de estelas es otro arco de medio punto la perspectiva da mucho juego.


Ya os conté en otra ocasión que me gustan las plantas que salen del asfalto en el suelo, también me gustan las que crecen en las juntas de las piedras. Esta no sé aún cómo se llama, crece en varios roquedos y paredes... investigaré sobre ella y le dedicaré su entrada. 


¡Otra planta que sale de las piedras! y esta sí que me la sé, es una "siempreviva de los tejados" es una maravilla como se agarra a cualquier sitio (de hecho, la que veis en la foto la rescaté del suelo, habían limpiado un muro y me dio pena dejarlas ahí. Me lleve dos o tres y ¡ya veis como están!)



Estas flores blancas crecen muy juntas y de manera tupida, en Abaurrea Alta encontrarás grandes superficies en los bordillos de las calles o junto a las huertas con estas pequeñas flores. También prometo averiguar cómo se llaman y contároslo. 


Curioso el abanico de tonalidades que vemos en la hiedra, las hojas oxidadas del otoño se intercalan con las verdes de la primavera.


Esta me encanta (si conocéis el lugar y veis algo raro es que está invertida, no preguntéis porqué). Son las escaleras que van desde la iglesia hacia el barrio alto, las he subido un montón de veces y aún recuerdo cómo eran antes, con esa distancia absurda entre peldaño y peldaño que hace que siempre subas o bajes con el mismo pie. El otro día me quedé un buen rato en este punto apreciando las diferentes formas que vemos en este pequeño trozo; las circulares de los montes, arbustos y la entrada al cementerio, los ángulos del contrafuerte de la iglesia, las líneas horizontales y diagonales de los tejados... creo que es mi favorita de las que comparto en esta entrada. 


Pero vaya... os prometí flores al comienzo de esta entrada y aquí las tenéis. Estas amarillas crecen en rosetones rodeando el tallo. La planta es bastante grande, de unos 30 o 40 centímetros de alto.


La clásica flor de la fresa silvestre, su simetría quedó resaltada con los filtros de Instagram. Hay muchas flores en el suelo...


.... y también en los arbustos. Siempre me lío con estas y he de mirar las hojas para saber si es o no un sauco negro.


Estas lilas son minúsculas y crecen muy pegadas al suelo.


La Geum Pirenaicum, el otro día me comentaron que aquí se las conoce de toda la vida como Angelicos o Angelicas, como me he convertido gracias a este blog en una repulsivina para mí siempre serán Geum Pirenaicum, jajajaja. 


Y acabo las flores con los reyes de la primavera, que este año se han retrasado un poco. La espera mereció la pena y estos días ya los olemos en el campo y en las casas... los Narcisos Poéticos o Pipirripis. Fijaros como está Otsobide de hermoso. 

¿Os ha gustado esta selección de fotografías primaverales? Aquí os dejo mi trocito de paraíso particular y abajo, los enlaces a las anteriores entradas de Abaurrea Alta en Instagram. ¡Hasta el jueves! 


jueves, 26 de mayo de 2016

La Canción de Roland (18/34)

 2.- La Embajada
3.- Ganelón y Blancandrín
4.-La traición de Ganelón
5.-El sueño de Carlomagno
6.-Roldán y los Doce Pares
7.-Marsil y sus aliados
8.-Roldán y Oliveros
9.- El Combate
10.- Los últimos combates
11.- Mueren los capitanes de Roldán
12.- El Olifante de Roldán
13.- La muerte de Oliveros
14.- La derrota de los infieles
15.- La peña de Roldán
16.- La muerte de Roldán
17.- La victoria de Carlomagno


18.- La visión

El emperador se había tendido a descansar en un prado. Puso la lanza bajo la cabecera. No quiso estar sin las armas y conservó puesta su blanca loriga recamada, atado el yelmo y ceñida la espada Gozosa, que no tenía igual en el mundo; cambiaba de color treinta veces al día. La punta de la lanza con la que Jesus fue herido en el Gólgota estaba incrustada en el pomo de oro de la espada. Por tal gracia fue llamada Gozosa. Nadie podía olvidarlo y de allí venía el nombre de guerra “Montjoie”.

Brillaba la luna en el cielo y Carlos reposaba aunque no podía dormir, acongojado por la suerte de Roldán, de Oliveros, de los doce pares y de todos los franceses que en Roncesvalles quedaron muertos en el campo de batalla sin poder recibir digna sepultura. Lloraba el emperador y lamentaba su triste suerte. Pero tan grande era su fatiga que al cabo de una hora se durmió, pero su sueño no era tranquilo, pues la pena le seguía torturando.

Dios le envió al arcángel San Gabriel que permaneció a su cabecera durante toda la noche velando su sueño.

Por medio de una visión el arcángel le anunció una batalla que había de emprender pronto, se la indicó por medio de signos funestos. El emperador miró a lo alto y vio truenos, borrascas, granizos y tempestades prodigiosas, acompañadas de rayos y llamas que caían sobre el ejército francés. Ardían las lanzas y los escudos, crujían las astas de las agudas lanzas y se retorcían las cotas y los yelmos de acero. Después, manadas de osos y leopardos, serpientes y víboras, demonios y dragones, se lanzaron contra los franceses, que pedían ayuda al emperador:

-¡Ayúdanos Carlos!



El emperador no sabía qué hacer. Quería ayudar a los suyos pero no podía. Entonces un león se lanzó contra él y ambos lucharon cuerpo a cuerpo, pero Carlos no supo quién estaba debajo y quien encima. El emperador seguía soñando.

Después tuvo otra visión. Estaba en Francia, en Aquisgran, y tenía a un oso sujeto por dos cadenas. Iba por el camino de Ardena y pasaban por su lado otros treinta osos, que hablaban como los hombres y decían:

-Devolvednos el oso, señor. Es pariente nuestro y debemos ayudarle, no es justo que sea vuestro prisionero.

Entonces llegó corriendo un lebrel y atacó a uno de los osos más grandes, pero el rey no pudo saber quién había salido victorioso. Esto fue lo que San Gabriel mostró a Carlos.
El emperador durmió hasta la mañana cuando empezaba a clarear. 

lunes, 23 de mayo de 2016

La Psatirela pardo grisacea

¡Hola! Empezamos la semana con una seta, en esta ocasión sin valor culinario. 


La Psathyrella Spadiceo-Grisacea (Psatirela pardo grisácea) es una pequeña seta típicamente primaveral, la observamos desde primeros de abril a finales de mayo y puntualmente también en octubre. Crece en grandes grupos en bosques caducifolios, pastizales y bordes de los caminos. 

Su sombrero, al principio acampanado y después convexo y giboso en el centro mide de 2,5 a 6,5 centímetros de diámetro. En ejemplares adultos se volverá aplanado y marcadamente umbonado (con un bulto) en el centro. Su superficie es lisa y seca, de color marrón oscuro con humedad y ocre amarillenta en seco, a contraluz es translúcida, los márgenes los veremos vagamente estriados por transparencia. 

El pie mide de 4,5 a 10 centímetros de largo y unos 3 o 7 milímetros de diámetro, se engrosa ligeramente en su base, de color blanco y superficie lisa. 


Sus láminas son gruesas y espaciadas, ventrudas y escotadas junto al pie, de color cuero claro que se van oscureciendo conforme crece debido a su esporada oscura (marrón-purpúrea, casi negra). 

La carne es fina y frágil, de color blanco y de sabor insípido, algo amargo y carece de olor apreciable. 

Esta seta es de las más grandes del género Psathyrella, que comprende numerosas especies de esporas muy oscuras, en general, se requiere del uso del microscopio para identificarlas. 

sábado, 21 de mayo de 2016

Firmantes en Garralda contra la Gamazada

Seguimos repasando los nombres de los vecinos del Valle Aezkoa que figuran en el libro de Honor de los Navarros. Este libro recoge todas aquellas firmas emitidas en cada pueblo como muestra de una oposición popular a la ley de la Gamazada en los años 1893-94. 

En esta ocasión recogemos los vecinos que firmaron en el pueblo de Garralda

Fantástica foto del pueblo de Garralda sacada por Ernesto López

Raimundo y Andrés Urrutia
Julian Aldava
Pablo Lerindegui
Andrés, Ángela, Esteban, Francisco, Antonio, Florentino, Benigno e Isidoro Juanperez
Damaso, Severiano, Isidoro, Cornelio, Valentín, Marin José, Antonio, Juan José, Marcelino, Mariano, Vicente, Justo, Florencio, Juan, Ambrosio, Rafael, Cornelio y Agustina Iriarte
Isidora Iturralde
Luis Iturri
Valentín, Demetrio y Martin Loperena
Joaquín, Francisco, Justa, Hilario, Cenona, Tomasa, Justo, Julian, Pedro, Lino, Eusebio y Laureano Pedroarena
Sebastiana, Demetrio, Juan, Vicente, Pablo, Donato, Marcelina, Angela, Sinforiano Martín, Pedro Juan, Patricia, Francisco, Antonio, Isidoro, Cecilio y Martin Barberena
Lorenzo Juanerena
Cristobal Jamar
Prudencia Castillo
Juliana Zurrena
José Miguel, Manuel, Florencio, Esteban y Ángel Juangarcia
Jacoba y Justo Bengaray
Julian Maisterra
Serafina Indave
Juana y Bibiana Noain
Josefa Landa
Valentina, Millan, Leon, Ángela, Eusebio, Roman y Ramón Minondo
Fremin Ardaiz
Cirila Enzaiz
Francisco Mallo
Miguel M. Justo
Juan Cruz, Francisco, Juan, Ramón, Martin y Angela Elizondo
Mariano, Leona Danoncho
Luisa, Leocadia, Alfonso, Manuel, Ángel y Pedro Laurenz
Ancieta G. de Garmendia
Higinia y Amalia Subiza
Juan Cantera
Miguel y Felix Cendegui
Rufino, Juan Tomás, Francisco, Robustiano y Tomás Rota
Luis Iturre
Felipe, Juan y Pedro Orbara
Santiago Ordaiz
German y Julia Garmendia
Felipe Bezunartea
Jorge, Josefa, Agueda yTomás Ardanaz
José Goiburu é Itoy Urdiroz
Antonina, Resurrección, Francisca y Felix Goiburu
Ramona Domezar
Rosa Esandi
Engracia Oro
Gregoria Anciondo
Rufina Barberia
Francisca, Leocadia, Francisco y Esteban Elizagaray
Josefa, Joaquín Villanueva
Martina Arasua

jueves, 19 de mayo de 2016

Alcachofas a la vinagreta

¡Hola! Hoy os traigo una receta muy ligera de tan sólo 260 Calorías. Es un plato que puede hacer hasta el menos diestro en la cocina pues carece de dificultad y además es rápida, puesto que, si hemos limpiado ya las alcachofas, en apenas 20 minutos lo tendremos listo. 

Se pueden tomar solas como primer plato o bien dejarlas enfriar y mezclarlas en una ensalada de lechuga. Hemos escogido las alcachofas por ser producto de temporada que se viene recogiendo desde febrero en el sur de Navarra. 

ALCACHOFAS A LA VINAGRETA

Los ingredientes para cuatro personas son:

1 Kilo y medio de alcachofas, mejor si son de Tudela. 
1 limón
sal y pimienta negra
perejil
aceite virgen de oliva
vinagre (de cualquier tipo)

Alcachofas de la variedad Blanca, la única que se cultiva en Navarra.
Foto de Disfrutaverdura
Para abrir las alcachofas, lo primero, es golpear la parte de arriba contra una superficie dura, preferiblemente mármol, pero podemos usar las tablas para cortar. Una vez se hayan abierto las pelamos bien, retirándoles todas las hojas duras y conservando los corazones bien tiernos. El pelar las alcachofas es lo más trabajoso de esta receta. 

