vista

vista

Páginas

lunes, 19 de octubre de 2015

Sorginzubi




FOTO 1
Os he contado que en la zona del río Zatoya existe una cueva junto a la carretera en la que encontraron un importante yacimiento de cazadores de la antigüedad, esta cueva, hoy cerrada al público, desencadenó una serie de leyendas sobre brujas que devoraban personas. Muy cerca, bajo lo que hoy es el puente que atraviesa la carretera, encontramos otra cueva, también con leyenda de brujas, en este caso se trata del puente o túnel que utilizaban para ir de la Aezkoa a Salazar y viceversa. 

FOTO 2


FOTO 3
Os mentiría si os dijera que el camino para llegar es evidente y fácil pero os puedo asegurar que merece la pena, desde Abaurrea Alta llegaremos en algo menos de una hora

Salimos por la carretera general dirección a Jaurrieta, (foto 1) veremos varios caminos que salen a mano derecha y van a parar a algunos campos y bordas. Debemos avanzar hasta ver, también a mano derecha, uno que baja y está hecho de escoria y tierra batida. (foto 2) 

Bajamos por el sendero cubierto de pinos y avellanos que nos dan sombra, en este tramo podemos encontrar bastantes endrinos, matas de zarzamora y algún arbolillo de basaka aislado. (foto 3) 

Pronto el camino de tierra se convierte en un sendero lo suficientemente ancho para que pase un tractor. (foto 4) Veremos algunos pinos derribados, y entre los claros de los árboles un paisaje verde y frondoso característico de estos valles. 

FOTO 4
Este paseo es ideal para hacerlo en días de calor y bochorno, ya que la mayor parte del camino, quitando quizás el trozo que hicimos por carretera, transcurre a la sombra en atmósfera fresca. 

Al terminar la bajada, nos encontramos de lleno con un amplio campo. (foto 5) Por la zona baja del mismo transcurre el río Zatoya y, al menos cuando pasé yo, un vecino había aprovechado un trozo de la ribera para poner una estupenda huerta. 

Para llegar a la cueva, para que os hagáis a la idea, hay que seguir el cauce del río en dirección al merendero por esta zona, hasta hallar un punto en el que el río se filtra en el suelo y avanzar por el cauce seco. 

Es decir, en esta campa podríamos bajar y avanzar dejando el río a nuestra mano derecha tanto como nos sea posible, pero este camino no os puedo asegurar que esté transitable. Yo avancé por un sendero bastante cubierto que, según llegamos a la campa, nos quedará a mano izquierda, en la zona superior. (foto 6)

FOTO 5

FOTO 6
Os avisé en nuestra entrada del otoño que este invierno las nieves habían derribado bastantes árboles, en este tramo lo veremos muy de cerca, ya que en alguna ocasión deberemos pasar por árboles que nos cierran el paso jugando al limbo (foto 7). 

FOTO 7
Se me olvidó comentaros que es importante llevar ropa gruesa, porque habrá que atravesar maleza y zarzas. 

Bueno, ya no hay camino, hay matas y más matas, avanzando por ellas hacia adelante y hacia nuestra derecha llegaremos al río, a un cartel abandonado que prohíbe verter basuras y en un entorno tan apartado resulta casi cómico. 

Aquí todo esta cubierto de helechos y plantas aromáticas, seguiremos un poco el cauce del río (recordad que este nos queda siempre a la derecha) y enseguida veremos como desaparece para dar lugar a un sendero de cantos rodados. (foto 8)

Es un tramo precioso entre dos masas forestales cuyo aspecto adoquinado no dejará indiferente a nadie. 

FOTO 8

FOTO 9
FOTO 10

Unos metros más adelante, sin necesidad de salirnos del camino, veremos la entrada a Sorginzubi, la cueva de abajo del Zatoya. (fotos 11, 12 y 13) 

FOTO 11

FOTO 12
Se trata de una gran cavidad que tiene un tramo hacia la mitad cubierto de agua, para atravesar este tramo es necesario llevar puestas unas katiuskas y ropa impermeable. Existe otra bajada, ya en el lado salacenco, que llega a esta misma cueva por su otro extremo. 
FOTO 13
Pues hasta aquí llegamos con este bonito y recomendable paseo.  ¡Nos leemos el jueves! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario