lunes, 12 de noviembre de 2018

el Llantén menor


Cuando el año pasado me reuní con algunos vecinos del pueblo para hacer un pequeño estudio etnográfico varios de mis informantes me hablaron de una planta, conocida como “seis venas” o “sei – zain”, que la curandera del lugar les mandaba recoger y que tras ser procesada se suministraba a personas y ganado para curar diversas afecciones.

Además de describírmela (se llama así porque en el envés de sus hojas pueden distinguirse de seis a siete venas o nervios muy marcados) tuvieron a bien mostrármela in situ, al borde de los caminos y en los recovecos de la acera.

Se trataba del Llantén, Plantago Mayor (para los ejemplares con las hojas más redondeadas) o Plantago Lanceolata (para aquellos ejemlpares cuyas hojas son mucho más finas y alargadas).

En la entrada de hoy vengo a contarte lo que he podido aprender de la variedad Lanceolata, pero que sepas que todas las propiedades y recetas que te propongo las tienen y las puedes realizar también con el Llantén mayor.

Diferencias entre el Llantén menor y el Llantén menor, ambas muy comunes en Abaurrea Alta

Crece en pastos y herbazales de Europa y Asia hasta los 2.500 m de altitud y, procedente de Eurasia, hoy se encuentra de manera naturalizada en prácticamente todo el mundo.

En Navarra la consideraríamos una planta ruderal, pues crece junto a los caminos e, incluso, entre la acera, en los huecos de las paredes.. etc. Seguro que la has visto mil veces y la has considerado una mala hierba pero te aseguro que si lees hasta el final esta entrada de hoy cambias bien rápido de parecer.

Se la conoce como cinco venas (en Aragón), cola de rata, lengua de mixón, llantaina, llantén, llantén de cinco nervios, llantén de hoja estrecha, llantén menor, matapepinos, plantaina, yerba de cinco ventas, corrihó, orelha de cabra, borzain belarra o ezpata plantaina entre otros nombres.

Aspecto general de la seis venas o llantén menor

 (Plantago lanceolata)

Se trata de una hierba perenne, de 3 a 30 cm.de altura, con un rizoma (raíz subterránea de la cual brotan múltiples plantas separadas entre sí) corto y raíces que no se engrosan. Sus hojas miden 1,5 – 3 cm de ancho y unos 6 - 8 cm de largo y crecen en una o varias rosetas basales (esto es, nacen varias y siempre de la base de la planta).

Tienen forma plana y lanceolada - aguda, pueden ser enteras o denticuladas y cada una posee de 3 a 7 nervios, siendo 6 los más comunes, que se alargan y estrechan conforme se aproximan al peciolo de la hoja.  

Su flor es una insflorescencia que sale en forma de una densa espiga plagada de pequeñas flores de color blanquecino. Esta espiga crece cuando termina su floración. El fruto es una especie de cápsula (pixidio) que contiene de 4 a 16 semillas.



Usos grastronómicos y medicinales del Plantago 

lanceolata, Seis venas o Llantén menor


Estas hojas son comestibles y tienen valor nutricional, así que las podemos incluir tanto crudas en ensaladas de verano como guisadas en sopas, purés u otros platos calientes. De tomarlas en crudo no se recomiendan grandes cantidades pues su exceso en vitamina K puede ocasionarnos algún que otro problemilla.

Podemos también tomarlo en té, preparando la infusión con una cucharada con las hojas secas y machadas en una taza de agua caliente y dejándola reposar durante 5 minutos antes de colarla y beberla.
Como bien me indicaron mis vecinos, tiene muchos usos medicinales de los cuales he encontrado los siguientes:

Posee gran cantidad de flavonoides, glucósido aucubina, ácido silícico, taninos y mucílagos, por lo que tradicionalmente se ha usado como antiséptico, expectorante, saciante, depurativo, calmante, anti-inflamatorio, antibiótico, cicatrizante, antihemorrágico, emoliente y astringente. También acelera la recuperación de catarros, constipados y gripes.

Pero sus usos medicinales no acaban ahí; mejora el funcionamiento de las vías respiratorias, alivia el dolor de garganta, la tos y cura la afonía si se hacen gárgaras con la infusión, se usa en casos de cistitis, alivia y reduce las hemorroides, detiene de manera inmediata la diarrea, mediante enjuagues bucales mejora la salud de las encías y cura pequeñas llagas y heridas, combate el herpes, alivia las picaduras de mosquitos e insectos, ayuda a depurar la sangre, cura la rinitis, alivia la inflamación intestinal y el dolor de dientes, también los de la menstruación, estimula la eliminación del ácido úrico (la gota).. Vaya, que casi casi sirve para todo.




Aquí te cuento algunas “recetas” que he podido leer para algunos males comunes:

Recetas de uso medicinal del Plantago Lanceolata o 

Llantén Menor

Para aliviar la tos, la bronquitis y liberar las vías respiratorias podemos hacer un jarabe expectorante; para ello prepararemos una infusión con dos cucharadas de sus hojas secas y machacadas y agua hirviendo, dejándolo reposar de cinco a diez minutos. Tendremos que beber tres tazas al día (mañana, tarde y noche)

Si lo que buscamos es su efecto diurético, muy apropiado para aquellas personas propensas a retener líquidos, tomaremos la infusión descrita más arriba por lo menos dos veces al día.

Estas infusiones también te ayudarán a regular los niveles de azúcar en sangre, y también regula la tensión arterial en personas hipertensas, saciarán un poco tu apetito y mejorarán tu salud intestinal, frenando la diarrea y actuando como laxante en casos de estreñimiento.



Como cicatrizante, antiséptico y emoliente escaldaremos en agua caliente sus hojas y las aplicaremos sobre la herida de manera tópica.

Para lesiones o infecciones oculares se usa el agua de la decocción para enjuagar bien los ojos. 

Para bajar o reducir la fiebre podemos usar sus hojas escaldadas y colocarlas en la frente mediante una cataplasma.

Como te comenté al principio de esta entrada, si se aplica de manera tópica, esta planta puede usarse tanto en personas como en animales. Muy valorada en antaño, ha sido utilizada de manera tradicional tanto por médicos como por veterinarios en casos de urgencia. 

¡No la pierdas de vista!

viernes, 9 de noviembre de 2018

4 guisos para quitarte el frío


¡Hola! Ando a tope con el curso online organizado desde el Museo de Estelas pero hoy he decidido sacar un rato para compartir contigo 6 riquísimos platos de esos que se comen calientes y con cuchara, que seguro te quitarán el frío este otoño fresquito que nos ha llegado de golpe.

1.- Potaje de vigilia

Se prepara en unos 20 minutos y requiere 2 horas de cocción.

Para prepararlo necesitarás los siguientes ingredientes:

½ kg de garbanzos
½ kg de espinacas
125 gr de bacalao
1 cebolla picada
3 dientes de ajo
2 tomates maduros
1 hoja de laurel
1 ramita de perejil
½ dl de aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón
Sal
1 huevo duro
1 cucharada de harina

La noche anterior pondremos los garbanzos en remojo cubiertos de bien de agua templada y un puñado de sal.



En el momento de preparación los escurriremos y pondremos en una olla cubiertos con agua caliente añadiendo el bacalao troceado y sin desalar, dos de los tres dientes de ajo necesarios en esta receta (acuérdate de pelarlos) y la hoja de laurel.

Cuando la olla rompa a hervir bajaremos el fuego y lo dejaremos cocer durante dos horas. Mientras tanto, podemos lavar las espinacas que coceremos, escurriremos bien y picaremos finito. Añadiremos las espinacas picadas a los garbanzos aproximadamente a la hora y media, cuando sólo falte media hora para acabar su cocción.

Machacamos el último diente de ajo que mezclaremos con la ramita de perejil picada, en una sartén calentaremos el aceite al que incorporaremos la cebolla muy picada, los tomates troceados, una cucharadita de harina, el ajo con el perejil y el pimentón.

Lo echaremos todo a la olla y comprobamos el nivel de sal. Dejamos cocer todo junto unos minutos más y ya tendremos nuestro potaje listo. Lo serviremos en unos cuencos con huevo duro troceado.

2.- Alubias careta con guarnición

Estas alubias se pueden tomar en caliente durante el invierno o templadas en verano. Se tarda unas dos horas en prepararlo y necesitarás para ello:

1kg de alubias careta
1 cebolla
2 clavos
3 dientes de ajo
1 zanahoria
Perejil
1 Kg de tomates
Tu planta aromática favorita
Ponemos en una olla 1 kg de alubias de tipo careta con el doble de su volumen de agua fría. Las llevaremos lentamente a ebullición, las retiramos y dejamos en remojo durante una hora.

Las escurrimos y las colocamos con el doble de volumen de agua fría, una cebolla, 2 clavos, 3 dientes de ajo sin pelar, 1 zanahoria y un ramito de tu planta aromática favorita.
Hervimos a fuego muy bajo durante una hora y media.

Retiramos las hierbas y las verduras y sazonamos las alubias. Salteamos medio kilo de tomates picados.

Machacamos los ajos con perejil y serviremos las judías escurridas, con los tomates alrededor y el encima la mezcla de ajo y perejil.


 3.- Alubias guisadas

Esta receta es muy fácil de hacer, se prepara en diez minutos y requiere dos horas de cocción.

Para realizarla necesitarás:
500 gr de alubias blancas
500 gr de patatas, mejor si son del Pirineo
2 chorizos
100 gr de tocino
2 dientes de ajo picados
Unas pocas ebras de azafrán
½ dl de aceite de oliva
1 cucharadita de perejil picado
Sal
Ponemos las alubias a remojo en agua fría durante toda la noche.

A la mañana siguiente las escurriremos y las pondremos en una cazuela de fondo grueso con el tocino, las cubrimos de agua y las llevamos a ebullición a fuego medio. Cuando empiecen a hervir les quitamos la espuma que se haya podido generar y las retiramos del fuego un momento, como para que se confíen. Las volveremos a poner en el fuego y las dejaremos cocer durante dos horas, añadiendo agua cada vez que sea necesario. Cuando haya pasado una hora de cocción añadiremos las morcillas y los chorizos.

Pelamos y troceamos las patatas, las agregaremos a nuestras alubias unos 20 minutos antes de que termine la cocción.

Calentamos el aceite de oliva y freímos los ajos, antes de que se doren les incorporaremos el perejil y el azafrán. Incorporaremos este sofrito lentamente removiendo suavemente con una cuchara con cuidado de que nuestras alubias no se rompan.

Cuando estén cocidas sazonaremos un poquito y dejaremos que den el último hervor.

Las serviremos con las morcillas y los chorizos troceados.


4.- Alubias de Tolosa

Esta receta digna de un groumet se prepara en media hora y requiere unas dos horas de cocción. Para realizarla necesitaremos:

500 gr de alubias de Tolosa
1 dl de aceite
Sal
Guindillas
150 gr de tocino de veta
150 gr de chorizo
150 gr de costilla de cerdo
1 oreja de cerdo
1 berza
2 patatas
4 dientes de ajo
1 tomate maduro
1 pimiento verde
1 zanahoria
1 puerro
1 cebolla

Al igual que con el resto de recetas que hoy te traigo, deberás poner las alubias a remojo la noche anterior. Al día siguiente las echarás en una cazuela con abundante agua, las taparás y las dejarás que hiervan. Cuando hayan consumido toda su agua, les echarás bien de agua fría y añadirás el decilitro de aceite de oliva, la cebolla, el puerro, el pimiento verde, la zanahoria, el tomate maduro y dos dientes de ajo pelados. Dejarás todo cocer lentamente removiendo de vez en cuando con una espátula o una cuchara de madera con mucho cuidado de no romper las alubias.


Para que queden hechas y enteras deberás dejarlas cocer durante dos horas. Entonces las retirarás del fuego y sacarás las verduras que triturarás con dos cacitos del caldo.

Es el momento de que frías los otros dos dientes de ajo en un poco de aceite, los añadirás a las verduras.

Tritura bien las verduras con el ajo e incorpora todo a las alubias dándole un último hervor.
Vamos con la berza, que tendrás que cocerla en dos aguas, esto es, la echarás a la cazuela con agua cuando esté en ebullición y esperarás hasta que vuelva a hervir, entonces la sacarás y la echarás a otra cazuela con agua fría a la que le habrás echado la sal y un chorrito de aceite de oliva.

Cuando hierva esta tercera vez le añades las patatas troceadas, las costillas, el chorizo, la morcilla, el tocino de veta y la oreja. Dejas hervir hasta que estén en su punto.

Una vez tengas los dos platos listos y calientes los sirves juntos en un mismo plato. ¡Ya tienes tus alubias de Tolosa! Calentitas y con todos sus sacramentos.


viernes, 2 de noviembre de 2018

Novedades del mes en Hilarriak - Museo de Estelas

Hola, hoy 2 de noviembre, día de Fieles Difuntos te traigo unas pocas novedades desde el Museo de Estelas con las que -practicamente y si no surgen más a última hora- , daremos por finalizada la celebración del Cementenario: el centenario de la clausura de nuestro cementerio parroquial, hoy reconvertido en Museo-Laberinto.

1.- MINIVIDEOS

Para la ocasión, aquí tienes 3 pequeños vídeos de menos de un minuto de duración para explicarte por qué, si buscas una experiencia única en el mundo, este lugar de Abaurrea Alta puede cumplir tus expectativas. Los audios utilizados para esta ocasión han sido compuestos por los hermanos Derek & Brandon Fiechter


Hilarriak es un cementerio parroquial con 500 años de historia, la mayor parte de los habitantes que han poblado Abaurrea Alta siguen, a día de hoy, bajo este suelo. Conserva un rico patrimonio funerario que difícilmente se encuentra en otros circuitos de Necroturismo o Turismo de Cementerios.


Hilarriak es un pequeño pero hermoso Laberinto en el que los niños juegan y los adultos encuentran una buena dosis de belleza y romanticismo. Además, una vez lo resuelvas  podrás verlo desde arriba. ¡Menudo vértigo!


Hilarriak es un Museo que cuenta con una visita guiada gratuíta y un discurso museístico propio en el que aprenderás en contacto directo de manera interactiva sobre el arte funerario medieval y tardo medieval, pues nuestro cementerio alberga una de las mejores y más variadas colecciones de estelas "in situ" de Europa. 

2.- CURSO ONLINE Y GRATUITO

Como colofón a este año, desde el Museo de Estelas hemos organizado un curso de aproximación a las estelas discoideas gratis y online. 

Estará activo hasta el 18 de noviembre y se lleva a cabo de una manera muy innovadora: mediante un hilo de twitter al que puedes sumarte pulsando en este enlace

Consta de pequeños tweets, ejercicios, bibliografía, material de apoyo y una prueba final de evaluación. Todos los participantes podrán adquirir un título simbólico una vez superado el curso.

Pinchando en la imagen accederás al curso de manera limpia y ordenada pero para participar de manera activa deberás comentar en el hilo correspondiente del perfil de twitter. Las mejores aportaciones irán para este momento.


3.- PARTICIPACIÓN EN MEDIOS

Hemos colaborado en el último boletín de la Cofradía de Roncesvalles con motivo del día de Todos los Santos. Pronto, el texto íntegro de nuestro aporte en este enlace. Esta colaboración fue posible gracias a Patxi Izco, ex-Prior de la Colegiata quien nos la propuso hace unos meses ¡Gracias!

Aquí puedes leer un genial reportaje que nos realizaron los amigos de Donosti City que en su último paso por tierras navarras tuvieron a bien visitar nuestro cementerio ¡y parece que les gustó!

También nos entrevistaron para la radio online Radio Viajera en la que se hacen eco de los mejores destinos para visitar en vacaciones. ¡Menudo honor! Aquí te dejo el Podcast para que lo escuches cuando quieras. 

Y hoy viernes han emitido un pequeño vídeo de nuestro laberíntico museo en Teledonosti, dentro del programa Guipuzcoa a Diario, estas tres incursiones en los medios se las debemos a Carlos Bengoa. ¡Gracias!

lunes, 29 de octubre de 2018

LA ESTELA ABA21H

Hola, hoy te vengo a contar la información referente a una estela de las que actualmente se exponen en el Museo de Estelas de Abaurrea Alta - Abaurregainako Hilarriak. Se trata de la estela Aba21H renombrada como estela número 2 en nuestro laberinto. 

LA ESTELA ABA21H

Estela discoidal de piedra caliza labrada por ambas caras en técnica de relieve. Se conserva en buen estado con ligero desgaste en la parte superior del disco y un rebaje acusado en la base del pie en su lado derecho. 


MEDIDAS

ALTURA - 72 cm
ALTURA VISIBLE - 43,5 cm 
DIÁMETRO DEL DISCO - 36 cm
ESPESOR DEL DISCO - 10,5 cm
ANCHURA DEL CUELLO - 21,5 cm
ANCHURA DEL PIE - 21 cm
ESPESOR DEL CUELLO - 10,5 cm
ESPESOR DEL PIE - 11 cm


LOCALIZACIÓN ORIGINAL / LOCALIZACIÓN ACTUAL

Localización original: Desconocida



DESCRIPCIÓN

Estela discoidal con el pie rectilíneo.

En la cara A se aprecia una flor de siete pétalos o heptapétala inscrita en un heptágono con besantes (una manera cuqui de llamarles a las bolas) entre sus pétalos. Este motivo está realizado en relieve y se encuentra en el interior de una gruesa bordura esférica, paralela al canto del disco realizada en relieve negativo o inscultura. 

En la cara B un cuadrado central desde el que parten los brazos divididos transversalmente de una cruz griega disjunta que termina unida a la bordura del disco. Se trata de una cruz cantoneada: en sus cuarterones superiores dos figuras ovaladas de extremos agudos. En sus cuarterones inferiores sendas cruces griegas, en el derecho una de brazos y terminación recta en posición vertical y en el izquierdo una de brazos ensanchados con terminación convexa y nimbada a la izquierda. 
 .


INTERPRETACIÓN Y PARALELISMOS

Cara A  

De manera general, esta composición formada por una flor (un juego geométrico utilizando el compás que asociamos a una flor sin tratarse realmente de un motivo vegetal) inscrita en la figura que permita su número de pétalos, es una de las composiciones más frecuentes en las estelas navarras, este patrón lo encontramos en las estelas Aba03A, Aba12H, Aba14H, Aba20H, Aba31CC, Aba32H y Aba34CC de nuestro yacimiento funerario. 

Choca especialmente que se trate de una flor de 7 pétalos o heptapétala ya que las flores que solemos ver en las estelas navarras son en su mayoría hexapétalas, de seis pétalos (en un 71,9% de los casos en los que aparece una "flor" en la estela), seguidas de las de 4 pétalos (en un 11,5% de los casos) y la de 8 (en un 8,9%). Jesus Ukar no registra ninguna flor heptapétala en "Ayer y hoy de la estela discoidea en Navarra", tesis en el que analiza un total de 1216 estelas discoideas navarras. 

Respecto a la particularidad de este motivo, ¿quizás único en Navarra?, no cabe que pueda tratarse de un error de cálculo por parte del cantero ya que la hexapétala es uno de los motivos más sencillos de trazar incluso por manos inexpertas. Una hipótesis válida sería la de que el artesano quisiese representar el motivo poniendo un especial énfasis en el número 7, ya que tenemos 7 pétalos y 7 besantes. Quizás el número 7 tuviese un especial significado para la familia, sin olvidarnos de que se trata de un número sagrado para Cristianos, Judios y Musulmanes. 

Otra hipótesis posible es que se trate de una obra que huye de la simetría, no debemos olvidar que una de las corrientes artísticas imperantes en algunas sociedades fue la de "huir de la simetría" y crear obras "imperfectas" de manera premeditada y muy estudiada por respeto a Dios. Dios es el único que puede hacer una obra perfecta. Esta corriente, quizás ya pasada de moda para los europeos sigue vigente en la cultura árabe. Puede ser que esta familia o este artesano quisieran seguir la regla del "respeto a Dios" complicándose la vida para hacer una flor de 7 pétalos, mucho más compleja que la de 6, pero imposible de realizar con un eje de simetría.  

Cara B

Dentro de la colección del Museo encontramos otras 3 estelas que muestran cruces griegas disjuntas si bien distan mucho de la que nos atañe por su especial tipología (el resto son cruces griegas potenzadas y disjuntas mediante incisión y no vaciado como en este caso). 

Una cruz trabajada de este modo es raro verla cantoneada y se esperaría como motivo único, por ahora no he encontrado ninguna que se le asemeje. Las más cercanas o visualmente similares -simplemente por comparar- serían dos estelas de Rada, en las que el cuadrado del centro se forma de manera natural con los brazos de la cruz, que se dividen en 3 partes (nuestra cruz sería el resultante de vaciar las partes centrales y dejar sin vaciar el cuadrado central) o una estela de Santacara, en la que el vaciado es similar pero cuyos brazos parten del círculo y varía la tipología de la cruz.



OTRAS CUESTIONES

Datos de fábrica o escuela de cantería

Los amigos me han animado a que introduzca este dato en las estelas que me sea posible, al estilo de Jon Etcheberry, que nos presentó a tres maestros canteros hargin de Iparralde durante las HilarriCon .Se trata de deducir los diferentes talleres o escuelas de cantería (maestro y aprendiz, linajes o sagas de canteros, o un único individuo hacedor de diferentes piezas durante su trayectoria) que han realizado nuestras estelas, para ello hemos de analizar en profundidad no sólo el motivo o la técnica sino otras particularidades, a veces sutiles, de la mano que se esconde detrás de cada pieza. 

En el caso de esta estela, aventuro a afirmar que pertenece a la misma escuela que la Aba20H.


Curiosidades y fe de ratas

Tan infrecuente es ver una flor de siete pétalos que en la documentación elaborada por un gabinete arqueológico para ofrecer a nuestros visitantes en 2009 figuraba como flor de 6 pétalos. Este error no ha sido corregido en el artículo recientemente publicado sobre la intervención arqueológica de nuestro cementerio en C.E.E.N 90. Sirva esta nota como fe de erratas hacia todos aquellos que tengan en sus manos bien la documentación antigua, bien el artículo. 


¿Te ha gustado esta entrada? si es así, quizás te interesen...




jueves, 25 de octubre de 2018

Dos de fotos


Bueno, pues aunque tenía otra entrada preparada para hoy, recibir las fotografías de los visitantes al Museo de Estelas –Abaurregainako Hilarriak y revisar la sección de fotografía me hace compartir hoy contigo algunas de las mejores fotos que he podido sacar yo misma en este 2018.

En esta ocasión te traigo 15 fotos sacadas a lo largo de este año, espero que te gusten. A cada una le puse un título y le acompaña un pequeño texto porque ya sabes que detrás de cada foto hay una historia.

1.- Regalos de la mañana

No me gusta madrugar pero a veces me despierta la luz o los estruendosos pajarillos y soy incapaz de quedarme en la cama así que me asomo a la ventana gruñendo a aquello que me haya despertado.

Lo que veo, en seguida, acalla mis gruñidos. ¡¿Cómo puede ser que el cielo esté tan bonito?! ¡¿Cómo puede ser que un pájaro tan pequeño haga tanto ruido?!

En esta ocasión la luz que se filtraba a través de las nubes me dejó boquiabierta, un sorprendente regalo de la mañana que pude captar en esta fotografía.



2.- ¡Buenos días Pyrenne!

La belleza no sólo se encuentra en el cielo o sobre una rama desnuda del árbol en esas mañanas, mucho te he contado ya sobre los montes que vemos desde Abaurrea Alta, los majestuosos Pirineos. Bueno, pues hay mañanas en las que sin quitarme las legañas los veo tan espectaculares que me doy un paseíto hasta la ermita, en zapatillas de casa y albornoz, para sacar fotos como esta.

Tengo muchísimas fotos de este tipo, pero esta la recuerdo con cariño, pues sobre los pirineos sobre ese fondo naranja que provocaba el sol había un cielo azul, muy azul, en el que se veía perfectamente la luna llena.

Soy mala fotógrafa así que ¡imáginate la maravilla que podrías haber captado tú!




3.- Conservadores de paisaje

Te invito a hacer una reflexión. ¿Cómo sería nuestro paisaje si desaparecieran las cabañas ganaderas y la agricultura? ¿Cómo sería nuestra biodiversidad? De no ser por estos “conservadores de paisaje” (que pocas veces o nunca obtienen ninguna clase de reconocimiento) nuestro entorno sería salvaje e impenetrable. El motor de la economía local no debe ser el Turismo, hay que mimar ¡y mucho! a nuestro sector primario. 

Te animo a que consumas producto local, ya sabes, nuestra riquísima patata –nada que ver con las de supermercado ¡doy fé!- y nuestra vaca pirenaica, criada con mimo y al detalle por nuestros vecinos.




4.- Un lunes cualquiera

Esta es la típica estampa del monte Ori desde Abaurrea Alta, y me sirve para volver a la cuestión de antes. Imaginemos que de aquí a 20 años ha desaparecido la agricultura y la ganadería de estos pueblos ¿cómo sería esta misma imagen?




5.- Buscando al Minotauro

Esta es una del trabajo, es normal que por aquí se cuelen fotos del Museo de Estelas que este año cumple los 100 años desde que se dejara de usar como cementerio. Si aún no lo sabes, en Abaurrea Alta no sólo tenemos unas vistas estupendas, una cabaña de vacas autóctonas y felices y una patata riquísima. Junto a su iglesia parroquial, escondido a la vista de quienes pasan por la carretera de camino a otros lugares tenemos un atractivo único en el mundo. Un Museo – Cementerio – Laberinto en el que pasártelo en grande descubriendo el arte medieval.




6.- Resaca de las HilarriCon

El congreso de este verano en el que se dieroncita los mejores investigadores sobre la edad media en Navarra y el fenómeno discoidal en el mundo me dejó un montón de cosas pendientes. Ahora estamos trabajando con las actas del congreso pero tengo una libreta llena de ideas y reflexiones que me dejaron. Para animarme en la tarea, recibí una copia de las actas el congreso que se hizo en Soria años atrás ¡menudo chute de energía!




7.- La luz óptima

Ya sabemos que las piedras son objetos inanimados.. pero una misma piedra, especialmente si ha sido trabajada por el hombre vivo, cambia constantemente dependiendo de la luz que se proyecta sobre ella. Por eso no me canso de fotografiar las mismas piedras en distintos momentos del día y en diferentes épocas. La semana pasada encontré el momento óptimo para fotografiar esta estela de oficio ¡seguro que distingues las herramientas! ¡qué bien se ve la ballesta!

Por esta particularidad de la luz sobre la piedra, es posible que si visitas por segunda vez nuestro museo descubras nuevas labras que te pasaron desapercibidas en tu primera visita mientras que otras que viste sin problema te costarán más encontrarlas.




8.- Nuestros caminos

Si en los caminos de tierra batida verás mucho cercado de ganado y mucho prado el paisaje cambia si transitamos por senderos locales sin asfaltar. En estos caminos el musgo predomina a ambos lados y predomina un color verde brillante que me encanta. Esta foto la saqué sin querer, si la hubiese sacado unos metros más a delante hubiese sido parecida, lo mismo unos metros atrás. Para impregnarte de este verde puedes pasear por la cañada real hacia Abaurrea Baja, adentrarte hasta la antigua calera o darte una vuelta por San Miguel.




9.- El roble que soñaba ser boj

Hace algún tiempo te puse por aquí (buscaré para ponerte aquí el enlace) una foto titulada “El boj que soñaba con ser roble”. Bueno, este año y en el mismo lugar se volvió a repetir la estampa y me hizo tanta gracia que le tiré la foto. Quizás no sea un boj soñando con ser roble y sea un roble que al secarse cumple su deseo de convertirse en boj.




10.- Oxígeno

Me encanta el líquen y me sorprende que se use para medir la calidad del aire. Aunque por aquí tenemos un montón de variedades de este peculiar ser, ser mitad alga y mitad hongo, estos son los más visibles en las ramas de los árboles.




11.- Colchium

A finales de este verano empezaron a aparecer al Colchium o “robameriendas”, que reciben este nombre por florecer cuando el día se acorta y las gentes del campo no podían parar a merendar para acabar la faena. Estas estaban en el mirador de la ermita, en frente al improvisado “banco de Esteban”.




12.- Mariposa

También abundaron las mariposas tardías. A esta le pude sacar la foto pero al verla la verdad es que me llama más la atención el fondo. Quedó preciosa ¿no te lo parece?.




13.- Montes

Bueno, sé que después de revisar las dos entradas en las que te conté uno a uno los montes del Pirineo Navarro, Francés y Aragonés que puedes ver desde Abaurrea Alta serás capaz de decirme cómo se llaman los de esta fotografía. La respuesta aquí.




14.- Cría de Muxarra

Esta es de esta misma semana. Hace unas noches escuché un gran estruendo por la casa, me asusté un poco y salí al pasillo. Allí estaba mi gato quieto mirándome ojiplático… y junto al gato una cría de lirón gris (muxarra) también ojiplática. Nos quedamos los tres mirándonos unos minutos con expresión perpleja y después cada uno se fue por su lado.

Al día siguiente ví que la cría avanzaba directa hacia la ventana así que aproveché y la abrí, en ese momento vino el gato así que el lirón tuvo que darse un pequeño rodeo trepando por el marco de la ventana (si, trepan por superficies verticales sin la menor de las dificultades). Cuando bajaba aproveché para sacarle la foto y así recordar aquel momento surrealista y pluricultural que vivimos en el pasillo.




15.- Atardeceres

Empecé esta entrada con imágenes sacadas de par de mañana (a eso de las 6 o las 7) y quería acabarla con uno de esos atardeceres rojizos que hemos tenido en octubre. He disfrutado de unos cuantos pero esta foto me parece especial porque es de uno de esos atardeceres que me pilló paseando, por eso está tomado volviendo al pueblo de Abaurrea Alta desde Jaurrieta y se distingue (poquito pero se distingue) el almacén de Opposa y las primeras casas del barrio Lurtaldea.