sábado, 20 de octubre de 2018

El ciervo


El ciervo, Cervus elaphus, es una de las especies más abundantes en nuestro territorio. En la península podemos encontrar dos taxones de la subespecie Cervus elaphus, por un lado tenemos la Cervus elaphus hispanicus y por el otro la Cervus elaphus bolivari. Se incluye en el IUCN del 2015 como de Preocupación menor.

Se trata de una especie de interés cinegético desde la prehistoria, su piel se ha utilizado para hacer cuero, su carne como excelente comestible y con su cornamenta no sólo se realizan elementos decorativos, también otros más útiles como anzuelos, o mangos de navajas y cuchillos.  



Aunque desde el punto de vista censal el ciervo no corre peligro sí que se encuentra amenazado por la alteración genética provocada por el hombre: En las últimas décadas se ha detectado la entrada de ejemplares europeos, como el Cervus elaphus hyppelaphus que han sido introducidos para cruzarlos con los autóctonos y producir individuos con una cornamenta más vistosa que usar como trofeo.

Está presente en la mayoría de los hábitats de la península, siempre que cuenten con praderas y refugios de zonas arboladas. Utiliza preferentemente las áreas de transición entre bosques y cubiertas de arbustos hacia otras áreas más abiertas como campos y praderas. Su distribución es en núcleos aislados con elevadas densidades (pudiendo sobrepasar los 40 individuos por km2) y rodeados de áreas de nula o baja densidad.

Se alimenta principalmente de noche, especialmente durante los crepúsculos, situándose para ello en zonas abiertas mientras que el descanso lo realizan en las horas centrales del día en las zonas cubiertas.



Su alimentación se combina entre el pastoreo de herbaceas y el ramoneo de pequeñas plantas leñosas, ingiere plantas herbáceas durante el invierno y la primavera y aumenta su ingesta de plantas leñosas y frutos durante el verano y el otoño. Prefiere los prados con plantas del género Agrostis y evita aquellos abundantes en el género Brachypodium.

Aunque evita pueblos y carreteras, frecuentemente podemos verlos entre los bosques y las zonas urbanas.

Los ciervos frotan los cuernos con los árboles que delimitan los bosques y los grandes claros. Machos y hembras forman grupos separados y sólo se juntan en épocas de celo. La manada de hembras es liderada por la hembra de más edad conviviendo varias generaciones mientras que en el grupo de machos se juntan más o menos todos de la misma edad.



En su pelaje predominan los colores marrones, con el vientre y la zona del ano más claro pudiendo ser casi blanco. La cola es corta y tiene un tono marrón más claro que el resto del cuerpo.

Las hembras poseen 4 mamas en la región posterior del vientre y carecen de cornamenta.

Los machos alcanzan su madurez reproductiva desde los 6 hasta los 9 años y desarrollan a partir de su primer año de edad cuernos de origen óseo que renuevan anualmente, estos son usados durante las luchas en periodos de celo y están formados por un tronco central que se va ramificando en puntas.

La esperanza de vida del ciervo macho es de 12 o 13 años, las hembras son más longevas y suelen sobrepasar los 20 años.



Los machos adultos miden de cabeza a cola entre 1,60 a 2,25 m., siendo su altura a cruz de entre 90 y 110 cm. Pesan entre 100 y 150 kg. Las hembras son más menudas y miden entre 1,60 y 1,95 m de cabeza a cola y pocas veces sobrepasan los 100 kg de peso.  

Las medidas y peso dependen mucho de las condiciones climatológicas y la densidad de población y por eso abarcan tanto margen.



Se estima que la cornamenta se desarrolla a un ritmo de 2 cm al día. 

En el ciervo adulto se pueden llegar a apreciar, de abajo a arriba, dos pares de puntas luchaderas, un par de puntas centrales y un número variable de puntas en la parte superior a la que coloquialmente se le llama corona

La cornamenta se desarolla gradualmente y alcanza su esplendor en torno a los 7 u 8 años, a partir del noveno año la cornamenta va mermando anualmente con menor número de puntas.

