vista

vista

Páginas

lunes, 19 de enero de 2015

El Sapo común

El Sapo común, Escuerzo, Bufo Bufo, Apo arrunta es el anuro de mayor distribución paleártica, pues habita desde el norte de áfrica hasta el círculo polar ártico pasando por Europa. 

No lo encontraremos ni en las Islas Baleares ni en Canarias, tampoco en Irlanda ni en las islas del Mediterráneo. 

Vive a todas altitudes, desde el nivel del mar hasta los 2.600 metros en los Pirineos

El único requisito para su presencia parece ser que sus lugares de reproducción tengan aguas quietas o lentas, preferentemente permanentes y con vegetación. Puede hallarse en embalses, ríos, arroyos remansados, charcas y lagunas glaciares. 



Ocupa todo tipo de hábitats, desde bosques caducifolios o de coníferas a zonas abiertas o de matorral, medios naturales o cultivados e incluso urbanos cómo jardines o parques. 

Este sapo parece conservar buenas poblaciones en el norte de Iberia y en las montañas mientras que esta en regresión lenta y constante en las zonas más secas de la península, especialmente en zonas cerealistas y el litoral levantino. 

Se enfrenta a la disminución de los medios acuáticos, a la desertificación progresiva, a la destrucción y modificación de los hábitats donde vive o se reproduce (destrucción, alteración o contaminación de los medios acuáticos por fitosanitarios o vertidos, selvicultura intensiva y repoblaciones forestales, modificación de sus zonas de migración, persecución directa por el hombre por aversión, atropellos masivos en puntos negros de carreteras, aumento de la radiación ultravioleta....) 


El convenio de Berna lo incluye dentro del Anexo III cómo especie Protegida pero en el resto de documentos (catálogo nacional de especies amenazadas, real decreto sobre hábitats, libro rojo de vertebrados...) no se le da un tratamiento especial por llamarse Sapo Común

En el imaginario popular han sido animales amigos y vinculados a las Brujas

En Abaurrea Alta es fácil encontrarlos, pasean por las calles en plena actividad nocturna. 

En la edad media a los habitantes de Jaurrieta se les conocía en modo despectivo cómo Sapos y es que, en el Zatoya, hay una población más que interesante de estos anfibios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario