vista

vista

Páginas

lunes, 23 de enero de 2017

La Malva Silvestre


LA MALVA SILVESTRE


La Malva Silvestre (Malva Sylvestris) es una planta herbácea bianual de tallos erguidos y vellosos que se ramifican desde la base y alcanza los 30 o 70 centímetros de altura. Se distribuye por toda Europa, Asia occidental y norte de África, gustándole los suelos ricos en nitrógeno frecuentemente la encontraremos en bordes de caminos, campos, o entornos rurales y ganaderos.


Las hojas tienen un largo peciolo, el limbo es orbicular y son palmatilobuladas, con las base acorazonada y el borde crenado.

Malva del Jardín Medieval de
Plantas medicinales de Pedralves
Florece de Abril a Septiembre.

Las flores aparecen fasciculadas en la axila de las hojas con pedícelos desiguales de entre uno y tres centímetros. Son flores grandes, de 3 a 5 centímetros de diámetro. El calículo consta de tres piezas elíptico-lanceroladas más cortas que los sépalos.  El cáliz tiene cinco sépalos triangulares, la corola es cuatro veces más larga que el cáliz y está formada por cinco pétalos de color rosa o violeta (dependiendo del ph del suelo y la luz que recibe, a suelos básicos y luz abundante las flores tienden a rosa mientras que si el terreno es ácido y sombrío serán más violetas o moradas), sea como fuere, los nervios de los pétalos son más oscuras que el resto. El tubo que se forma por los filamentos estaminales soldados es glabro.

El fruto es esquizocarpo con muchos mericarpios, glabros o pubescentes de dorso plano y márgenes prominentes.

Esta bonita planta tiene multitud de usos medicinales, se usa como expectorante o para curar afecciones respiratorias también combate la sequedad bucal. Se usa como emoliente para curar heridas, granos, eccemas y otras afecciones cutáneas. Es eficaz para curar infecciones bucales (llagas, úlceras..) y también ayuda a tratar abscesos, vaginitis, dermatitis, hemorroides. Es antiinflamatoria de la mucosa gástrica (de la vejiga, del intestino, de las encías, garganta o amígdalas), las úlceras estomacales y del intestino. Estimula la producción de orina y ayuda a sanar la cistitis, uretritis… Es digestiva, añadiendo un poco de esta planta a guisos estimulará los jugos gástricos. Es antipirética, para bajar la fiebre podemos tomar una infusión de malva después de las comidas. Ayuda a tratar eficazmente el estreñimiento, el mal de próstata, inflamaciones del vientre y ovarios.. ¡lo tiene todo la Malva!

¿Cuando recoger la Malva?
Para su uso tópico (para curar afecciones de piel) se prepara un cataplasma con la planta fresca, machacada sobre una gasa esterilizada. Para las picaduras, quemaduras, acné… se usa un puñado de hojas de malva hervidas durante cinco minutos, una vez ablandadas se hace una pasta añadiendo una cucharada de aceite de oliva y se aplica sobre la zona afectada. 
Para uso interno basta con añadir un poco de esta planta a las comidas para hacerlas más digestivas o tomar una deliciosa infusión dos o tres veces al día. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario