vista

vista

Páginas

sábado, 10 de septiembre de 2016

El Tejón

El Tejón, Meles Meles, Azkonarra en Euskera, es un mústelido (de la misma familia que la comadreja) de gran tamaño.



Habita en toda Europa exceptuando el norte de Escandinavia y Rusia, también en Jordania, Israel y Palestina. Parece que en la Península Ibérica sólo está ausente en las zonas densamente urbanizadas o las estepas sin vegetación ni arroyos.

Ocupan zonas agropastoriles, silvícolas y bosques mixtos, de coníferas o caducifolios, evitando zonas encharcadas y sin cubertura vegetal.

Es robusto, con el cuello ancho y corto y la cabeza triangular y pequeña. Su cuerpo es alargado, con la cola y las extremidades cortas pero uñas largas y resistentes. Fácilmente reconocible, la cabeza es blanca con dos bandas negras que le cubren los ojos, el cuerpo gris o gris claro en la parte dorsal pero con el vientre y las patas más oscuro. Su pelaje es más claro en la raíz que en la punta.


En cuanto al aspecto, no difiere demasiado entre machos y hembras, quizás las hembras son ligeramente más pequeñas. El peso depende de la disponibilidad de alimento y la estación del año, en el norte los individuos son algo más grandes y pesados que en el sur, pesan de 6 a 9,3 kg los machos y de 5 a 9,2 las hembras.

Son omnívoros, esto es, se alimentan de raíces, frutos, setas, hongos subterráneos, moluscos y otros invertebrados, anfibios, reptiles y carroña. Maximizan el uso de los alimentos abundantes en cada temporada cómo lombrices de tierra o gazapos en los lugares donde el conejo abunda.

Tienen hábitos nocturnos y descansan durante el día en madrigueras subterráneas, llamadas tejoneras. En los territorios pequeños con gran densidad hay una tejonera principal pero en territorios más amplios puede haber hasta 41 madrigueras por territorio.

Marca los cinco dedos con sus uñas en las huellas, las huellas de las patas delanteras miden unos 8 x 5 cms y las traseras 7x 4 cms, los ejemplares jóvenes no marcan las uñas pero son del mismo tamaño. Si el tejón camina al paso, las huellas anteriores y posteriores coincidirán, con una distancia de avance aproximada de 50 cms, si el animal corre se verá un adelantamiento del pie posterior sobre la anterior teniendo una distancia de avance de 70 a 80 cms.

Los machos alcanzan la madurez sexual a los doce meses mientras que las hembras pueden parir por primera vez a los dos años de edad. Los partos ocurren de Noviembre a Enero, reestableciéndose el celo a las pocas semanas del parto. Su prolificidad es de una a cuatro crías, pero sólo la hembra dominante criará cada año.

En un mismo territorio conviven, al menos, la hembra y el macho adultos y sus crías anuales. El tamaño de este territorio dependerá de su riqueza y la distribución de su alimento principal. En lugares ricos en comida, los tejones jóvenes retrasarán su dispersión.

En cuanto a las enfermedades, los tejones pueden padecer tuberculosis bovina (Mycobacterium bovis).

La carne de tejón se ha consumido en épocas de escasez y su grasa se ha utilizado con fines medicinales, su pelo era aprovechado para fabricar brochas de afeitar de excelente calidad, así como delicados pinceles. 

Se considera una especie “insuficientemente conocida” así que no se encuentra catalogada debidamente en los libros de protección. 

 
Sus mayores amenazas son la caza furtiva, el uso de venenos y cepos, así como pérdida del hábitat o la fragmentación de la vegetación natural provocada por concentraciones parcelarias, transformaciones en regadíos… etc. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario