sábado, 29 de octubre de 2016

La estela del viernes - Ostiralen Hilarria

¡Hola a todos! Esta entrada va al hilo de las de Hilarriak Bizirik del año pasado y la de El Cantero y la estela, es decir, tiene que ver con nuestra colección de estelas (la mayoría de ellas puedes verlas en el Museo) pero de una manera algo más global.

Si aún no lo sabes, el Museo de Estelas de Abaurrea Alta(Abaurregainako Hilarrien Museoa) tiene ya su cuenta en Google Business, en dónde puedes dejarnos tu reseña y su página de Facebook y su cuenta de Twitter en la que compartimos curiosidades, promociones y os hacemos un poco partícipes de nuestro día a día en este cementerio tan vivo.



Cada viernes compartimos la llamada “Estela del Viernes – Ostilaren Hilarria” que es una de tantas estelas discoideas que puedes encontrarte viajando por el globo. Cada una de estas estelas tiene su historia y me gusta darlas a conocer porque es inevitable compararlas entre sí y con las que veréis en Abaurrea Alta a muchos niveles (artístico, tecnológico, etnográfico, simbólico…) Son muchas las conclusiones que se pueden sacar de estas comparaciones, recordadme que algún día os cuente lo que descubrimos haciendo el mapa con las estelas similares a las de Abaurrea que encontramos en Iparralde recogidas por J.L Colás.

En las redes sociales sólo pongo la imagen de la estela, puede ser un dibujo técnico realizado por el etnógrafo que la catalogó o una fotografía. A veces veremos las dos caras de la estela, otras sólo una, otras veces el canto está dibujado también. 

Las iré colgando todas en esta misma entrada cuando acumule unas cuantas y ordenándolas alfabéticamente según su lugar de origen o hallazgo. Debajo tenéis un pequeño texto en el que os contaré dónde podéis encontrar esa estela si queréis verla con vuestros propios ojos, y dónde podéis encontrarla documentada por el investigador que la citó en su estudio o la catalogó.

Por último, contaros que si veis alguna de estas estelas o la tenéis cerca os animo a que os fotografiéis con ella y nos la mandéis a turismo.abaurrea@gmail.com o a la cuenta twitter @hilarriak ya que hacerlo tiene premio.
Empecemos pues…



ABAURREA BAJA

Esta bonita estela fue catalogada por J.M Urrutia cuando recogió las encontradas en el Valle de Aezkoa. Actualmente está encementada a la entrada de La Iglesia de San Martín de dicha localidad. En una de sus caras se aprecia una cruz inscrita en un círculo con líneas en zig zag que representan el sol, es decir "una cruz astralizada". En la otra cara vemos una pentalfa o estrella de cinco puntas orientada hacia abajo con 6 bolas, 5 de ellas entre las aristas de la estrella y una sexta central, estos motivos son bastante recurrentes en las estelas halladas en este valle, de hecho, en el Museo de Estelas de Abaurrea Alta podrás ver este mismo motivo dos veces. 

Para E. Frankowski la pentalfa es un símbolo solar que hace referencia al cuerpo humano (dos brazos, dos piernas, la cabeza), invirtiéndola de sentido no cambiaría su significado. J.L Colás, al verla repetida en varias localidades aezkoanas (Garayoa, Abaurrea Baja, Garralda) piensa que podría tratarse de un logotipo familiar, de creencia o logia. 



AMENDEUIX

Estela recogida por Jean Louis Colás en "le Tombe Basque" encontrada en el cementerio de Amendeuix. Tiene un diámetro de 52 cms y un espesor de 20. Podemos ver las letras M y A (de Maria) entrelazadas y flanqueadas por dos rosales estilizados, estas letras están coronadas y junto a la corona vemos dos estrellas de cinco puntas. Debajo de las letras un corazón inflamado y atravesado por dos flechas. Este conjunto, dice Colás, es muy frecuente en la zona de Mixe. 

En la orla del disco se puede leer "Ici gist ioan sieur dacciriet mo(u)rutle" y en su pie "5 me de mars 1649" 


ARANCÓN

Estela recogida por Jean Louis Colás en el cementerio del pueblo de Biscay, Arancón, Francia. La podéis encontrar en “La Tombe Basque”, muestra una figura humana toscamente labrada con los brazos extendidos y  la fecha de 1790. Su diámetro de disco es de 36 centímetros y la altura de su pie de unos 40 cms. En su reverso, en el pie, se distinguen la siguiente inscripción, sólo legible en parte; CEM/ /ERE DV / HAV / ENS / HAG / ET.



ARIA 

Estela moderna (S.XX) del pueblo de Aria. Obra del cantero José Rota. En el disco una cruz griega flordelisada sobre una base triangular, los cuarterones estñan decorados con ruedas solares y hexapétalas. En el pie se aprecia la leyenda "Erteko pausa lekua". Fotografía mandada al Museo dentro de la actividad Cazadores de Estelas


AROSTEGI

Esta estela procedente de Arostegi podemos verla hoy en día en el Museo de San Telmo de San Sebastián, la tienen siglada como A-000137 y estiman que data del S. XV. 
Sus medidas son 73 centímetros de alto, 42 centímetros de diámetro del disco y 11 centímetros de densidad. 


AURITZBERRI

Esta estela estaba en el cementerio que había junto a la antigua iglesia de Espinal acompañada de una veintena más, cuando se derribó el templo la colección fue a parar junto con el resto, como suele ser habitual, a un montón de escombro. Los vecinos se interesaron por ellas gracias a Ramón María de Urrutia, que se encontraba en la década de los 70 recorriendo los valles de Erro, Esteribar y Aezkoa catalogando las que encontraba, así que se recuperaron y se colocaron en una zona ajardinada a la entrada del nuevo cementerio, entre ellas podemos ver esta curiosa estela de arenisca que muestra una figura humana.  Su diámetro del disco es de 31 centímetros, su espesor 16 centímetros, el ancho del cuello es de 16 centímetros y su altura total 52 centímetros.

R.M Urrutia en el documento “Estelas de Espinal” la describe así;
Estela núm 20. Nos hallamos ante la estela más interesante del conjunto. En su anverso, que tiene la parte superior muy desgastada, presenta una figura humana cuya cabeza tiene el cráneo un tanto abombado y presenta claramente definidas las cejas, la nariz y la boca. Se aprecia claramente su vestimenta que consiste en una especie de túnica corta ceñida a la cintura donde tiene dos extraños bultos. Tiene los brazos extendidos, llevando en el derecho un cesto o caldero y en el izquierdo una cruz, o más probablemente, una lanza o venablo… … A destacar que su fuste comienza ensachándose desde el cuello hacia abajo para luego estabilizar su medida e incluso estrecharse ligeramente en la parte baja, lo cual confiere a la estela un cierto carácter antropomorfo.


AZPARREN

Encontré esta estela recogida por Ramón María de Urrutia, la podéis ver junto a la Iglesia de San Martín en el pueblo de Azparren (Valle de Arce), en el antiguo cementerio, él la numera cómo la estela número 3 de Azparren. Desconozco si se sigue conservando en buen estado, Ramón la encontró cubierta de liquen. Su diámetro de disco es de 38 centímetros, su espesor de 18 centímetros, el ancho del cuello también de 18 centímetros y la altura visible de la estela es de unos 47 centímetros.


BIARRITZ

Estelas recogidas por Jean Louis Colás en su libro “La tombe basque”, en él nos cuenta que la de la izquierda está en el cementerio, su diámetro de disco es de unos 35 centímetros y su espesor es de 11. La de la derecha se encuentra en el parque de la villa Pringle, reutilizada en la pared de una casa antigua y que proviene del antiguo cementerio de Biarritz.


CRETAS

Catalogada por Eugeniusz Frankowski en su libro “Estelas discoideas de la península ibérica”. Cretas (Partido judicial de Valderrobles, en la provincia de Teruel) tiene coronando la tapia del antiguo cementerio de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción y San Juan Bautista nueve estelas discoideas de arenisca.  

La tapia del Cementerio de Cretas

Todas ellas labradas en relieve, esta es la número 8, sus dimensiones son 48 centímetros de diámetro de disco, espesor de 18 centímetros y su altura total 80 centímetros. Frankowski las sitúa cronológicamente entre los siglos XIII y XV y nos advierte que en otros pueblos y villas cercanas a Cretas podemos ver otras estelas en los muros de sus cementerios.


EBORA

Recogida también por E. Frankowski, esta bonita estela a la que le falta el pie se encuentra en el museo de Ebora, en Portugal. Su diámetro de disco es de 30 centímetros y en una de sus caras presenta una cruz en relieve, en la otra podemos ver con claridad una pareja de bueyes.


ELGORRIAGA

Sobre esta estela escribió Fermín de Leizaola. Se encuentra en la zona norte de Navarra, en el alto Bidasoa, dentro del pueblo de Elgorriaga. Para verla debéis fijaros en el atrio de la iglesia de San Pedro Apostol, allí la encontraréis asomando en el suelo enlosado. Es de arenisca roja (lo que comúnmente llamamos por aquí arrigorri) y en ambas caras presenta el mismo motivo; una cruz de malta inscrita en un cordón, todo ello en relieve. 


Sus medidas visibles son las siguientes; Diámetro del disco de 44 centímetros, el espesor es de 11 centímetros y la parte del pie que se puede ver mide 19 centímetros de alto. 


ESPARZA DE SALAZAR

Francisco Barber nos da noticias de las que encuentra en el pueblo de Esparza de Salazar, que en total suman 9 y añade otras piedra labrada de forma circular y la estatua de San Tirso Martir. Os cuento su historia.. en 1959 se construyó el pórtico de la iglesia con cinco arcos de piedra y al extraer la tierra para hacer sus cimientos se encontraron dos estelas discoideas, una de ellas, la que mostramos, según cuenta Francisco se encuentra a buen recaudo mientras que la otra fue trasladada al cementerio local. 

Esta estela, la número 2 en el estudio de Barber, tiene un diámetro de 30 centímetros, una densidad de 17 centímetros y se encuentra rota por el cuello. En una de sus caras vemos una corona circular y dentro de esta una cruz ensanchada con tres ramificaciones en sus brazos, en la otra cara podemos ver una estrella de cinco puntas o pentalfa de cuyos vértices salen líneas rectas hacia la corona exterior.. cuenta con tres mamelones o semiesferas decorando el canto del disco en su parte superior.


IGLESUELA DEL CID

Aquí os presentamos otra estela reutilizada. En este caso el investigador es Koldo Colomo, quien escribió el artículo que las catalogaba para el Centro de Estudios de La Iglesuela del Cid (CEIG) de 2016 en la revista Nublos. Esta estela la encontramos a una altura de unos quince metros, empedrada con otras dos en una torre en la pared este de la iglesia de la Purificación, cercana al cementerio de la localidad, cerca de la calle San Pablo. Las tres estelas proceden del cementerio viejo y fueron aprovechadas colocándose de manera frontal. 

Foto de Koldo en la que vemos las estelas reutilizadas en la pared

Koldo sospecha que las tres estelas datan del S. XIII – S. XV y que fueron aprovechadas en el S. XVIII, atendiendo a la historia local de este pequeño municipio de la provincia de Teruel. Las tres piezas son de piedra caliza, de canteras locales y se aprecian en ellas las marcas de punzón para crear el efecto de las diferentes texturas. Esta que os presentamos es la número 1 del informe, su altura total es de 45,5 centímetros, el diámetro del disco es de 29 centímetros, la anchura del cuello es de 16 centímetros y la anchura del pie de 23. Muestra una cruz griega de brazos paralelos y rectilíneos sin bordura con técnica de bajo relieve plano.


OSSES

Esta fotografía de la estela de Osses me la pasó Pedro Zarabeitia cuando estábamos catalogando la colección de Abaurrea, puesto que el pie presenta exactamente el mismo motivo que uno nuestro (podéis verlo en el atrio de la iglesia de San Pedro). 

Esta estela también aparece recogida por Jean Louis Colás cuando visitó el cementerio de dicha localidad y a su parecer, el motivo del pie debe de ser un símbolo gremial de carpinteros, ya que lo ha encontrado a menudo tallado en vigas. El diámetro del disco mide 46 centímetros.


VALDEMALUQUE

Antxon Aguirre Sorondo escribió sobre esta estela de Valdemaluque, en la provincia de Soria. A la entrada de la iglesia de San Mateo se encuentran dos estelas, una a cada lado con su base de cemento, la de la derecha es esta que os presentamos.

La entrada de la iglesia de San Mateo, en Valdemaluque

Es de arenisca fina labrada en bajo relieve y se encuentra bastante erosionada. Su diámetro de disco es de 34 centímetros, el ancho del cuello es de 26 centímetros y su espesor es de 17 centímetros.


VINIEGRA DE ABAJO


Recogida por Urbano Espinosa en su trabajo titulado “Antiguas Estelas Discoideas en La Rioja”, esta estela se guarda en el Ayuntamiento de Viniegra de Abajo y está trabajada en piedra arenisca. Urbano nos cuenta que fue hallada en 1978 en un huerto colindante con la iglesia parroquial. Mide 82 centímetros de alta y 39 centímetros de anchura en su cabecera mientras que su cuerpo principal mide 24 centímetros de ancho. Su densidad oscila entre los 13 y los 16 centímetros. El autor la sitúa cronológicamente, mediante un estudio de la historia local, dentro de una etapa precristiana en un ambiente romano tardío.

lunes, 24 de octubre de 2016

El Mundo de Los Pirineos: Conquistas y Batallas 1

¡Hola! El número 83 de la revista “El Mundo de los Pirineos” es, nada más y nada menos, que un genial monográfico sobre la Selva de Irati y sus valles.

Entre sus páginas, encontramos un artículo muy interesante sobre las Conquistas y Batallas en esta zona del Pirineo Navarro que viene firmado por el Aezkoano José Etxegoien y que paso a colgar aquí en dos partes. Muchas de las cuestiones que se tratan ya las hemos ido desgranando en esta web por lo que, siempre que proceda, pondré el enlace correspondiente para que, si queréis, podáis seguir leyendo sobre el tema.

El Mundo de Los Pirineos: Conquistas y Batallas 1/2



La batalla de Orreaga (Roncesvalles) del año 778 es quizá la más recordada, que no la más conocida. No se sabe dónde ocurrió, sí que fue en el entorno de la colegiata. Las últimas estribaciones de la selva forman parte del Camino Alto de Santiago, donde pudo acontecer. A lo largo de la historia ha sido un punto de control militar de máxima importancia para la defensa de la Alta Navarra. Y así ocurrió en su conquista. El rey Fernando el Católico llevaba años manipulando y presionando en la política navarra, con el apoyo de un sector beamontés, con Luis de Beamount a la cabeza. Los reyes navarros Juan y Catalina hacían equilibrios entre las presiones de los reyes de ambos países fronterizos.

A veces aliados de unos, otras de otros, Navarra se convirtió en objetivo militar, sobre todo para Fernando de Aragón, que una vez calmados sus enemigos en Castilla, vio que podía controlar Navarra conquistándola. Las tropas del duque de Alba entraron en julio de 1512. La conquista fue rápida. En pocas semanas quedaba escasa resistencia, sólo algunos pueblos aislados como Tudela, los valles pirenaicos y la Baja Navarra.

Fue así como un gran ejército acampó en Auritz-Burguete, rindiéndose los valles pirenaicos. En la Baja Navarra controlaron las grandes ciudades y los valles más cercanos a los Pirineos. Ante los diversos intentos de conquista de los reyes navarros, Auritz Burguete fue esporádicamente campo-base del ejército castellano para controlar los puertos. Fernando el Católico mandó construir un castillo en lo alto del camino, Château Pignon (el Peñón), para controlar cualquier invasión.

Hoy día quedan restos de una escalera de piedra, varios muros o una saetera. El siguiente rey, Carlos V de España viendo la dificultad para defender la Baja Navarra la abandonó a los reyes legítimos, quedándose sólo con la Alta Navarra. La conquista duró de 1512 a 1529.

Pasaron los siglos viendo pasar peregrinos, reyes, ejércitos y viajeros… hasta que a finales del siglo XVIII saltó la Revolución Francesa. Nuevos aires llegaban a Europa, más cuando cayó la cabeza del rey. El resto de los monarcas no consintieron la afrenta y declararon la guerra al nuevo estado: la Convención (1793-95).

En la cordillera los escenarios bélicos fueron en el Pirineo occidental y oriental. Los militares proyectaron fortificaciones en las montañas. En el entorno de Donibane Garazi (Saint Jean Pied de Port) se fortificó: Donezaharre (Saint Jean le Vieux), con su fortín de Belle Ezponda, Zerrapo, Kurutxemendi… así como la zona de Ibañeta: Atxistoi, Lindus, Trona, Astobizkar, Ortzanzurieta, Soroluze, Azpegi… fueron atrincheradas incluso junto a la actual Nuestra Señora de las Nieves y Pikatua.



Las batallas comenzaron. Luzaide (Valcarlos), Banka, Arnegi, Ezterenzubi… fueron de los primeros en arder.

La nieve cubría todavía los montes en mayo de 1973, y los vecinos de Luzaide clamaban venganza. Las tropas españolas y navarras se apostaron en el entorno de Urkulu. Desde Leizar Ateka comenzaron a sonar los cañones que casi llegaban hasta El Peñón, donde estaba el grueso de la tropa francesa. La niebla y la sorpresa del ataque hizo que los franceses y bajonavarros se retiraran hasta Donibane Garazi (Saint Jean Pied de Port). Fue una sangrienta victoria que tendría su venganza.


Al año siguiente, en octubre de 1794, las tropas revolucionarias decidieron realizar un gran ataque. En Erronkaribar (el valle de Roncal) fueron rechazados. En Nuestra Señora de las Nieves, la poca tropa del fortín huyó. En el Orhi dos fortines en el entorno de Pikatua, uno llamado la Trinchera, rechazaron los primeros ataques pero los salacencos hubieron de retroceder y guarecerse en Ezkaroze. Tras quemar Otsagabia, los franceses fueron por la sierra de Abodi a Aezkoa, donde ardieron numerosos pueblos, incluida la Fábrica de Orbaizeta. Por suerte, la orden de quemar la Selva de Irati no fue ejecutada. Por Baztan pasaron rápidamente hasta Eugi, donde dieron fuego a la fundición. Y el camino alto de Santiago lo subieron como el rayo. Las tropas españolas, unos diez mil soldados en Auritz Burguete, quemaron el pueblo y escaparon a Agoitz. Poco quedó en pie en el Pirineo Navarro. 

jueves, 20 de octubre de 2016

La Canción de Roland (22/34)

 2.- La Embajada
3.- Ganelón y Blancandrín
4.-La traición de Ganelón
5.-El sueño de Carlomagno
6.-Roldán y los Doce Pares
7.-Marsil y sus aliados
8.-Roldán y Oliveros
9.- El Combate
10.- Los últimos combates
11.- Mueren los capitanes de Roldán
12.- El Olifante de Roldán
13.- La muerte de Oliveros
14.- La derrota de los infieles
15.- La peña de Roldán
16.- La muerte de Roldán
17.- La victoria de Carlomagno
18.- La visión
19.- La congoja del Rey Marsil
20.- El Emir Baligan
21.- Marsil recibe ayuda


22.- Marsil y Baligan


Los dos mensajeros montaron a caballo, salieron de la ciudad y se dirigieron sin perder un solo instante al encuentro del emir Baligan. Cuando estuvieron en su presencia le entregaron las llaves de Zaragoza, entonces el emir les preguntó:

-¿Qué ha ocurrido? ¿Qué os ha dicho el rey Marsil? ¡Hablad pronto!

Y Clariano respondió:

-El rey Marsil os entrega las llaves de Zaragoza en acto de sumisión. Está muy contento de vuestra ayuda, sin embargo, tiene los días contados. Sabemos todo lo ocurrido, mi señor. 
-Hablad sin rodeos, Clariano -interrumpió el emir con impaciencia- No podemos perder el tiempo. 

-De acuerdo, os lo contaré todo. Ayer el emperador se encontraba en los puertos, dispuesto a regresar a la dulce Francia. Había dejado en Roncesvalles una retaguardia mandada por su sobrino Roldán y formada por Oliveros, los doce pares y veinte mil caballeros franceses. El rey Marsil los atacó y luchó contra Roldán, pero éste, con la Durandarte, le dio tal golpe que le separó del cuerpo la mano derecha. Roldán mató además a su hijo y a muchos barones sarracenos así que Marsil se vio obligado a retirarse. Entonces acudió el emperador Carlos, con el grueso de su ejército y persiguió a Marsil hasta Zaragoza. El rey os ruega que le ayudéis a vencer a Carlos y dice que os cede libremente el reino de España. 

Después de oír estas palabras Baligán tuvo una gran aflicción, pero Clariano aun añadió más. 
-Ayer en Roncesvalles hubo una gran batalla. Murió Roldán y con él el conde Oliveros y los doce pares a quienes Carlos amaba tanto. Quedaron en el campo de batalla los veinte mil franceses de la retaguardia del emperador. Pero el ejército de Carlos está ahora acampado en las riberas del Ebro, muy cerca de nosotros. Podemos vencerle, señor. 



El emir Baligán se alegró de estas buenas nuevas, se levantó de su trono y ordenó a los suyos con voz potente:

-¡Apresuraos, barones! Dejad las naves y preparad las tropas. Si el viejo Carlomagno no escapa pronto a sus tierras será derrotado sin remisión. El rey Marsil obtendrá con ello su desquite. Por la mano derecha que ha perdido le llevaré la cabeza del emperador. 

Así habló orgullosamente el infiel, creyendo que era invencible. 
Obedeciendo a sus capitanes los sarracenos de Arabia fueron saliendo de las naves. Después montaron en sus caballos y mulos y comenzaron a cabalgar en dirección al frente de batalla. ¿Qué otra cosa podrían hacer?. 

El emir de Babilonia no cabía en sí de contento, ¡por fin iba a enfrentarse al poderoso Carlos, jefe de la Cristianidad! 
El emir llamó a Gemalfin, uno de sus más fieles barones y le dio la siguiente orden:

-Te confío el mando de mis ejércitos. ¡Que Mahoma te sea propicio!. 

Y el emir montó en su caballo bayo y, acompañado de cuatro duques, cabalgó en dirección a Zaragoza. 

Llegaron a la ciudad y echaron pie a tierra, por la escalinata subieron al palacio del rey. En emir Baligan fue recibido por cuatro condes del rey Marsil y le acompañaron al salón del trono.. 
Abraima les esperaba y al ver a Baligan se lanzó a sus pies sollozando:
-En mala hora nací, señor, ¡qué desgracia la nuestra!. Mi pobre esposo yace moribundo y pronto nos abandonará. 

El emir se sintió acongojado y levantó a la reina con presteza. Luego ambos subieron al aposento donde yacía el rey Marsil. 

Cuando el rey Marsil vio a Baligan llamó a dos de sus esclavos y les dijo con voz apagada:
-Tomadme en vuestros brazos y levantadme.
Luego, cuando estuvo en pie, sostenido por los esclavos, con su mano izquierda tomó uno de sus guantes y haciendo acopio de todas sus fuerzas le dijo al emir con voz temblorosa:
-Os entrego todas mis tierras, señor rey. Dueño sois de Zaragoza y del feudo que de ella depende. Nada puedo hacer ya en la batalla, me queda muy poca vida. 

El emir de Babilonia se compadeció del rey Marsil y respondió con voz compunjida:
-Me apena vuestro dolor, rey Marsil. Deploro lo ocurrido en Roncesvalles, pero yo no pude acudir antes para evitaros tal vergüenza. Babilonia está muy lejos. Acepto pues, el guante que me ofrecéis en señal de sumisión, y no temáis; seré vuestro vengador. Carlos no espera mi ataque y así le venceré fácilmente. Tendréis su cabeza como reparación a la mano que os cortó Roldán, y ahora, perdonadme que no me entretenga más. He de reunirme con mis ejércitos que esperan la orden para atacar a los franceses. 

Lleno de dolor el emir se alejó llorando. Descendió la escalinata del palacio, se montó en el caballo y se incorporó a sus huestes. Pronto estuvo a la cabeza de las tropas y para animarlas lanzaba este grito:

-¡Adelante, sarracenos! ¡Venceremos! Los cobardes franceses se disponen a huir...  


viernes, 14 de octubre de 2016

La Iglesia de El Salvador, Jaurrieta

La Iglesia de El Salvador de Jaurrieta pasó, en 1925, a sustituir a la antigua (del S.XVI) que quedó destruida por un incendio el 29 de julio de 1880. Se reformó en 1977. Presenta una única nave amplia con tres tramos desiguales y una cabecera pentagonal. 
Foto extraída de la Web Pueblos de Navarra
En el segundo y tercer tramos se añaden dos capillas laterales que por su tamaño casi funcionan como naves laterales.
La planta está cubierta con crucería simple y la cabecera con una bóveda gallonada, el coro de madera se levanta a los pies de la nave y la sacristía queda adosada a la cabecera por el lado del Evangelio y se cubre con una bóveda de medio cañón.
En el exterior, la puerta consta de un arco apuntado abocinado en tres arquivoltas de arista viva, protegido bajo un pórtico moderno. La torre se levanta a los pies de la nave en ángulo por el lado de la Epístola. La parte inferior de esta torre es coetánea a la iglesia primitiva mientras que la superior se rehízo después del incendio.
Foto extraída de la Web Municipal del pueblo de Jaurrieta
En el interior, en el presbiterio, podemos ver una imagen románica de la Virgen Blanca sedente con el niño que procede de la ermita de la que ya hablamos en otra entrada. El Cristo Crucificado es del S. XVII, la Virgen del Rosario es de principios del S.XIII, de estilo tardorromanista mientras que las imágenes de San José y San Francisco Javier son barrocas.
En el lado de la Epístola podemos ver los restos de un retablo hoy desaparecido que data del S. XVII del que sólo se salvaron las tallas de San Sebastián y San Antón.
En la sacristía se conserva una talla gótica del S.XIV de Cristo crucificado muerto, de extraordinarias dimensiones, que procede de la Ermita de la Virgen Blanca.

La Iglesia de El Salvador de Jaurrieta se alza un alto en el mismo centro del pueblo. 

lunes, 10 de octubre de 2016

Brownie de chocolate

¡Hola! Hoy os dejo con una receta de las que me gustan, muy fácil, rápida y agradecida. 
Por muy torpe que seas te aseguro que te saldrá sin dificultad.. 
Necesitaremos;
-Una tableta de chocolate negro de la pureza o porcentaje de cacao que más te guste (unos 250 gramos)
-125 gr de Mantequilla
-Un par de cucharadas soperas de azúcar
-70 gramos de pasas
-Unos 125 gr de Nueces peladas
-125 gr de harina
-4 huevos
Os prometo que aunque esta foto sea de recetasdeabuelas.com a mi me queda igual de bonito :) 
Por un lado ponemos a derretir la mantequilla con azúcar y el chocolate, reservando un poco de mantequilla para untar en el molde, mientras se derrite el chocolate mezclamos las nueces con la harina. Batimos los huevos y los mezclamos con las pasas y con el chocolate derretido, mezclamos para incorporar después la harina con las nueces. Le damos unas vueltas hasta que “tome cuerpo” (la receta en sí se hace en 5 minutos así que podemos poner a precalentar el horno mientras batimos y derretimos el chocolate), untamos el molde que hayamos escogido con mantequilla y ponemos la mezcla, que hornearemos a unos 130 grados durante 5 o 10 minutos (estará listo cuando lo pinchemos con un tenedor y este salga de limpio a casi limpio.

Podemos espolvorear encima cacao en polvo, rodajas de naranja escarchada, otros frutos secos.. eso al gusto.


¡Buen provecho! 

lunes, 3 de octubre de 2016

Artelan JEP2016

Se me hace complicado buscar un enfoque para transmitir la sensación de gratitud que me han dejado estas Jornadas de Patrimonio Europeo en Abaurregaina. 

De manera un tanto acelerada e imprevista, hemos contado con mucha ayuda extra por parte de todos, no se siguió la metodología convencional de pasar bandos anunciando un artelán* y ni siquiera lancé un grito de auxilio aquél martes 13 de Septiembre... sólo solté un suspiro de estrés y planifiqué el tiempo. 

La respuesta fue inmejorable y el grupo de feligresas se coordinaron para quitarme peso de la mochila e insuflarme ilusión y energía en los momentos de agotamiento. 

Feligresas haciendo magia

Quería escribir esto en modo de agradecimiento, sé que me olvido de mucha gente. 

Gracias Alicia Aroskoa por tu cercanía y por apoyarnos en nuestras propuestas. 
Gracias Fernando por habernos dado el visto bueno. 

Gracias a los "dos chicos aquellos" de la sección de Prehistoria que vinieron a hablar conmigo y me abrieron muchas puertas, que aún no tengo muy claro a dónde llevarán. 



Gracias Joaqui y Claudia, por hacerme de altavoz de aquel suspirito de estrés que os lancé el martes 13. Gracias Pascuala, Begoña, Maria Luisa... etc, por colaborar trayendo objetos y las conversaciones recordando cómo se honraban antes a los muertos por estos lares. 

Gracias Blanca, por ofrecerte a llevar el timón de la exposición de la iglesia y traernos el pan bendito. 

Gracias Valentín por bendecir las opitxilas, por dejarnos abrir la iglesia para que los que no vamos a misa la podamos disfrutar también con respeto y cariño.. 

Gracias Joseba y Andoni por ser mis "harrijasotzailes" y traerme las hilarris a la iglesia. 

Gracias Patxi, por acordarte de lo del seguro a terceros y dejarme la sala de Batzarres. 

Gracias Miguel, por hacer de enlace entre Turismo Abaurrea en Abaurrea y las imprentas de la capital, traerme los carteles, ayudarme a ponerlos y pastorear en la cueva. 

Gracias Juan Luis por escuchar mi suspirito de estrés y la conversación que tuvimos aquel martes 13 lluvioso. 

Gracias Itziar, porque si Jimeno de Orbara lideró a 50 ballesteros Aezkoanos en una batalla contra Castilla en el SXV, tú, Itziar de Orbara "salvaste la cabeza" de 50 aezkoanos quedándote a la entrada de la cueva Zatoya en el SXXI. 


Gracias a todos los que habéis venido (de por aquí, de Pamplona, de fuera..) a cualquiera de las 3 actividades.




Quiero dejar claro que desde que me dijeron que las propuestas habían sido aceptadas no me he dedicado a barrer la cueva (de hecho, a las 9:30 del Sábado 1 entré por segunda vez), tampoco he limpiado la iglesia; no me he dedicado a preparar textos sobre el hilario (funeral, proceso mortuorio) ni recoger objetos de los vecinos.. tampoco me he dedicado a hacer muchas visitas en el Museo, pues ha sido un mes flojo, ni a pegar carteles ni mandar notas de prensa... 
Me he dedicado a la exposición "menos vistosa" o "menos atractiva" pero necesaria, creo, para estas jornadas de patrimonio. (ya he visto alguna errata, pero nada grave)

Resumiendo... Las #JEP16 para mí han sido el proceso alquímico de convertir esto




en esto otro..




La Magia la hicieron otras


La magnitud se la dais vosotros











... y ¿ahora qué?

Muchos de los que vinieron a la cueva se pusieron nostálgicos, recordando todas aquellas estalactitas y estalagmitas que rompieron para llevarse.. decían que la recordaban la cueva más bonita aún, con todas aquellas columnas brillantes que había antes... 

Esto es para vosotros. 





Aquí se ve cómo "volverán a formarse cerrando cicatrices"

Será bonito cuando, dentro de miles de años, midan las cortezas de las estagmitas como miden las de los árboles y vean que llegaron menos gotitas al suelo el día 1 y 2 de Octubre del 2016.. ¿qué habrá pasado? se preguntarán... 

¡Pues las JEP2016!

Ahora toca pensar en la entrada del jueves, que he descuidado un poco el blog y tengo que volver a los buenos hábitos.  

La Mantis Religiosa que se me unió a la fiesta
*Artelán - tipo de trabajo comunitario que se mantiene en la Aezkoa. 
**¡Ahm, aquí algunas aclaraciones! Turismo Abaurrea no es ninguna Empresa ni Asociación, es sólo un blog que lleva una persona revoltosa por las redes, y tampoco tiene que ver con Cestur (en algunos sitios falta una coma)