Las sumergimos en agua fría con un chorro de vinagre durante media hora para que se limpien bien. Mientras pondremos a hervir una olla con abundante agua salada y un chorrito de vinagre y cuando llegue al punto de ebullición añadiremos las alcachofas dejándolas hervir durante unos veinte minutos. Las escurrimos bien y las reservamos. 

Ahora haremos la vinagreta, para ello ponemos una tacita de aceite de oliva y el zumo de limón en un bol al que también echaremos algo de sal y pimienta a gusto de cada cual. Batiremos la mezcla hasta que el zumo del limon y el aceite hayan quedado bien ligados. Regaremos con esta mezcla las alcachofas y espolvorearemos por encima un poco de perejil picado. Las serviremos calientes. 

¡Buen provecho!

miércoles, 18 de mayo de 2016

Día de los Museos - Museum Day - Juego de Lógica

Sé que hoy no toca entrada al ser miércoles pero recuerdo que os debo alguna de esos días, perezosos o ajetreados en los que no cumplí mi obligación de postear los Lunes, Jueves y Sábados. 

Hoy es el día Internacional del Museo y como ya sabréis en Abaurrea Alta tenemos un cementerio medieval reconvertido en laberinto. 

Hasta ahora en Turismo Abaurrea sólo habíamos catalogado las piezas del yacimiento (podéis leer al respecto en nuestra sección de extras de este mismo blog) pero desde hace un par de semanas también hacemos visitas guiadas por el mismo. (¿os habéis fijado que aun no tenemos una entrada sobre el Jardín de Estelas? eso es porqué aún no sabía cómo enfocarla...) 

Repito: Coincidió que hoy es el Día Internacional de los Museos así que he preparado un programa, un tanto "especial" para esta semana, precipitado, sí, puesto que cerré ayer mismo el calendario de actividades y me quedan cosas que ultimar, aquí lo tenéis. 


Lo que hoy nos atañe es el juego de lógica.

Bien... el planteamiento es el siguiente:

"Un grupo de estudiantes está elaborando su árbol genealógico y ¡¡sorpresa!! todos ellos, después de recabar una serie de datos, descubren que tienen su estela o lápida familiar en Abaurrea Alta. Tras una entrevista preliminar hemos averiguado que se tratan de nueve estelas expuestas en el pueblo, pero nos falta decirles a cada uno cual es la suya. ¿podrás ayudarles?" 

Os presentamos a los estudiantes y la información que nos dieron de sus Estelas familiares. 
Susana: "he leído que uno de mis antepasados usaba tenazas en el trabajo"










Y aquí tenemos las nueve estelas que pensamos que pueden corresponderles. 



Se trata de averiguar el número que le corresponde a cada estudiante. Podéis buscar la información en Internet o en este mismo blog. Por twitter colgaremos alguna que otra pista a lo largo de la semana. 

Además, quienes nos visiten esta semana en el laberinto (el horario es de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:30) y se fotografíen con cualquiera de ellas diciéndonos a quien pertenece según este juego y nos la envíen (por e-mail a turismo.abaurrea@gmail.com, en twitter etiquetando a @turismoabaurrea o por watsapp al número de teléfono 658-865690 , con los datos de contacto del participante) entrarán en el sorteo de algo wapo (libros, enseres, productos gastronómicos... dependiendo de cuanta participación haya). El sorteo se celebrará ante notario (o en su defecto cualquier persona con titulación universitaria presente) en el Bar Pirineo de Abaurrea Alta el martes 24 de Mayo. Tenéis de límite para hacernos llegar las fotos hasta este lunes a las 12:00. 

¡¡A JugaaaAAaaaAAAaaAAaarRRRrrRR!!



Y como vamos sobrados, quienes visiten nuestro Cementerio desde hoy hasta el domingo se llevarán gratis una bonita mini-maceta con violetas (Viola Olorata) de edición limitada.