sábado, 20 de enero de 2018

Una mañana en el Archivo General de Navarra

Una de las cosas que he descubierto hace poco es (ta ta chaaaan) el “Archivo General de Navarra” que es una auténtica maravilla.

Tanto para entender el contexto histórico de un determinado suceso, cómo, a partir de ese contexto, hilar fino, y continuar investigando.

Se trata de un divertido juego.

Las cifras (épocas) y letras (nombres, apellidos, nombres de casas, toponimia…) bailan en mi cabeza cómo un enjambre de abejas, aún he de ordenar todo eso, estructurarlo, interiorizarlo..



Es una gozada la cantidad de información que tenemos gracias a aquellos escribanos, secretarios y gente de bien en general, que han sabido tomar registro minucioso de aquellos hechos singulares o propios de dejar constancia.

Por suerte, nuestros secretarios/escribanos de aquellos años tenían una letra excepcional (mi agradecimiento a aquel Miguel Maria Merino Iriarte, a aquel Rufino Elizondo…) es una letra bonita y fácil para empezar. (1909-1918). Aprendí sobre vocabulario, tecnicismos, y me familiaricé con muchos nombres y apellidos.

Si nunca has investigado nada, cómo era mi caso, meterte ahí es un poco drástico.., yo creo que aprendí a digitalizar tomando libros viejos escritos a mano en el archivo del ayuntamiento.

Mi nivel cultural es más bien bajo. Hasta hace un par de semanas pensaba que las Navas de Tolosa, cómo sería lógico, estaban en Tolosa (Guipuzcoa).

Gracias a conocer cómo vivían, de qué morían, cómo se estructuraban las familias y voluntades, el nivel de estudios que tenían… rompí tres mitos de aquellos años que tenía por ciertos.

Mito 1) Antes la gente moría más joven. Mito 2) Antes la medicina y el diagnóstico no estaban avanzados 3) Antes no se sabía escribir y el nivel educativo era muy pobre.



Mito 1) Antes la gente moría más joven

Bueno, lo que pasaba es que había muchos niños que no pasaban a infantes, enfermedades que atacaban especialmente a los niños, pero ¿Cómo parían aquellas mujeres? ¿En qué condiciones sanitarias, ambientales..? ¿Cómo había sido su alimentación durante la gestación? ¿Qué edad tenía?
También había muertes trágicas de personas de mediana edad, hechos terribles y fortuítos.. es difícil ponerse en la piel, por ejemplo, de Teresa Lorea Arrese, que pierde a dos de sus tres hijos y a su joven marido poco después. 
Pero había gente que moría a los noventa y tantos, ochenta y muchos… ¡En 1918!

No tenemos en Iturron la fuente de la eterna juventud pero se vivía hasta edades avanzadas.

Mito 2) Antes la medicina y el diagnóstico no estaban avanzados.

Bueno, ¿de qué morían los vecinos de Abaurrea Alta? Pues hay desde infartos o problemas de miocardio hasta senectud, raquitismo, bronconeumonía, carcinoma de duodeno..

Puedo decir que Rufino Elizondo y cía a mí me han enseñado medicina. Jugar a descifrar letras de palabras, comprar vocal o consonante en Google…
Se diagnosticaba y muy bien. 

No es que fuésemos el centro medicinal de Mesopotamia, pero se hacía un buen trabajo.  

Mito 3) Antes no se sabía escribir y el nivel educativo era muy pobre.

Bueno, pues a principios del S.XX puedo decir que, al menos en el precioso pueblo de Abaurrea Alta, sus vecinos, mayores y jóvenes, sabían lo suficiente como para firmar. Es cierto que hay algunas mujeres mayores que no saben, pero otras sí. La mayor parte de la gente sólo sabría escribir su nombre, de manera quizás algo tosca, aprendida tiempo atrás por imitación, ya que en ocasiones se olvidan de alguna de las letras.

Aunque habitualmente los testigos se repiten, he recopilado un montón de firmas de vecinos en aquellos años.

No es que fuésemos la Academia de Platón, pero en educación también andábamos bastante bien.



Después de consultar los índices del ayuntamiento que me interesan.. pues me atreví a pedir hora en el archivo diocesano. De casualidad me tropecé con el Archivo General de Navarra y menos mal que entré a preguntar… porque funcionan de una manera genial, mucho más sencilla de lo que había pensado.

La verdad es que en el Diocesano hay que pagar 1,50 la hora y pueden tardar meses en darte cita… pero siempre merecerá la pena. Tienen su fondo en Microfilm, por lo que consultar cualquier tomo te puede requerir un buen tiempico de manivela. Sólo tiene dos tamaños y aunque la luz de la diapositiva permite ver un montón de detalles que pasan desapercibidos en el papel o pergamino, otros caracteres que seguro son deducibles en el papel en el pantallón ese no hay quien los descifre. (Vale, no quiero retar a ningún epigrafista.. entendedme, que igual sí hay quien lo descifre, yo no.)

En el Diocesano hice lo contrario de lo que empecé a hacer en el de Abaurrea; en Abaurrea empecé por 1918, fecha en la que se entierra al último vecino en el Camposanto de la Parroquia San Pedro, y estoy yendo hacia atrás. En el Diocesano ví que tenían fondos desde 1594, y voy hacía adelante.

Pero el molón y gratuito es el archivo general.

Tengo por delante un pequeño trabajo de chinos pero estoy contenta y es adictivo.

Lo mismo te estás preguntando el por qué hago esto. Me apetece pasarme el rato ampliando la sección de vecinos a mansalva. Las estelas discoideas y otras piedras familiares del valle de Aezkoa dan bastante información también y no me esperaba encontrar tanto fondo escrito sobre aquellos años (S.XVI-S.XVII-S.XVIII) teniendo en cuenta que el archivo del Valle de Aezkoa quedó arruinado en la Guerra de la Convención.

Cómo comentaban el otro día en la presentación del Curso deHistoria Navarra de la Universidad de Navarra con Miriadax, es impresionante lo poco que conocemos de lo que pasa entre el SXVI y el SXIX cuando resulta que es la época más activa, bulliciosa y rica administrativamente..

Resulta que hace tiempo ya se juzgaba por malos tratos, y actuaba el fiscal de oficio. También se juzgaban desfalcos, robos y comisiones en b, asesinatos, violaciones, habladurías, pederastia, accidentes con el ganado, estafas, cultivos ilegales, desahucios, concursos de acreedores, pensiones…

Tenemos por un lado las rencillas entre vecinos, también a aezkoanos defendiendo sus fueros locales ante terceros, a aezkoanos defendiendo sus fueros locales ante el órgano administrador del reino de Navarra, a aezkoanos defendiendo sus fueros locales ante el órgano administrador del reino de España, a los municipios del valle pleiteando entre ellos y con sus vecinos, vamos, maravilloso todo. 

Lo malo es que es harto laborioso buscar y “recopilar” lo que hay. Si te animas a colaborar te explico, en un momentito “cómo sacarle provecho a una mañana en el AGN”.

Yo estoy centrándome en el ámbito local, teniendo muy en cuenta su extrarradio. Esto es, empiezo por Abaurrea Alta pero inevitablemente me voy a Abaurrea Baja, e inevitablemente también, a Garayoa, a Villanueva, a Aria, y a Jaurrieta… y a Ayechu, Burguete… Lo bonito es que sabes dónde empiezas pero no dónde acabas.

Luego está el rollo de los cambios de nombre de los lugares, y los despoblados y los repoblados..

Abaurrea Alta podría ser el pueblo de los 100 nombres; Aveurrea, Aeurrea, Abaurre, Aburrea, Castielnuevo… por ahí aparecerá el Juan del apellido JuandeAbaur.

Lo primero que necesitaríamos sería hacernos un “índice” y un “catálogo” de lo que tenemos para salsear en el archivo general.

Para ello, sólo hay que inscribirse cómo investigador y acceder a la sala. A la sala sólo puede pasarse con un lápiz y folios en blanco. Nada de bolígrafos, ni cuadernos, ni carpetas, ni cámaras de fotos, ni uesebeses, ni agua, hay taquillas que funcionan con un euro.

Yo no te recomendaría ir maquillad@ tampoco. Pero vamos, que cómo en esta primera mañana en el AGN no vas a tener que “consultar físicamente” ningún libro ni legajo tampoco pasa nada. Lo del papel, lápiz y nada de fotos-comida-bebida forma parte del reglamento.



No necesitas pedir una mesa, sólo pedir el ordenador.

Tienen unos cuantos y en ellos tienes el programa buscador del archivo. La chica de Sala te enseñará a usarlo sin dificultad. Hay un botoncito de “buscar” y ahí debes buscar ElPuebloQueTeInterese, acuérdate de pinchar para que figure en el encabezado y en la descripción, o algo así.

Te saldrá un listado de chorropocientas mil referencias y pinchando en cada una de ellas te saldrá la ficha a un lado de la pantalla. La ficha facilita los datos del registro, en dónde se encuentra, referencias para que lo encuentren de manera interna, de que recopilación judicial forma parte, el año, quien es el escribano, quienes son los actores principales y un pequeño resumen de extensión variable (que van del haiku al microcuento) con el suceso acontecido.

Parece muy técnico pero no lo es, no te asustes.

Bueno, ahora que tenemos nuestro listado de fichas y podemos revisar una por una de manera fácil y cómoda, queremos “guardarnos” esa información. Lo que yo llamo “recolectar salseos”.



El  programa es fantástico en cuanto a capacidad y rapidez pero no deja “seleccionar texto para copiarlo y pegarlo en un documento en el procesador de texto – Word”
No pasa nada.

Se abre un power point. (o dos power point, depende de cómo quieras organizarte) con un nuevo título. Yo me he hecho dos, uno para “salseos de abaurreanos por el mundo” y otro para “salseos locales”.

Vamos a poner, por ejemplo, que sólo tienes un power point abierto. Tienes el programa con tu búsqueda y las fichas abiertas, que se ven en pantalla. Pulsas el botón impr pant. Cambias al Power Point y haces Control+V (Pegar). Vas poniendo imagen sobre imagen todas las fichas para “mecanografiarlas” con tiempo y organizártelas cómo quieras, sin necesidad de ir al archivo ni de tener internet.

Antes de que cierren el archivo o te vayas, guardas los power point y los subes a “la nube” o te los auto-envías por correo electrónico.

El horario es de 8:30 a 14:30 de Lunes a Viernes, exceptuando el miércoles, que es de 8:30 a 18:00.

¿Te apetece colaborar y no sabes por dónde empezar? Aquí tienes unas cuantas “palabras clave” con las que te puedes divertir:

Aézcoa, Aezkoa, Aburrea, Abeurrea, Aueurrea, Aria, Garaioa, Garayoa, Aribe, Arive, Garralda, Orbara, Orbaiceta, Orbaizeta, Villanueva, Iriberri, Yriberri, Hiriberri, Jaurrieta, Escaroz, Espinal, Ochagavía, Roncesvalles…

Bueno, pues eso es lo que quería contarte antes de ayer, jueves, pero no me dio tiempo de entrar en el blog.


Espero que pronto veas los “salseos” colgados aquí (cuando los tenga un poco más ordenados). 

martes, 16 de enero de 2018

El Camachuelo (Pyrrhula pyrrhula)

Llevo unos días en los que se me acumula el trabajo (aún estando de vacaciones) y hoy me ha pasado algo maravilloso:

He encargado que me escriban la entrada del lunes (la número 500 de este blog)

Cuando he salido a dar una vuelta y mi madre me ha preguntado -¿te puedo ayudar en algo? le he dicho: -Pues sí. Escríbeme un artículo de 1.000 palabras sobre el camachuelo. Nada de copiar, tú lees la información en algún libro de los que tenemos en casa y también en internet y me escribes un artículo de mil palabras.

Y ahí le he dejado el recado. 

A media tarde le he preguntado cómo iba el artículo por whatsappy  me ha dicho que sólo había escrito 295 palabras y que lo tenía acabado..  me estaba engañando y al llegar a casa me he encontrado este precioso texto de 999 palabras que os copio a continuación. 

Cuando lo he leído me he sentido tremendamente orgullosa de mi adn mitocondrial, he descubierto que mi madre es una curadora de contenido de nivel. ¡Qué grande!. A ver si lográmos convencerla entre todos de escriba más artículos para este blog. 

Si tú también quieres escribir tu artículo y verlo publicado en este espacio puedes contactar por e-mail. ¡Un saludo! (Gracias, Mami 😊)

El Camachuelo (Pyrrhula pyrrhula)

Tienes más preciosas fotos como ésta y contenido sobre el camachuelo en el blog de Ricardo Peralta Ayala

     
      Hoy voy a describiros un bello pajarito que todas las mañanas, casi siempre a la misma hora, se acercaba hasta mi balcón para coger un trozo de pan húmedo que dejaba en el comedero rudimentario  que me había fabricado con una lata y unas cuerdas. A media mañana y cuando el sol empezaba a calentar, oía un gorjeo corto, suave y melancólico, que me avisaba que ya era la hora de su almuerzo. No lo podría describir como un verdadero canto pero era suficiente para llamar mi atención. Desde mi ventana le veía acercarse de la zona de San Miguel y posarse en el cerezo vetusto que me ha acompañado durante toda mi vida, y que, aunque nunca le he visto más de una docena de cerezas, nos daba una agradable sombra en los meses calurosos del verano y en cuya base poníamos una piscina de plástico que hacía las delicias de todos mis hermanos y de algún otro niño del pueblo.



Bueno, empiezo. ¿Por qué atrajo mi atención? Primero por su bello colorido. Después por su forma redondita y compacta y por último por su costumbre insistente y puntual en visitar mi balcón. Su coloración era inconfundible y llamativa: mejillas, garganta, pecho y vientre de color rojizo, cabeza, alas y cola negras con reflejos irisados, pico corto, fuerte, de color negro y el dorso de color azulado. ¿Cómo no fijarse en un pájaro tan llamativo?

Camachuelo macho, Foto de Thomas Thieme

        No fue difícil encontrar su nombre y apellido. Era el camachuelo común, Pyrrhula pyrrhula iberiae, del orden de los Passeriformes y de la familia de los Fringilidos. Los paseriformes son un gran grupo de aves que se conocen comúnmente como pájaros y a veces pájaros cantores. Según diversos autores, el éxito evolutivo de este orden se debe a  su poder de adaptación  a  diversos medios, a su capacidad para posarse en los árboles, huyendo de los depredadores con un vuelo rápido y ondulante, los usos de sus cantos, la complejidad y diversidad de sus nidos y su inteligencia. Dentro de este orden se encuentran las lavanderas, golondrinas, mirlos, carboneros, cuervos, grajos y el espabilado gorrión.

Mi asiduo y puntual visitante era un macho, pues las hembras no presentan la vistosidad del colorido de su pareja. Aunque mi observación atendía siempre al macho, no puedo dudar que en algún lugar cercano a mi casa, entre el arbolado denso de hoja caduca o los matorrales de mi querido monte San Miguel, estaría la hembra expectante entre las ramas, amparada por la vegetación, esperando la llegada de su camachuelo con el alimento cogido en mi comedero. Digo lo de “su camachuelo” porque las parejas en muchas ocasiones son para toda la vida. Es decir, son animales monógamos y parece que forman parejas estables a lo largo de las sucesivas estaciones.

Camachuelo hembra (¿Camachuela?), foto de Belén Menéndez Solar para Asturnatura

           
Uno de los momentos más delicados para el macho es la búsqueda del lugar adecuado para la construcción del nido. Debe ser un lugar alto, poco accesible, entre las densas ramas de los árboles o matorrales de boj, protegidos de las inclemencias del tiempo y de las miradas indiscretas o maliciosas. Una vez elegido el lugar, se lo presenta a su hembra y si da su visto bueno, el macho  delega en ella casi toda su construcción, aunque  mientras la hembra acarrea con hierbas, palitos, hojas, pelos de mamífero, plumas, para la base del nido y  raicillas o musgo para la copa donde depositará los huevos, su compañero la acompaña sin tomar parte en el trabajo, dedicándose tan sólo a custodiarla para que no escape con otro macho. Una vez construido el nido, con un diámetro de unos 10 cm y unos 5 cm de altura, ya puede llevarse a cabo la puesta.

La puesta se compone de 5 o 6 huevos pequeños, redondeados y de color azul pálido con manchas pardas, rojizas, grises o negras formando una corona en su extremo más grueso. Toda la incubación corre a cargo de la  madre. Pasados unos quince días nacen las crías, ciegas, recubiertas de un largo y espeso plumón de color gris. Como son incapaces de proveerse de alimento y necesitan del cuidado de sus progenitores, ambos miembros de la pareja alimentan con rebrotes, flores, semillas, bayas y algunas orugas a su hambrienta prole. Transcurridas algo más de dos semanas desde su nacimiento, los polluelos abandonan el nido, aunque aún dependerán de sus padres para la obtención de alimento, durante diez días más. En esta etapa crucial, es el macho quien se ocupa de la manutención de los jóvenes mientras se independizan, ya que la madre se entrega a la construcción de un nuevo nido que albergará una segunda cría.

Camachuelo juvenil, foto de NaturGucker

Aunque esta especie es capturada por pajareros y propietarios de huertos frutales, se apunta a la utilización de plaguicidas y la pérdida de hábitat adecuado como las principales amenazas de esta especie. El uso de insecticidas no sólo puede causar muerte directa, sino que puede afectar a la fertilidad de las poblaciones. Ya en 1962, (¡hace 55 años!) Rachel Carson  publica un libro titulado Primavera silenciosa donde advertía de los efectos perjudiciales de los pesticidas en el medio ambiente, contaminando el suelo, el agua, los alimentos, dejando yermos ríos, bosques y los jardines y el campo  silenciosos y sin pájaros. Aunque algunos científicos lo calificaron de fantasioso, se ha demostrado la veracidad de lo que se describe en sus páginas y en la actualidad es considerado uno de los 25 libros de divulgación científica más influyentes de todos los tiempos.

Pareja de Camachuelos, foto de Ana Mendes Do Carmo

Espero volver a ver a mi visitante la primavera siguiente, cuando los campos verdeen, las flores cubran los caminos y bordes de carretera y las hojas de boj cobren su brillo estival. Confío  que los insecticidas sistémicos, plato de veneno ofrecido a los insectos y a las aves, de la misma manera que la copa con un extracto de acónito ofrecida a Teseo, hijo primogénito de Egeo, rey de Atenas por la malvada hechicera Medea, no haya hecho sus estragos en las poblaciones de mi querido camachuelo.

Mª Dolores San Millán, madre y bióloga


Más sobre el Camachuelo

El Camachuelo en Aula en Red (Ibercaja)
El Camachuelo en El Nido de Xuan

domingo, 14 de enero de 2018

Elkondozkia - Abaurrea Alta

¡Hola! Hoy sábado te traigo un paseo corto y sin dificultad para realizar en Abaurrea Alta – Abaurregaina. 

Se trata de ir al alto de Elkondozkia , un fantástico lugar muy próximo al pueblo.


La ida y la vuelta, andando, se puede hacer en poco más de una hora, así que no tendrás excusa para evitar salir a andar y acercarte a Elkondozkia si visitas nuestro precioso pueblo.

Partiremos del crucero medieval que se encuentra saliendo del pueblo en dirección al valle de Salazar, muy cerquita del bar Pirineo



Avanzaremos por la carretera general dirección a Jaurrieta. Esta carretera suele ser tranquila, aún así recuerda que has de caminar por ella por su margen izquierda.





Continuamos hasta llegar a la Borda de Remondegi, un poco más adelante cruzando la carretera, veremos el sendero asfaltado junto a un enorme cartel de la obra pública que se hizo en este camino (se asfaltó un pequeño tramo, aunque sospecho que el cartel anunciador de obra costó más dinero que la obra realizada)



Avanzaremos por este camino que se encuentra entre dos pinares, si vamos en otoño, como fue mi caso, veremos multitud de piñas en el suelo.



Ignoraremos un pequeño senderito que surge a mano izquierda del camino y nos llevaría a un campo, nosotros continuaremos para llegar al alto, mirando de vez en cuando hacia atrás para disfrutar de lo bonita que se ve la sierra de Abodi. 



Pronto los pinos que hasta entonces nos daban sombra desaparecen para dar paso a los verdes y bastos campos de siembra y de pasto.





Hemos llegado al alto de Elkondozkia. Si miramos hacia la izquierda tenemos una panorámica siempre preciosa de los Pirineos y a la derecha más campos y el pueblo de Abaurrea Alta, pequeñito, a lo lejos.



Sospecho que se puede dar una vuelta circular pero no lo confirmé en su día, el camino se convierte en sendero y se adentra en un pequeño bosque que cuando fui estaba cerrado para el ganado.



El topónimo de Elkondozkia aparece cómo Elcondorquia en 1782, encontramos el camino de Elcondozquiabidea en 1783, en textos posteriores (1916) aparece el lugar de Elcondozquia que a partir de 1981 será Elkondozkia.

Desconozco su etimología (¡seguiré investigando!)



Y ahora que ya sabes llegar te contaré dos misterios que tenemos sin resolver que acontecieron en este lugar:

Según me cuenta un vecino, leyó un artículo sobre “Crímenes sin resolver en Navarra” en el que se contaba que a principios del S.XX apareció allí el cuerpo de un hombre desnudo y mutilado (castrado), este hombre malherido fue encontrado por un vecino que solía pasear por allí todas las tardes y aunque dio el aviso inmediatamente no lograron salvarle la vida y falleció. Se desconocen tanto la autoría del crimen como los motivos que lo desencadenaron y tampoco sabemos el nombre de la víctima.


Por otro lado, hace unos años, un vecino se encontraba arando el campo para sembrar patatas y de pronto vio que algo se le había quedado enganchado en la máquina. Al bajar para quitarlo se dio cuenta de que era una cinta de las que acompañan a las coronas de flores del tipo "tu familia no te olvida" (no ponía esto, el hombre no recuerda exactamente lo que ponía), también plantaron un rosal para recordar a alguien en la orilla del camino. El rosal aún sigue pero no tenemos idea de quien lo puso.




¿Estarán estos dos hechos relacionados? Parece raro, teniendo en cuenta que pasaron con casi 100 años de diferencia… 

Bueno, pues eso es todo lo que, por ahora, puedo contarte sobre Elkondozkia. Un paseo cortito ideal para cualquier hora. 
  
¡Se feliz!

jueves, 11 de enero de 2018

Aezkoa, una trilogía: Mendia, Elkartea, Eguna (1784 – 1976 – 2017)


Por fin ha visto la luz el libro que esperábamos para el Aezkoako Eguna del 2017. Está a la venta en comercios del valle (La gasolinera de Aribe, el bar de la plaza y la carnicería en Garralda, el bar Pirineo en Abaurregaina.. etc)

Su precio es de 25 Euros y es una gozada de libro, en la línea del libro de fotos de Garralda, de encuadernación parecida: Tapa dura, libro a color, un montón de páginas (unas 320), escrito con buen criterio y muy visual.


Redactado por José Etxegoien Juanarena (Xamarrena) y con colaboraciones de Angelines Munarriz, Fernando Espaza, José Luís Ubau, Isabel Elizagaray, Blanca Burusko, Juan Carlos Etxegoien, José Ángel Irigarai, Mikel Aoiz, Kiko Lako, Fermín Irigarai, Kontsesi Pedroarena, Blanca Iribarren, Pascuala Ilintxeta, Esperanza Lizoain, Blanca Carballo, Iñaki Camino, Miguel Angel Lorea, Mentxor Burusko y Pedro María Encaje, Pettan.

Podemos dividirlo en tres gruesos o capítulos centrales, uno que trata sobre la historia del valle Aézcoa desde 1735 hastaa 1982, en otro se nos explica cómo surgen en 1975 los primeros movimientos asamblearios, cuáles son los motivos de lucha en el valle y los inicios de la agrupación socio cultural del valle de Aezkoa. Por último tenemos un nutrido grupo de noticias, programas y fotografías de las diferentes ediciones del día del valle que se han celebrado.



Es un libro familiar, para leer y releer tranquilamente y despertar recuerdos. Aprender, conocer y entender la Aezkoa. (sí, a la Aezkoa hay que entenderla).  



Llevo tiempo escuchando rumores sobre la continuidad de la Asociación, de si se va a hacer más veces el Aezkoako Eguna… etabar.
Mi actitud suele ser siempre dar las cosas por sentado hasta que no se hace un comunicado oficial, esto es, no suelo creerme esas cosas. En la presentación que se hizo del libro en el bar Iruñazarra de Pamplona (para quienes no lo conozcan, son los mismos que los del hostal Aróstegi de Garayoa, así que es un refugio aezkoano en la capi, por eso nos alegramos tanto de todos los premios que recibe) desde la asociación nos comentaron que están en ese momento en el que se necesita pasar el relevo, que otros tiren del carro.
Seguir con el mismo enfoque pero con más energía e ilusión…

Es normal, lo natural es que con el tiempo uno acabe quemado, desgastado, muerto, disgustado, rebotado, sin tiempo, o con ganas de enfocarse en otra dirección. Espero con alegría y expectación ver hacia dónde se van desarrollando los acontecimientos convencida de que este libro moverá muchos sentimientos entre los vecinos de los nueve pueblos.



Os dejo un pequeño extracto (y prometo que no será el único trocito de libro que veáis en este blog) que sirve cómo cierre a esta pequeña review del libro.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



La montaña no es una mercancía, no está a la venta.

Siempre ha sido el último refugio de la civilización contra la barbarie.

Siempre ha sido acogedora para el hombre verdadero y no para el robot mecánico que algunos tienen interés en producir para satisfacer su propia vanidad.

La montaña regenera al hombre cómo las extensiones marinas. Y esa será su verdadera vocación en el próximo milenio. Todavía será necesaria la voluntad de salvar a los seres vivos de las altitudes y fijar, creando condiciones decorosas, a los montañeses pirenaicos en su prestigioso terruño.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



Datos técnicos

Aezkoa, una trilogía. Mendia, Elkartea, Eguna.
Álbum de crónicas aezkoanas: la lucha por su monte, la Asociación y el día del Valle.

José Etxegoien Juanarena
ISBN 978-84-697-5729-1

Cartoné, a color, 317 pags. 
PVP 25 Euros.

..............................................................................................................................

¿Tienes problemas para conseguir este y otros libros que hemos mencionado en este blog? (Historias de las Abaurreas, La Guerra de la convención en Aezkoa, Memorias de un Jabalí...) puedes enviarnos un mail e intentamos conseguírtelos. 


jueves, 4 de enero de 2018

Hitos del 2017 (parte 2/2)







6) Zatoya reabre sus puertas y exposición en el Ayunta

Por segundo año consecutivo participamos en las JEP (Jornadas Europeas de Patrimonio) que según dónde sean se celebran en una fecha u otra. La verdad es que muy bien, porque suelo tener miedo al estrés pero sabía que más atareada que el año pasado no iba a estar. (En eso consiste coger rodaje: en enfrentarte a situaciones nuevas, pequeños retos y superarlos). 

De nuevo me ayudaron, y fue muy divertido que me llamara tanta gente para reservar y contestar correos diariamente. Recuerdo con cariño mis años de pizzera del Pizza Hut y esto era parecido

Sólo se me olvidó recordarle a una persona que trajese linterna (cosa, por otra parte lógica, cuando se visita una cueva) pero con la de linternas que había creo que todos estuvimos a gusto.


Muchas personas nos agradecieron personalmente la experiencia y guardo cariño de la gente que conocimos esos días.

También estuve más tranquila con las horas de apertura y cierre del Museo, pues aunque constaté el hecho de que a algunos vecinos de Abaurrea y alrededores les da por venir JUSTO esos días (¡Que abro casi todos los días de Marzo a Diciembre, coñe!) Me lo tomé con tranquilidad, y de nuevo se repitió la sensación del año pasado de “ostrás, he pasado toda la mañana con los mismos 7 desconocidos”.

 Un saludo desde aquí a la chiquita enfermera de Salazar que trabajaba en Bilbao y su cuadrilla, a las chicas de Pamplona amigas de Paco, al matrimonio de Auritz…


La idea era abrir otro día para los del “día a día” en el pueblo, un miércoles cualquiera que yo tengo fiesta… (tenía, incluso, las invitaciones impresas)  pero al final por esperar a la Desi, a la Jarli y al Baraka (que no son chonis ni vecinos del pueblo, son variedades de patatas) se fue retrasando, se nos juntaron puentes y nieves.. y se acabó el plazo para hacerlo. 

En fin, lo siento mucho, a ver si en el 2018…



Pero lo dicho, vino gente (que era de lo que se trataba) y la exposición estuvo “movida”.. tan movida que se movió hasta el cole de Garralda (sí.. justo cuando estaba deseando pegarme una panzada de dormir tocaba salir on tour)

Nos lo pasamos genial en Garralda, conociendo el cole por dentro (¡qué bonita la virgen/madre-con-niño de José Rota!), y a la chavalería sana y guapa que tenemos en Aezkoa.




7)  1000 seguidores y 1000 visitantes

Este año también he celebrado los mil seguidores en twitter y he atendido a los visitantes 1000 del museo

Es una pasada ver tantas caras diferentes sin moverte de lugar.. mi día a día es conocer gente encantadora, de vacaciones, que viene de buen rollo. Gente diversa, pero con un denominador común: me caen genial. No os voy a engañar, desde que empecé a trabajar detecté que, en un mal día, aún pareciendo rancios al principio… igual al principio alguno me caía mal... pero esos también me ganan el corazón en la segunda o tercera parada.. hay “puntos” en la visita guiada que son claves.. y ¡que os voy a decir! TODOS los que venís al Museo de Estelas sois geniales



Os he fichado, con algunos me maileo, con otros charlo por las redes sociales.. con otros aprendo y me intercambio bibliografía..

Sois la caña.

Este año una familia de Alcalá (de las dos que venían en el mismo grupo) se llevó una maceta con violetas (y una miniseta que había salido en la bolsa de tierra), un imán conmemorativo y una pegatina.

Se fueron contentísimos y “flipando” por la sorpresa. Tardarán tiempo en olvidarse de Hilarriak (Museo de Estelas de Abaurregaina). Yo no les olvidaré.

Quizás no te diga mucho el número 1000.. pero si tenemos en cuenta que es 10 veces la población del pueblo… pues es SUPER (si te aburres, puedes calcular la población de París por 10 y ver los visitantes que tiene el Louvre, o lo mismo con Madrid y El Prado, o Nueva York y el… -ya me entiendes) Pues imagínate una cuenta de twitter con tantos seguidores y un museo que reciba tantos visitantes.

MUY GUAY.  Dos momentazos de este año.



8)  Conozco a mis ídolos en Lizoain.

Pues fue otra aventura para la que salgo de mi zona de confort y ya sabía que iba a ir sí o sí. Estuve atenta a la inauguración de la exposición sobre estelas discoideas en Lizoain del grupo Elizar

A Charo y Felix les atendí en 2016 y ya estábamos en contacto, lo malo es que la abrieron cuando yo ya no podía ir… 
Sabía que estaban salseando para hacer unas jornadas, o unas charlas.. 
Quería ir porque me habían dicho algunos nombres de los invitados :D 
Sí o sí. 
Aún cogiéndome un taxi. Pensaba ir.



Lo malo es que coincidió con las JEP. Pero vaya. Que pensaba ir sí o sí.

¡Imaginaros la alegría cuando me proponen participar en la charla!

Me dio apuro pedir el taxi, me dio apuro aceptar la comida a la que me invitaban, me dio apuro estar entre mis ídolos como una gruppye contenida. 



Me lo pasé genial, conocí a gente estupenda, me reencontré con uno de mis mejores amigos, disfruté de la compañía y puse cara a mucha gente a la que he leído.

Muy bonito y emotivo. 

