sábado, 16 de julio de 2016

La Iglesia de San Pedro, Orbaizeta

Bien, el otro día, mientras escribía sobre la segunda parte del estudio etnográfico de Aria me percaté de algo terrible… ¡aún no he escrito sobre la Iglesia de San Pedro de Orbaizeta! 

Estaba convencidísima de que sólo me faltaba alguna ermita para acabar con los edificios religiosos de Aezkoa enel blog.. así que me lo apunté en fosforito y pido perdón a todos los vecinos de ese pueblo por mi graso despiste.

Mis lectores más veteranos reconocerán esta genial foto de Ernesto López Espelta
La Iglesia de Orbaiceta está advocada a San Pedro Apóstol y es de origen románico, de finales del S.XII o principios del XIII, ha sido modificada varias veces; primero reconstruída tras un incendio ocurrido el 22 de Agosto del año 1377 y después, en el siglo XVI mediante una reforma que afectó principalmente al pórtico y las bóvedas y añadió la sacristía, lo que explica su aspecto gótico tardío actual.

Consta de una planta de una sóla nave rectangular dividida en tres tramos y una pequeña cabecera poligonal. Los muros de piedras sillares que soportan la bóveda sixpartita están enlucidos. El coro moderno se levanta a los pies de la Nave.  La sacristía está adosada a la cabecerá en el lado de la Epístola y está cubierta por una bóveda de crucería.

En el exterior los muros de sillar regular son reforzados por contrafuertes y tejados reformados. La torre es más bien de altura baja y se alza a los pies sobre la nave, según la tipología medieval.

La portada es de estilo renacentista del Siglo XVI y consta de un arco de medio punto con jambas y rosca cajeada, flanqueado por por dos columnas rematadas en candelabros. Entre estas columnas y sobre el arco de acceso vemos una imposta lisa sobre la que descansa un frontón curvo que sirve como hornacina para una escultura en piedra de San Pedro.

En el interior, en el lado del Evangelio veremos un pequeño nicho que hace las veces de  capilla bautismal, tiene una pila sacramental medieval hecha de piedra. La pila de agua bendita que vemos junto a la entrada es barroca.


Preside el Presbiterio un retablo barroco de forma ochavada que se adapta perfectamente al muro poligonal, está dedicado a San Pedro y data del SXIII.

Es, seguramente, el retablo más decorado de entre los que encontramos en el valle de Aezkoa, con el escudo del valle y ángeles músicos, angelotes y más figuras de la virgen. 


El ático tiene forma de cascarón y alberga na hornacina central con una talla de la Inmaculada y dos arcos de medio punto que enmarcan graciosamente lienzos de obispos. 

Gran parte de la imaginería que vemos en el interior es moderna ya que los dos retablos laterales que fueron ejecutados por el mismo autor han desaparecido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario