sábado, 24 de noviembre de 2018

El ajedrez de Carlomagno, una joya de Roncesvalles


Hola, hoy te traigo una entrada un poco especial, en el que pretendo resaltar el valor que tiene una pieza muy especial que encontraremos bien custodiada en el Museo de Roncesvalles.

Hace unos días atendí en el Museo de Estelas a una familia; eran un matrimonio con un par de chavales (chaval y chavala) de 15 y 17 años que se pensaron mucho si entrar al ver el cartel en el que están puestas las tarifas (3 Euros persona, menores de 12 años gratis). Después de un pequeño debate entre ellos.. decidieron entrar, todo en orden, les hice la visita guiada y les gustó.. pero al irse me dejaron un poco así, porque cuando me contaban que les había encantado, y que se lo habían pasado en grande, uno de los adultos dijo (literalmente) “pues de verdad que ha merecido la pena, no como la estafa que nos han hecho hoy en Roncesvalles, que nos han cobrado lo mismo para ver sólo una piedra así aburrida, donde está enterrado el rey ese” fue todo un aprieto, pues me tocaba llevarles la contraria.. y para llevar la contraria a un cliente se necesita mucho arte.. una parte de mi me decía eso de “cállate y asiente, que dicen que se lo han pasado bien aquí” pero la otra aún estaba escandalizada por la experiencia que habían vivido en Roncesvalles ¡En Roncesvalles!

-Bueno, sí.. la tumba de Sancho el Fuerte ¡qué pasada de vidriera! ¿verdad?
-Si, bueno, pero es que sólo era una sala…
-¿No visteis el Museo? Merece mucho la pena
-¿Si?
-¡Si! Tienen un damero-relicario que es una auténtica pasada, el ajedrez de Carlomagno lo llaman.
-¿Si? Pues no.. no vimos nada de eso, a ver si nos da tiempo de volver antes de irnos.. ¿dices que merece la pena?

Desconozco si volvieron, pero supe que hice bien en recomendarlo.

Bueno, pues después de esta pequeña anécdota que justifica este artículo te traigo hasta el blog de turismo abaurrea una de las piezas que puedes ver en aquel museo… ta ta chaaaannn…


EL AJEDREZ DE CARLOMAGNO

Se encuentra a tan sólo 23,5 kms del Museo de Estelas de Abaurregaina, en el Museo de Roncesvalles.

La leyenda cuenta que el emperador estaba jugando sobre él (quizás, con las fichas de Marfil actualmente expuestas en la Biblioteca Nacional de Francia, en París) cuando escuchó el olifante de Roldánque anunciaba el fatal desenlace de la batalla de Roncesvalles.

Mitos aparte, se trata de un relicario fabricado en madera de nogal forrada de plata labrada y plata cubierta de esmaltes translúcidos a modo de damero o casillero en el que se alternan las casillas esmaltadas y las que conservan reliquias de santos protegidas por pequeños cuarzos, ocultos a la vista, salvo uno que reza “lignum crucis”, esto es, una astilla de la madera de la cruz en el que cristo fue crucificado.



De gran calidad artística, podemos apreciar una obra iconográfica ordenada a partir del cuadro central ocupado por el Cristo de las Llagas, que se asocia en el periodo gótico con el Juicio Final, este viene rodeado por la Virgen y San Juan y por Ángeles que portan el Arma Christi (los instrumentos de la pasión),

Este damero porta la marca de MOP y nos revela que el relicario fue realizado en Montpelier y probablemente a mediadios del X.IV ya que sus esmaltes tienes las técnicas y rasgos de los esmaltes de la escuela Midi (averiguaré cuales son estos rasgos..)

Al no tener señal alguna del platero (exigida en las ordenanzas desde 1.355) nos orienta para datarlo antes de ese año.

Foto extraída de la web del Museo de Roncesvalles

Respecto a su leyenda.. es muy probable que no se haya utilizado jamás como tablero de ajedrez ya que no es un cuadrado, si no un rectángulo, con un número impar de casillas, esto es, de 9 x 7.

Vamos a ver el damero, casilla a casilla, gracias a este esquema que he encontrado en el libro “Roncesvalles, Hospital y santurario en el Camino de Santiago” de la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra, escrito por Javier Martínez Aguirre, Leopoldo Gil y Merceder Orbe (puedes comprarlo aquí)



Las Casillas naranjas (7, 11, 24 y 27) están destinadas a la representación de varios evangelistas. En el 7 el ángel de San Mateo, en el 11, el águila representación de San Juan Evangelista, en la 24 el león alado representativo de San Marcos y en el 27 el toro alado de San Lucas.



Las marrones representan a un grupo de profetas, en una de ellas (1) vemos al rey David con otro personaje que porta un gorro judío.



La roja, en el cuadro central, representa a Jesucristo, el Cristo de las Llagas, que como hemos mencionado en algunos periodos se vincula al juicio final.

Las marrones oscuro, en la parte inferior del tablero, se destinan para representar la escena de la resurrección de los muertos en el juicio final, en esta escena se destaca un obispo resucitado (25) y un rey resucitado (26), el resto son algunos esqueletos y otras figuras humanas con atuendo propio del ámbito eclesiástico. 


El color morado corresponde a las figuras de los santos. (2) San Juan Bautista, (4) Virgen María, (5) un obispo, (15) María, (mal puesto 17, sería el 7) Angel de San Mateo, (6) San Pablo, y (30) La lapidación de San Esteban.


El color gris se destina a los casilleros ocupados por Santas. (8) Santa Catalina, (9) Santa Margarita de Antioquia con el dragón, y (10) Santa María Magdalena.



En azul claro, flanqueando los dos extremos horizontales del tablero, los apóstoles: (6) San Pablo con su espada, (17) San Juan Evangelista con la palma, (19) San Bartolomé portando un cuchillo, (28) San Andrés con la clásica cruz, (12) San Pedro, (18) Santiago el Mayor, vestido de peregrino y (29) San Judas Tadeo con la maza.




En azul más oscuro, los ángeles: (3) Arcangel San Grabriel. (13, 14, 21 y 22, con casillero mitad azul mitad naranja) serían Ángeles portando el Arma Christi, esto es, los objetos de la pasión de cristo: 13 un ángel con cruz, 14 un ángel con corona de espinas, 21 un ángel con clavos y 22 un ángel portando una lanza. Los ángeles trompeteros (representados en el esquema con casillero mitad amarillo mitad azul) el 20 y el 23. Y por último, los ángeles serafines, cuyo color de casillero se corresponde mitad verde mitad azul.



Como puedes ver, además de las reliquias que pueda contener en su interior bajo los cuarzos, este damero es una obra de orfebrería única, de gran calidad y es sólo uno de los muchos objetos que puedes ver en el genial Museo de Roncesvalles, a tan sólo 23 kms y poco de nuestro Museo de Estelas, así que se trata de otra visita indispensable si te vienes a vernos.
Y eso es todo por hoy ¡pásalo bien!.

………………….



Si te ha gustado esta entrada te puede interesar..







No hay comentarios:

Publicar un comentario