Lo que expuse allí sobre el ejemplo de la puesta en valor del patrimonio en un entorno rural es, en líneas generales, lo mismo que expuse en San Vicente pero con imágenes proyectadas en una iglesia. (En Sanvi con la revista Conocer Navarra y con un atril-podio en el bar del pueblo, más informal pero igual de emotivo), cuando tenga tiempo pensaba ponerlo en Apuntes de Museología.

Es genial juntarte con gente parecida a ti o que tiene tus mismos referentes.. recordaré con cariño la experiencia y espero que sigamos haciendo cosas juntos.



9) Hilarriak tiene su lugar en la galaxia dentro de Perseo 2

Me fui a Pamplona a apadrinar un arbusto.

Sí, sé que suena raro. Apadrinar un arbusto. Ni un niño, ni un árbol, ni un compañero de terapia. Apadrinar un arbusto.



Me enteré de la iniciativa por mi amiga Sandra (de quien ya os hablé en la entrada de cuentas twitter).

En Pamplona, junto al Planetario (en el parque Yamaguchi / Tamagochi), donde los cines Golem, han hecho un “jardín de la Galaxia”. Esto es, un pequeño jardín que tiene la forma que se cree tiene nuestra galaxia, lade la vía láctea, y está puesto a escala utilizando zonas de plantación.  El centro de nuestra galaxia es un super agujero negro que escupe electrones a mansalva hacia el universo que se representa en el jardín con una fuente (capaz, espero, de expulsar agua a gran altura, nosotras vimos una mierda de chorrito)


Bueno, pues el caso es que abrieron un sistema de apadrinamiento dirigido a entidades sociales, grupos, organizaciones sin ánimo de lucro, coles… y pensé en apadrinar o amadrinar uno en nombre de Turismo Abaurrea. Cómo lo de Turismo quedaba raro me llamaron para preguntar si podía poner otro así que puse el del Museo.

Aunque podíamos ir hasta cinco personas eran malas fechas y sólo vino Sandri en representación a mis visitantes y amigos en twitter. (¡Qué pena no poder conocer a los de GanNik ni a Navarra Capital!)


Me lo pasé genial, todos nos lo pasamos genial. 


Estábamos muy tontorrones sacando fotos a nuestros arbustos y dejándonos fotografiar para la posteridad por el Pamplonetario.


Todos, trabajadores incluidos, nos divertimos un montón.



El arbusto de Hilarriak es una Aucuba Japónica cómo las que, en teoría, tenía que haber en nuestro Jardín/Museo/Laberinto/Cementerio pero o no han aguantado o no se llegaron a poner. 

Tiene las hojas color verde claro con motitas blancas y cuando me pase por Pamplona iré a cuidarlo.


10) Inocentada 2017

Cuando ví que el 28 de diciembre tocaba entrada (por caer en lunes, jueves o sábado) me puse a pensar en la inocentada de este año… la cosa estaba difícil, después del Paraguas Extraordinario y del Teleférico de San Miguel había mucho nivel…

Se me ocurrió contaros que dejaba el blog para ser CM (comunity manager) de un pueblo andaluz (barajaba también Finlandia pero pensé que entonces lo mismo no colaba, aunque suomalainen on arvokas kieli)… jajaja.

Fíjate que mala soy que te iba a dejar sin el último capítulo de la chansón de Roldán, sin más arqueología del zatoya, con las actas de defunción de 1912 a medias, sin el Rincón del Museo, sin la segunda parte de las cuentas twitter parano perderte nada de lo que pasa en este trozo del Pirineo..mala malísima. 

..Y tan mala soy que no sólo iba a dejar de postear, iba a BORRAR todo. 👿

Me lo pasé muy bien viendo cuantos caíais (se la colé, incluso, a mi aita!), leyendo todos los comentarios, contestando correos, mensajes que me llegaban de diferentes sitios… 

También me dieron penita algunos que nada más anunciar el cierre se pusieron a entrar en aquellas entradas que querían “guardarse” en capturas de pantalla, en Word…

Pobrecinos

Muahahahaha

Y la cosa no quedó en el 28, porque el 29 y el 30 (antes de colgar la entrada del sábado) aún estaba contestando mensajes.

Creo que todos se lo tomaron bien, o al menos ponían caritas cómo que se lo tomaban bien.. 😂😌 Si te ha sentado mal no pasa nada, puedo invitarte a ver el Paraguas Extraordinario del Thyssen y después podemos comentar la obra subidos al teleférico de Aribe mientras tiro este blog desde la cabina.

O:}

Bueno, pues creo que eso han sido los 10 hitos del 2017.. hay muchos más momentazos entrañables pero si me quiero quedar en 10 lo dejo aquí.

 ¡Qué buen año ha sido este 2017!

 Con que el 2018 sea un poquito parecido me conformo y lo agradezco.


Veremos que nos depara.