vista

vista

Páginas

martes, 2 de mayo de 2017

Dos recetas de conejo

¡Hola! Hoy os traigo dos recetas para cocinar conejo. La primera será conejo con arroz y la segunda conejo marinado con hierbas aromáticas. Ambas recetas tienen la cantidad de ingredientes pensados para unos 6 comensales. 

Conejo con arroz - Ingredientes
-1 conejo limpio 
-8 huevos
-145 gramos de longaniza
-250 gramos de arroz
-aceite y sal
-un tomate maduro
-unas hebras de azafrán

Troceamos el conejo y lo feímos en aceite, añadiendo a continuación la longaniza cortada en trocitos. 
Rehogamos y agrefamos el tomate rallado. 

Le damos unas vueltas y lo cubrimos con agua. 

Coceremos hasta que el conejo esté blando, sazonamos con un poco de sal y añadimos el azafrán. 
Incorporamos el arroz y lo cocemos todo junto, cuando veamos que el arroz está en su punto añadimos los 8 huevos batidos y lo pasamos a una fuente para el horno, gratinando todo durante unos ocho minutos. 



Conejo marinado - ingredientes
-un conejo limpio 
-dos decilitros de aceite de oliva
- un ramillete de hierbas aromáticas (perejil, tomillo y laurel)
- una cebolla grande
- dos ramitas de apio
- tres decilitros de caldo de carne
- una cucharada de perejil triturado
- sal y pimienta
- dos decilitros de vino tinto
- una cucharada de tomate frito

Cortamos el conejo en trozos grandes y lo ponemos en un recipiente hondo de cristal. Lavamos el ramillete de hierbas, esdcuriendolas bien y secándolas con papel de cocina. Las picamos bien. Pelamos y cortamos la cebolla en trozos pequeños, lavamos las ramas de apio secándolas y quitándoles los filamentos, las cortamos en rodajas muy finas. 

Cubrimos el conejo con las verduras y hierbas picadas. Salpimentamos y regamos con el aceite de oliva, removiendo con una cuchara para que todos los ingredientes se mezclen bien. Tapamos la fuente con film transparente y lo dejamos macerar un par de horas en el frigorífico, removiendo de vez en cuando. 

Transcurridas el par de horas, pondremos el conejo marinado en una cazuela de fondo grueso, agregamos el tomate, el vino tinto y el caldo de carne, lo mezclamos todo bien y llevamos la mezcla a ebulllición. Taparemos la cazuela y la dejaremos cocer, a fuego lento, una media hora removiendo de cuando en cuando. Pincharemos la carne para asegurarnos que está bien cocida.

Por último, retiramos el conejo y lo ponemos en una fuente de barro que conserve el calor. Pasamos las verduras y el caldo por un pasapurés y a continuación por un tamiz fino gracias al cual obtendremos una salsa lisa y homogenea. Probaremos el punto de sal y corregiremos si es necesario. 

Pondremos la salsa al fuego para que de un hervor y naparemos el conejo, espolvoreando el perejil picado. Hay que servirlo enseguida. 

¡Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario