martes, 19 de junio de 2018

Sobre José Rota




     Bueno, pues esta entrada estaba prevista para el 2 de Julio. ¿Y qué andaba haciendo yo este dos de Julio del 2018?  Pues acabando de anotar “ideas locas” o propósitos de año nuevo y cementenario para el museo-cementerio-laberinto.

Un 2 de Julio de 1918, hace 100 años, nacía en Garralda José Rota.

Yo no tengo recuerdo de él, seguramente no le haya conocido y es un poco raro escribir sobre una persona a la que no conociste cuando hay tantos que tuvieron esa suerte y que podrían hablar de él con más fortuna de lo que lo haré yo. Con un cariño y recuerdo que a mí me es imposible escribir.

Pero bueno..si tú sí que le conociste puedes comentar debajo.  :) 

Esta entrada es el enlace al que lleva un código QR del museo, es uno de esos textos que escribo para plasmar el discurso museístico y que me hacen de soporte para contaros cosas como “¿Qué es una Estela Discoidea? ¿Cómo era el proceso de cantería? ¿Qué tipos de motivos vemos en las de Abaurrea Alta? ¿Cómo las interpretamos?”

Hoy vengo a contaros, queridos visitantes de nuestro Museo-Cementerio-Laberinto Abaurregainako Hilarriak…..  

(Tatachaaaaaaaaaannnnnn)

Que El motivo por el que ha pervivido y se ha recuperado el uso de la estela discoidea en gran parte del pirineo navarro ha sido nuestro vecino José Rota.



José, como te dije al principio, nace en Garralda (Valle de Aezkoa) un 2 de Julio de 1918 es hijo de un molinero y desde pequeño está acostumbrado a picar la piedra. 

Fue un artesano que nos ha dejado un gran legado artístico y humano.

En cuanto a sus obras en madera y piedra, contarte que se componen de imaginería religiosa y también paisajes culturales (vecinos de romería, pastores, músicos…)

Tallando madera, una foto cedida por la familia para el libro de "José Rota - Aezkoa" de Xabi Otero.

Este artesano de Aezkoa siente un fuerte apego a su tierra y sus tradiciones, motivo que le llevará a interesarse por las piedras de fachada, la grafía vasca y las estelas discoideas.
 
Como es normal en estos pueblos, complementaba su trabajo de artesano con la agricultura y ganadería de autoconsumo.

Él mismo cuenta, con esa forma de hablar tan dulce y tan nuestra, que su carrera como cantero despegó notoriamente en 1965 cuando le encargaron, a través de unos amigos que tenían una tienda de imagenería religiosa en Pamplona, una virgen de piedra para un monte situado en la India.  
Aquél fue un encargo extraordinario (¿No sería genial ir a la India sólo para verla? ¡sería fantástico que nos mandasen la foto!).

También narra -en el documental que os dejo más abajo- como dos mujeres le comentan que no les gusta lo que se está poniendo en el cementerio nuevo de Burguete y él les muestra “lo que antes se ponía aquí a la cabeza de la sepultura", esto es, una estela discoidal. 

Como es un tema delicado hace unas replicas en cartón que ponen allí para ver el resultado, una prueba para comprobar si este tipo de monumento les parecía más acorde al sentir, y si era el apropiado para indicar el lugar de la persona que nos falta, para indicar el lugar de cuando faltemos nosotros.

Aquello gusta y deciden que ese ha de ser el tipo de monumento funerario que se ponga en el cementerio de Burguete. En este cementerio podemos ver 62 de sus estelas.

Cementerio de Burguete, ganador del premio nacional de Cementerios del año 2014, foto tomada de la Revista Adiós

José hizo muchas estelas para el cementerio de Burguete pero también para otros pueblos del Pirineo Navarro. Solía firmarlas en el pie (una zona discreta que puede quedar bajo la tierra) como ROTA. 

Se inspiró principalmente en el estilo de las recogidas por Luis Colás, en ellas se combina el nombre del difunto o la casa y también herramientas y útiles de oficios, adaptándose a los nuevos gustos (poner más texto, usar la orla del disco, decorar el pie..) pero con un estilo siempre tradicional.

Algunas estelas realizadas por Rota que podemos encontrar en los cementerios de este valle, imágenes de Xabi Otero


Podéis ver sus estelas en prácticamente todos los cementerios del Valle de Aezkoa y gran parte de los de Arce y Salazar.

José consiguió en varios lugares se apreciaran y continuasen usando las estelas medievales y tardo medievales para indicar el lugar que cada casa posee en el cementerio, pues ya no desentonaban tanto con el aspecto general del cementerio.

Por último, en cuanto a su legado artístico, señalar que "un bien es considerado patrimonio cuando se cumplen 100 años desde su creación" y las estelas discoidales se encuentran amparadas por la ley de Patrimonio Inventariable de Navarra. 

Este año se han cumplido 100 años desde el nacimiento de este artesano de Garralda y en unas décadas sus estelas ya estarán amparadas por una ley que obliga a inventariarlas (registrar que existen). Por ello te animo a que si en tus viajes encuentras alguna estela hecha por José Rota le saques una foto y me lo hagas saber, cuanto más les facilitemos el trabajo a los investigadores del futuro mejor.

Una estela aún sin acabar en el taller de José Rota. Foto de Xabi Otero

Su legado humano y cultural fue infinitamente mayor que el artístico
, personalmente no estoy capacitada para hablar de ello pero puedo transmitir lo que me han contado y por qué afirmo esto: 

"Era una persona excepcional, humilde, llana, y un excelente orador lleno de conocimiento y saberes. En su taller se improvisaban lo que hoy llamaríamos “tertulias culturales” y acudían a su casa jóvenes tallistas y canteros que aprenderían de él no sólo cuestiones técnicas si no también etnográficas y morales, de esas que te hacen mejor persona."

💁 👇 👇 👇
Para saber más 




No hay comentarios:

Publicar un comentario