Con un año de edad pueden poseer un par de varas no ramificadas, la apariencia de esta primera cornamenta viene marcada por la cantidad de leche que recibió de la madre, al segundo año tendrán ya de 6 a 12 puntas y aumentarán de tamaño y número en los años posteriores.  



El ciervo es un mamífero poligínico, esto es, los machos basan el éxito reproductivo en el apareamiento con cuantas hembras les sea posible y las hembras crían en solitario. 

La época de celo suele ser en septiembre, de modo que la gestación dura entre 235 y 240 días y los partos suelen producirse en el mes de mayo, pero esto puede variar en función de la disponibilidad de alimento en primavera, pudiendo adelantarse o retrasarse el cortejo.

Desde que cumplen los 2 años de edad las hembras son fértiles y pueden gestar una cría por año, no todos los partos se llevan a buen término así que el índice de prolificidad es menor que uno.



La época de celo de los ciervos se conoce coloquialmente como berrea o brama, hace referencia al sonoro bramido que emiten los machos en esta época. 

La berrea se emplea como una señal dirigida a otros machos para mantenerles a raya sin necesidad de entrar en lucha. La duración de la berrea suele ser de unos 25 días y durante esta los machos se desplazan a las zonas donde hay más hembras.



Después de nacer en el mes de mayo los cervatillos son amamantados durante al menos cuatro meses. Al destete, las crías de sexo femenino pesarán unos 48 kg mientras que los machos pesarán unos 54 kg. Estos pequeños cervatillos poseen un pelaje muy característico con un fondo marrón y manchas o pintas blancas.



Los rastros del ciervo

Las huellas del ciervo son inequívocas; se aprecian dos marcas de pezuñas de 6 o 7 x 8 cm en el macho y de 4 o 5 x 6 cm en hembras, la de la pata delantera es siempre más abierta y la silueta de la pezuña de la hembra es algo más afilada. Los excrementos son de color negro en fresco y de color pardo cuando están secos, tienen forma cilíndrica y con un extremo redondeado y el otro puntiagudo, de más o menos 2 x 2,5 x 1,5 cm.


Para saber más


jueves, 18 de octubre de 2018

Lista de ganadores del certamen fotográfico del Cementenario

¡Hola! Tras ponerme en contacto con los agraciados hoy te quiero enseñar las obras que ganaron el certamen fotográfico del cementenario cuya temática era "El de Abaurrea Alta es un cementerio  muy vivo".

Primero para darle mayor emoción te presento los segundos puestos de cada categoría. 

OBRA FINALISTA DE LA CATEGORÍA A - MENORES DE 10 AÑOS

Titulo: El gato del laberinto
Autor: María Gutierrez (Cáceres)



OBRA FINALISTA DE LA CATEGORÍA B -  DE 10 A 20 AÑOS

Título: Saltaestelas
Autor: Álvaro San Gil (Santander) 


OBRA FINALISTA DE LA CATEGORÍA C -  DE 20 A 60 AÑOS

Título: la barba del diablo
Autor: Eduardo Arcos (Valencia) 



OBRA FINALISTA DE LA CATEGORÍA D -  MÁS DE 60 AÑOS

Título: la estela-alada
Autor: Nuria García (Badalona) 


Y ahora, ¡paso a anunciar a los ganadores del Primer Premio de cada categoría! 


ta
                                ta
                                                         ta
                                                                                       ta
                                                                                                                        chaaaaaaaaaaaaaannnn!!



OBRA GANADORA DE LA CATEGORÍA A - MENORES DE 10 AÑOS


Titulo: Matusalén en Blanco y Negro
Autor: Marina Alonso (Cordoba)






OBRA GANADORA DE LA CATEGORÍA B - DE 10 A 20 AÑOS


Titulo: Trepamuros 
Autor: Álvaro San Gil (Santander)





OBRA GANADORA DE LA CATEGORÍA C - DE 20 A 60 AÑOS


Titulo: ¿Perdidos?
Autor: Joxean Arbizu (Pamplona)






OBRA GANADORA DE LA CATEGORÍA D - MÁS DE 60 AÑOS


Titulo: Destello azul
Autor: Laura Paez (Santiago de Compostela)




Bueno, ahora me toca felicitar a todos los agraciados, recibiréis vuestro fabuloso premio en los próximos días por correo. Nos lo habéis puesto difícil, a todos los participantes deciros..  

¡Gracias por ayudarnos a celebrar el centenario de la clausura de nuestro cementerio con vuestras preciosas fotografías! 

lunes, 15 de octubre de 2018

2 recetas con setas


¡Hola! Hoy paso a responder a una consulta que me han realizado vía e-mail. Me piden sugerencias o recetas para salirse del clásico “revuelto de setas” con los hongos y setas que han recogido en la Selva de Irati o en el término municipal de Abaurrea Alta, pues el límite de recogida de 8 kgs diarios da para mucho en la cocina.

Así pues, buscando y rebuscando en mis recetarios, he encontrado dos propuestas para utilizar el preciado manjar que seguro sorprenden a vuestros comensales.


ROLLITOS DE CARNE CON SALSA DE SETAS


La primera de ellas son unos rollitos en salsa que utilizan las setas de temporada como ingrediente secundario. Te cuento un poco, la receta se prepara en media hora pero se necesitará una hora de cocción.

Necesitarás los siguientes ingredientes para 6 comensales:

75 gr de mantequilla
1 cucharada de aceite
300 gr de setas de temporada
1 dl de nata líquida
6 filetes de ternera de 120 gr cada uno
1 limón
2 hojas de salvia (opcional)
Pimienta y sal

Para el relleno utilizaremos

150 gr de jamón serrano
125 gr de miga de pan
¼ de litro de leche
½ Kg de la parte verde de las acelgas
50 gr de un buen queso de oveja rallado
1 huevo
1 pellizco de nuez moscada
Sal y Pimienta

¡Manos a la obra!

Lo primero que haremos será remojar la miga del pan en la leche, mientras lo tenemos a remojo escaldaremos las acelgas en agua hirviendo y las escurriremos concienzudamente para después picarlas muy finitas con el jamón serrano.

En un bol mezclaremos la miga de pan que también habremos escurrido con el queso rallado, las acelgas y el jamón. Nos quedará una masa en la que mezclaremos bien todos los ingredientes con ayuda de una cuchara de madera, a esta masa le añadimos el huevo con sal, pimienta y un poquito de nuez moscada y la dejaremos reposar un cuarto de hora a temperatura ambiente.

Cortamos los bordes y aplastamos todo lo que podamos los filetes de carne, sobre estos filetes repartiremos nuestra masa de manera uniforme y los enrollaremos atándolo con cordel agroalimentario para que no se suelte.



En una cazuela derretiremos 50 gramos de mantequilla y añadiremos una cucharada de aceite de oliva. Cuando la mantequilla y el aceite tomen temperatura doraremos nuestros rollitos por ambos lados, con cuidado para que no se deshagan.

Será el momento de añadir la salvia opcional y unas tres o cuatro rodajas de limón a la que les hemos quitado la piel.

Cuando los rollitos estén dorados los salpimentamos y tapamos la cazuela, los dejaremos cocer a fuego suave unos 40 minutos moviéndolos de vez en cuando para que no se quemen.

Ahora será el momento de hacer la salsa echando mano de nuestras setas, que habremos limpiado con sumo cuidado eliminando los restos de tierra y las partes pochas que tengan.

Una vez limpias las setas, las salteamos con 25 gr de mantequilla en una sartén y añadimos la nata líquida, rociándolas con el zumo de limón. Salpimentamos y unos diez minutos antes de que los rollitos estén listos lo incorporamos a nuestra cazuela.

Este plato se sirve en un plato, a un rollito por persona (¡acuérdate de quitarle el cordel antes de servirlo!) con su salsa de setas.


PIROSCHKI DE SESOS Y SETAS


La segunda receta es aún más exótica, son unas Piroschki, que vienen a ser unas empanadillas rusas.

Para 8 raciones necesitaremos:

Medio Kilo de harina de trigo
¼ de leche tibia
20 gr de levadura
Media cucharadita de sal
2 huevos
1 cuchara de postre de azúcar
125 gr de mantequilla
1 cucharada de vodka
Y para el relleno
500 gr de chucrut
200 gr de setas de temporada
3 cebollinos
4 cucharadas de mantequilla
2 sesos de ternera o cordero (si no eres mucho de vísceras se puede hacer con 500 gr de carne picada de vaca)
1 cucharada de vinagre
½ cucharada de postre de sal
½ cucharada de postre de pimientra

Nuestras empanadillas rusas las pintaremos con una salsa que haremos con

2 yemas de huevo
1 cucharadas de nata líquida
3  cucharadas de mantequilla



¡A cocinar se ha dicho!

Ponemos en una fuente honda o un bol ¼ de leche tibia sobre la que desmenuzamos la levadura. Añadimos los dos huevos, una cucharada de azúcar, otra de vodka y media de sal. Fundimos los 125 gramos de mantequilla y la incorporamos. Mezclamos bien hasta que la levadura se disuelva completamente. Una vez ocurra esto, le echaremos el medio kilo de harina y dejaremos que espese la pasta hasta que veamos que hace unas pompas. 

Retiramos la masa de la fuente y la colocamos en otro recipiente en un sitio cálido tapado con un paño. Hay que dejarla reposar un total de 3 o 4 horas, (realizando pequeñas tareas a las dos horas y a las 3 horas) así que podemos prepararla a la mañana para tomarla a la noche, aunque se recomienda consumirlo al día siguiente de prepararlos, pues por lo que se ve mejoran con el tiempo.

Para el relleno fundimos dos cucharadas de mantequilla a fuego medio y le echaremos el chucrut. Lo dejamos 45 mins a fuego medio mirando de cuando en cuando que tenga líquido, si se ha evaporado le echaremos medio vasito de agua para que no se nos seque.

Cortamos los cebollinos en cuadraditos y limpiamos bien las setas.

Fundimos en una sartén dos cucharadas de mantequilla en la que freiremos los cebollinos.
Lavamos los sesos en agua fría hasta quitarles toda la sangre y luego la piel (eso que te ahorras si decides usar carne picada).

Cuando los cebollinos estén transparentes añadiremos a la sartén los sesos o la carne picada, añadiendo para ello una cucharada de vinagre y dos de sal. A los 10 minutos le echaremos las setas de temporada troceadas y dejaremos hervir otros diez minutos removiendo de vez en cuando.

Añadimos el contenido de la sartén excepto los sesos sobre el chucrut hervido, 
en el caso de que hayamos usado carne picada podemos añadirla. En el caso de los sesos, cuando se templen los cortamos en trocitos pequeños y los añadiremos para que se enfríen del todo con el chucrut, las setas y el cebollino, mezclando todo bien.

Dejaremos enfriar.

¿Cómo va nuestra masa? Cuando pasen dos horas desde que la dejamos bajo el paño es hora de amasarla de nuevo durante dos minutos y volver a recolocarla bajo el paño en un sitio cálido para que siga fermentando. Cuando pase esta hora la volveremos a amasar otros diez minutos y la dejaremos de nuevo, esta vez 25 – 30 minutos.

Vale, ya tenemos nuestro relleno preparado, nuestra masa ya está a punto… es hora de trabajarla.

Para ello, espolvoreamos la superficie de trabajo con harina, ponemos encima la pasta y la amasamos haciendo un círculo de unos 4 milímetros de espesor. Si la masa se nos pega espolvoreamos harina hasta que esto deje de suceder. Cortaremos, con ayuda de un vaso o un molde redondo, tantos círculos como nos sean posibles.



En cada oblea ponemos una cucharada bien llena de nuestro relleno que ya estará del todo frío y las cerramos, como solemos hacer con las empanadillas, apretando las esquinas con los dedos o con ayuda de un tenedor.

Ya tenemos nuestras empanadillas rusas de sesos y setas. Ahora sólo nos faltará cocinarlas.

Engrasamos una fuente del horno con mantequilla y colocamos encima nuestros piroschki separándolos al menos 2 centímetros entre sí. Los tapamos con un paño durante 20 minutos y aprovechamos para precalentar el horno a 200 grados.

Batiremos las dos yemas de huevo con 2 cucharaditas de nata líquida y pintaremos nuestro aperitivo antes de meterlo en el horno.

Los dejaremos dentro del horno precalentado durante 20 minutos hasta que adquieran un color tostado. Cuando esto ocurra los sacaremos y los reservaremos hasta consumirlos bajo un paño.

Se pueden tomar calientes o fríos, a gusto del consumidor.
___________________________________________

¡Vaya! ¡Menuda faena! Quieres hacer estas recetas pero no tienes setas de temporada ¿olvidaste sacarte tu vale de recolección y el bolsillo te pesa al ver el precio de las setas en el supermercado? ¡Que no cunda el pánico! Puedes sustituir las setas por champiñones, claro que el sabor cambiará notablemente y se suavizará pero así, al menos, te quitarás el antojo hasta que puedas hacerte con ellas. 

Bueno, pues hasta aquí llegamos hoy con dos propuestas exóticas para utilizar las setas de temporada que hayas recolectado estos días. ¡Que pases una feliz semana!

sábado, 13 de octubre de 2018

Los Pirineos desde Abaurregaina






En esta entrada te presento los siguientes, empezando por el Peneblanque (no te contaré el truquito que usé para recordarlo, pero seguro que te lo imaginas). El Peneblanque lo vemos muy cerquita del Billare, justo a su derecha.

10.- Peneblanque

Seguro que por su nombre deduces que este monte forma parte del Pirineo Francés, está en el macizo de Larra en Bearn. Se le conoce como Peneblanque, Pene Blanque, Pics de Péne o Peñablanca.´

Su cota es de 2.385 m.

Es un monte formado por dos picos de igual altitud y próximos entre ellos.


11.- La Mesa de los 3 reyes

La Mesa de los 3 Reyes (Hiru erregeen mahia en Euskera) es otra de las montañas archiconocidas en la cultura vasca por ser, según se dice, el monte más alto de Navarra. Su nombre se debe a la leyenda popular de que en su cima se reunían los reyes de Navarra y Aragón con el vizconde de Bearn (Francia) para tratar los temas de estado, ya que desde allí es cierto que se ven los 3 antiguos reinos.

También se le llama Meseta d'os Tres Reis, Tabla d'eths Tros Rouyes, y Table des Trois Rois. Geograficamente se situa en el macizo de Larra, en la frontera entre Navarra (Valle de Roncal) con Francia al Norte y con Aragón (Huesca) al Este.

Su cota es de 2.444 m



12.- La Paquiza / Linzola

El Siguiente monte que tenemos mirando hacia la derecha de la Mesa de los tres Reyes es la Paquiza de Linzola , actualmente perteneciente al valle de Ansó, en Huesca (Aragon), lo podemos encontrar en las guías como Lapakiza Linzola, o Paquiza de Lintzola.
Este monte aragonés separa los valles de Belagua y el de Zuriza. Y tanto los vecinos del Roncal como los de Ansó han reclamado para sí La Paquiza de Linzola mediante litigios que se remontan al S.XVI.

Respecto a su curioso nombre Paquiza derivaría de Paco, una palabra utilizada en Aragón para designar a laderas sombrías mientras que Linza (Ynçea) se refiere a un lugar poblado por juncos. Así que su nombre completo vendría a significar algo como “ladera a la sombra del juncal” o “zona sombría de la junquera”.

Su cota es de 2.104 m




13.- El Petrechema

El Petrechema es un monte reconocible en nuestro paisaje porque se aprencia bastante bien y sobresale en su perfil. Su cota es de 2.371 m. y se le conoce también como el Pico de Ansabere o Ansabère (nombre que recibe el macizo en el que se asienta), Ansabère, Pietragema o Petragème.

Se trata de uno de los picos del pirineo más emblemáticos de Huesca en la frontera con Francia. En este monte está enclavado el paso de Ansó, que permite cruzar la cordillera y pasar de Ansó a Lescún.  



14.- Sobarcal

El Sobarcal desde Abaurrea Alta – Abaurregaina se ve como un pequeño piquito que sobresale entre el Petrechema o Petragema y el Mallo Acherito que contrasta con ellos en tamaño aparente y forma, parece una cumbre más pequeña y afinada, de hecho, otro de sus nombres es “dedo de Petrechema” o “el dedo de Petragema” por su cercanía y diferencia con este.

Tiene una cota de 2.257 m. y, por lo que puedo leer, su cumbre ofrece unas vistas realmente espectaculares sobre el circo de Lescun y la Selva de Oza.





15.- El Mallo Acherito

El Mallo Acherito es un monte que parece estar anexo a su derecha (el Chinebal de Gamueta) así que me sorprende ver que se encuentra más cercano al barranco de Petrechema.
Seguimos en el Pirineo Aragonés, en Huesca.

En las guías puedes encontrarlo como Acherito, Atxerito, Mallo de Atxerito, Pic de l´Acherito, Pico de las Tajeras o –mi favorito- Lachurrito.

A simple vista, el conjunto del Lachurrito y el Chinebal de Gamueta recuerdan a un par de orejas gatunas que sobresalen en un punto del Pirineo que vemos.

Su cota es de 2.374 m.

16.- El Chinebral de Gamueta

El Chinebral de Gamueta es el monte que continúa al Mallo Acherito por su derecha cuando lo vemos desde nuestro pueblo, se le conoce también como el Ginebral de Gamueta, nombre que hace una doble referencia a especies vegetales ya que por un lado Chinebal o Ginebral haría referencia a un lugar abundante en enebros (juniperus communis) y Gamueta se emplea para designar un lugar en el que crece el gamón (la varilla de San José el Asphodelus albus).  

Se trata de la cumbre principal del circo de Gamueta, compuesto, entre otros montes, por el Anzotiello y la Gorreta de los Gabachos.

Su cota es de 2.329 m.




17.- La Gorreta d´os Gabachos

La Gorreta d´os Gabachos o Gorreta de los Gabachos se ve recortada con una particular forma escarpada desde el mirador de Abaurrea Alta, una vez que la localices seguro la recuerdas sin dificultad. Leo que su nombre se debe a que esta forma recuerda al gorro que tienen en el país vecino (aún no le veo el parecido desde aquí pero seguiré mirando).

Su cota es de 2.268 m.





18.- Quimboa

El Quimboa y El Chipeta parecen abrazarse cuando miramos hacia el sureste, estos montes se suelen ver estupendamente pues siempre les da buena luz y parecen estar cerca. En realidad, el Quimboa es una pequeña sierra que separa el barranco de Gamueta con el de Petraficha. En las guías de alpinismo y senderismo lo podemos encontrar como Quimboa, Quimboa Alto o Punta Quimboa.

Su cota es de 2.182 m.

19.- Chipeta

El Chipeta parece estar pegado al Quimboa, se trata del siguiente monte que nos queda a la derecha en la foto y al igual que este primero suele ser muy visible desde nuestro pueblo y parece estar muy cerca pese a situarse en Huesca, sobre la Selva de Oza. Lo conocemos como Chipeta o Txipeta.

Su cota es de 2.175 m.




20.- El Ezkaurre

El siguiente de los montes está en Navarra, aunque fronterizo con Huesca, en el Valle del Roncal. Su nombre, Ezkaurre o Ezkaurri indistintamente, se traduce  como “delante del río Esca”.

Entre la cima del Ezkaurre, cuya cota es de 2.045m. y el pico de Kañadaziloa tenemos el único ibón de toda Euskal Herria, el ibón de Ezkaurre.

Este ibon es pequeño pero tiene leyenda; leo que allí una princesa perdió un anillo pero por ahora no he encontrado la fuente, seguiré buscando y si encuentro la leyenda entera ten por seguro que podrás leerla aquí.



21.- El Rincón del Alano

El Rincón del Alano es una punta que asoma detrás del Ezkaurre, se trata de una montaña del valle de Ansó, en Aragón y se halla muy próximo en el mapa al Peñaforca, que es el monte que vemos a su derecha. ´

Su cota es de 2.357 m. y se le conoce como Rincón del Alano, Rincó d´Alano, Punta del Rincón del Alano y Punta d´o Rincón d´Alano.


22.- Peñaforca

El siguiente monte a la derecha del Rincón del Alano es el oscense Peñaforca cuya cota es de 2.390 m., pertenece a la sierra de Alano, que se enclava entre los valles de Ansó y Hecho.

Puedes encontrarlo en las guías con los nombres de Peña Forca, Penyaforca y Achar de Forca.

23.- Agüerri

Entre el Peña Foca y el Agüerri , 1400 metros más abajo encontramos el famoso desfiladero de Boca del Infierno. Al Agüerri también se le conoce como la Cima Negra.

Su cota es de 2.447 m.


24.- Bisaurin

El último de los colosales del Pirineo que podemos ver con claridad y nitidez desde Abaurrea Alta – Abaurregaina es el Bisaurin, un monte insignia del Pirineo Aragonés por ser el más alto que encontramos desde que emprendimos la travesía virtual desde el Pirineo Cantábrico.

Se encuentra en las fronteras de los valles Hecho – Echo y Aragües. Sobre el significado de su nombre, hay quien lo relaciona con Bizar (barba en euskera) y Aurin, un topónimo local que deriva de la palabra latina Aurea “dorada”, según esta hipótesis Bisaurin vendría a significar “barba dorada”.

Su cota es de 2.670 m.


Bueno, pues ya hemos repasado los principales montes que vemos del Pirineo desde Abaurrea Alta - Abaurregaina, en el valle de Aezkoa. En la primera parte de la entrada empezamos por el Ori, y ahora en esta segunda hemos acabado con el Bisaurin. 


Ahora es tu turno ¿podrás memorizarlos y ponerles nombre la próxima vez que los veas?, espero que si.. ¡hagamos la prueba!

El Ori, el Oritxipi, el Otsogorrigaina, Kartxela, Lakora, Soumcouy, Anie, Añelarra, Billare, Peneblanque, La Mesa de los 3 Reyes, La Paquiza de Linzola, el Petrechema, el Sobarcal, el Lachurrito (Mallo Acherito), El Chinebral de Gamieta, la Gorreta de los Gabachos, el Quimboa, el Chipeta, el Ezkaurre, el Rincón del Alano, el Peñaforca, el Agüerri y el Bisaurín. 
Bajo esta foto he colocado los nombres en blanco, sólo lo leerás si seleccionas con el puntero el texto. 

Recordarte que para obtener más información de estos montes puedes acudir a la web de www.mendikat.net y buscarlos.